NÚMERO NUEVE EN LA LISTA POR MADRID

Mariano Muniesa, el doctor en heavy metal que pone su melena al servicio de Podemos

En otras campañas ha organizado conciertos de heavy en apoyo a Podemos y reconoce que uno de sus objetivos es movilizar el voto de los seguidores de esta música

Foto: Mariano Muniesa.
Mariano Muniesa.

La divulgación del heavy metal y la música rock en España tiene un nombre propio: Mariano Muniesa (Madrid, 1967). Este periodista musical, "inconformista, crítico en el sentido más genérico del término, apasionado por el rock e inquieto por otras muchas cosas", es un referente para varias generaciones de metaleros que difícilmente podrían imaginárselo sentado en un escaño del Congreso con su melena de rigor y sus características camisetas de los Rolling Stones, su grupo fetiche, al que ha visto en directo en más de una treintena de ocasiones. Casi tantas como los libros de música —y algún ensayo político— que lleva publicados en su extensa carrera, que ha compaginado con labores de editor y director de revistas musicales, presentador de programas en radio y televisión y, en definitiva, dinamizador de la música y cultura rock.

Desde su juventud no había militado en ninguna formación política, concretamente desde que se autodisolvió en 1992 el PCE (m-l), una escisión enfrentada a la vía eurocomunista de Carrillo, muy activa en la lucha antifranquista. Cuando apareció Podemos, a Muniesa comenzó a tocarle "su lenguaje novedoso, cercano a la gente, con propuestas de verdad que iban a la raíz de los problemas y sin hipotecas. Me generó ilusión y me dije que merecía la pena colaborar". De eso hace casi cinco años y ahora concurrirá en las listas de Unidas Podemos por Madrid. Ocupará el puesto número nueve. Actualmente, la formación cuenta con ocho escaños en el Congreso y según el CIS preelectoral su representación en estos comicios se reduciría a entre seis y siete diputados por esta circunscripción.

Muy activo en el círculo sectorial de cultura de la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar lo incluyó en el área de cultura de la dirección autonómica del partido. En la primera sede social del partido, La Morada, ha organizado diversas actividades, desde ferias del disco hasta eventos para visibilizar la obra de mujeres escritoras. No pasa desapercibido por su hiperactividad, pero también lo caracteriza su optimismo.

"Estoy seguro de que sacaremos buenos resultados, mínimo para articular una mayoría reeditando el espíritu de la moción de censura", asegura, tras admitir el "desgaste en Madrid, que no a nivel estatal" por la crisis interna tras la escisión liderada por Íñigo Errejón y la posterior dimisión de Ramón Espinar. Un contexto que obligó a reorganizarse casi desde cero, dice, pero que no ha restado ganas y "todavía queda campaña por delante para explicar nuestro programa".

En otras campañas ha organizado conciertos de heavy en apoyo a Podemos y reconoce que uno de sus objetivos es movilizar el voto de los seguidores de esta música, entre quienes predominaría cierto apartidismo. "Es un mundo heterogéneo", aunque matiza que "sí es verdad que hay la creencia extendida de que todos los partidos son iguales o incluso de que no nos afecta directamente la política". En estas elecciones, subraya, "no se trata solo de ejercer el derecho de voto, sino que es un deber cívico, porque el motivo por el que ganó en Andalucía el tripartido (PP, Ciudadanos, Vox) fue que hubo un 40% de abstención, la mejor herramienta para dejar el camino libre a la derecha. Por eso es tan importante acudir a votar en estas elecciones del 28-A y devolver derechos económicos y sociales a la gente".

"Estoy seguro de que sacaremos buenos resultados, mínimo para articular una mayoría reeditando el espíritu de la moción de censura"

En su carta de presentación como candidato en las primarias para las elecciones generales, se comprometía a "tratar de aportar a la política de nuestro partido en una institución como el Congreso una visión nueva que cuente con la cultura como uno de los motores fundamentales para impulsar ese cambio y apoyar la labor de los compañeros y compañeras de Podemos en todos los ámbitos". Su salto a la primera línea política no fue por iniciativa propia, sino que fue la dirección quien lo animó.

"Me llamaron cuando se estaban configurando las listas y me lo propusieron porque dijeron que les gustaría incorporarme, por ser un perfil novedoso que podría conectar con cierto electorado que normalmente no está interesado en la política", relata. Aceptó el reto y ahora divide su tiempo entre sus dos pasiones: su trabajo como periodista musical y la política.

Muniesa ha utilizado su altavoz como crítico musical para defender la libertad de expresión de los artistas, que considera cada vez más "agredida". Lamenta también que, en general, "la cultura está muy maltratada en este país", y dice que si sale elegido diputado trabajará para desarrollar el estatuto del artista y del trabajador de la cultura que se aprobó la pasada legislatura. Otro de sus frentes es la memoria histórica, sobre la que ha escrito y reivindicado que "no se circunscriba solo al periodo de la Guerra Civil y el franquismo, sino también a la Transición y los primeros años de la democracia, durante los que hubo una represión enorme". Fruto de este compromiso cuenta entre su extensa bibliografía con la obra 'FRAP, memoria oral de la resistencia antifranquista' (Cuarentena), en la que recoge diversos testimonios directos de la lucha antifranquista en las décadas de los sesenta y setenta.

Otro de sus frentes es la memoria histórica, sobre la que ha escrito y reivindicado que "no se circunscriba solo al periodo de la Guerra Civil"

Una organización, precisamente, a la que se vinculó al padre de Pablo Iglesias, Javier Iglesias, cuando fue detenido y encarcelado. “Por repartir propaganda antifranquista”, según ha relatado en alguna ocasión el líder de Podemos. El socialista José Bono, que por aquel entonces militaba en el Partido Socialista Popular (PSP) y que acababa de licenciarse en Derecho y ADE por el Instituto Católico de Administración y Dirección de Empresas, fue su abogado defensor. La posibilidad de que Mariano Muniesa obtenga un acta de diputado es escasa, según la mayoría de sondeos, pero para este catedrático del heavy, "la baja calidad democrática" ha degenerado hasta el punto de que "el poder no reside tanto en el Congreso", y seguirá luchando por "recuperar la soberanía popular" dentro o fuera de las instituciones.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios