EL PARTIDO HA TRATADO DE SILENCIAR EL CASO

Nuevo fuego en Ciudadanos: investigan por fraude a un diputado protegido por la cúpula

Carlos Sánchez habría simulado una baja laboral para hacer campaña por Ciudadanos en 2015 y entrar en el Parlament. El partido ha purgado a su equipo en Reus por entrometerse

Foto: Ciudadanos en Cataluña tiene una nueva patata caliente a pocos días de las elecciones.
Ciudadanos en Cataluña tiene una nueva patata caliente a pocos días de las elecciones.

"Buenos días, Paco. A las 11 tengo médico, ¿cómo eran los síntomas? Irritabilidad, no duermo bien ¿y qué más?", pregunta alguien con intención de engañar a su médico de cabecera para obtener una baja laboral. Paco es titulado en medicina y conoce la respuesta. "No duermes bien. Te despiertas y no coges el sueño. Te cuesta concentrarte. Y mal genio sobre todo en casa con los tuyos". El doctor compinchado le aconseja que compre los medicamentos que le receten, pero que no los tome. La visita al centro de salud es todo un éxito: "Acabo de salir. Soy un buen actor. Hasta he llorado. Me ha dado la baja". El autor de esta estafa a la Seguridad Social es presuntamente Carlos Sánchez, diputado de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña. Así consta en las diligencias de investigación que la Fiscalía Superior de Cataluña ha abierto para esclarecer el caso, puesto que Sánchez es aforado*.

Presunto intercambio de 'whatsapp' entre el diputado catalán Carlos Sánchez y un doctor.
Presunto intercambio de 'whatsapp' entre el diputado catalán Carlos Sánchez y un doctor.

Carlos Sánchez habría utilizado esa baja laboral para ausentarse de su empleo como policía municipal de Cambrils (Tarragona) y volcarse en preparar la campaña electoral de Ciudadanos en el verano de 2015. Así lo afirma la notificación presentada hace un mes ante la Fiscalía de Tarragona. Las fechas cuadran. Durante tres meses, el hoy delegado de organización en Cataluña emprendió su andadura en el partido naranja pegando carteles y organizando actos, ayudando a preparar las tensas elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015.

Sánchez fue ganando peso dentro de la estructura del partido en Tarragona rápidamente hasta el punto de tejer en esas fechas una amistad íntima con Carlos Carrizosa, máximo responsable del partido en Cataluña y uno de los pilares de Ciudadanos. Su dedicación al partido mientras disfrutaba de una baja laboral tuvo premio: fue elegido diputado por Tarragona en esos comicios. Ocupa escaño en el Parlament desde entonces y sigue formando parte del entorno íntimo de Carrizosa.

Purgado por avisar

El presunto engaño de Sánchez a su médico de cabecera era 'vox populi' en los corrillos de Cambrils, pero nadie tenía pruebas. Hasta que el pasado 2 de marzo esas pruebas en forma de mensajes de Whatsapp llegaron al grupo municipal de Ciudadanos en Reus, la segunda ciudad más importante de Tarragona, a solo 12 kilómetros de Cambrils. Los concejales naranjas no necesitaron mucho tiempo para saber qué hacer: debían avisar al partido de que un coordinador parlamentario podría haber estafado a la Seguridad Social. En primer lugar, para que se tomasen las medidas disciplinarias que fueran necesarias, y en segundo lugar para prevenir daños si los mensajes salían a la luz pública, en un momento además muy delicado tras la presunta manipulación del resultado de las primarias en Castilla y León. Había pues que avisar al jefe, a Carlos Carrizosa.

Carlos Sánchez, diputado de Ciudadanos, en una intervención en el Parlament de Cataluña. (Ciudadanos)
Carlos Sánchez, diputado de Ciudadanos, en una intervención en el Parlament de Cataluña. (Ciudadanos)

Juan Carlos Sánchez, concejal y líder del partido en Reus, fue el encargado de advertir a Carrizosa mediante correo electrónico el 3 de marzo. "Le envíe un correo al día siguiente de recibir los 'whatsapp'. Me preocupaba que fueran falsos y así se lo dije. No era bueno que algo así estallara justo antes de las elecciones. Pensé que me agradecería el aviso y empezaría una investigación interna".

Carrizosa, íntimo amigo del acusado, tardó tres días en responder y no precisamente con agredicimiento. Así lo explica la número dos de Ciudadanos en Reus, Pepa Labrador: "En ese correo responde que los 'whatsapp' son una interpretación maliciosa, pero indirectamente da a entender que sí existen. Le critica a Juan Carlos que haya mandado ese correo para hacer daño al partido y concluye diciendo que se ve en la obligación de apartarle como cabeza de lista por Reus para el 26 de mayo. Hacía una semana que lo había ratificado como candidato a la alcaldía. Creemos que aprovechó la excusa para purgarle y poner a una candidata de su cuerda".

Ciudadanos se ha convertido en una especie de régimen estalinista desde que se cambiaron los estatutos en Madrid en 2017

Juan Carlos Sánchez y los concejales naranjas en Reus se quedaron atónitos. "Sabía que podía reaccionar raro, pero nunca imaginé que me cortaría la cabeza por informarle de una posible irregularidad de uno de nuestros diputados". "Por desgracia Ciudadanos se ha convertido en una especie de régimen estalinista desde que se cambiaron los estatus en Madrid en 2017, cuando entre otras cosas se quitó lo de 'socialdemócrata' por 'liberal", le secunda Labrador. "En ese congreso se acabó con las elecciones internas y la democracia interna de la que tanto hacen gala para decidir todos los cargos a dedo. Ahí están ahora Carlos Carrizosa y Joan García [secretario tercero de la Mesa del Parlament], dos sectarios de marca mayor, confeccionando las listas en Cataluña. Los afiliados ya no importan, se refieren a ellos como a 'grasa'. Después de ver lo que ha pasado en Castilla y León, tengo muchas dudas de las elecciones internas que hemos tenido en los últimos años y cuyo resultado no me ha cuadrado".

Carlos Carrizosa junto a Inés Arrimadas en el Parlament de Cataluña. (EFE)
Carlos Carrizosa junto a Inés Arrimadas en el Parlament de Cataluña. (EFE)

La expulsión de Juan Carlos Sánchez de la carrera por la alcaldía de Reus desató una crisis interna silenciada hasta la fecha. De un lado estaba el grupo municipal de Ciudadanos más potente de Tarragona, una agrupación que según los sondeos tenía aspiraciones serias de dar la campanada y hacerse con la victoria en una ciudad de 103.000 habitantes, capital de una de las regiones con más lazos amarillos por metro cuadrado. Del otro estaba la cúpula del partido y sus vínculos afectivos: la amistad del líder, Carlos Carrizosa, con Carlos Sánchez y con la pareja sentimental de este, Clara de Melo, quien durante varios años fue mano derecha de Inés Arrimadas y desde diciembre de 2018 es directora de comunicación para Cataluña del Banco Sabadell.

Vínculos afectivos unen al diputado bajo sospecha Carlos Sánchez con Carlos Carrizosa e Inés Arrimadas

Carlos Carrizosa se reunió al menos una vez con Carlos Sánchez en la vivienda de este último en Cambrils tras recibir el e-mail desde Reus, según la televisión local. No consta ninguna medida cautelar o actuación concreta hacia el diputado más allá de correr un tupido velo. Sí consta, en cambio, un implacable proceso disciplinario en contra de tres de los cuatro concelajes naranjas de Reus que ha terminado en la suspensión de militancia y salida voluntaria del partido de los concelajes Juan Carlos Sánchez, Pepa Labrador y Guillermo Figueras, tras impugnar sin éxito las decisiones de la comisión de régimen disciplinario del partido. El cuarto, Damián Morales, fue suspendido de militancia posteriormente por retuitear una noticia al respecto.

De izquierda a derecha los ex concejales Guillem Figueras, Juan Carlos Sánchez, Damián Morales y Pepa Labrador. (Cs)
De izquierda a derecha los ex concejales Guillem Figueras, Juan Carlos Sánchez, Damián Morales y Pepa Labrador. (Cs)

La Fiscalía entra en juego

La verdadera tormenta interna de Ciudadanos se desató el 11 de marzo. Ese día, Juan Carlos Sánchez ofreció una rueda de prensa para explicar que había sido apartado de la carrera electoral por informar a Carlos Carrizosa de una presunta irregularidad "que afecta a una persona importante de Ciudadanos en Cataluña". Tres días después, el 14 de marzo, el líder municipal dio un paso al frente: se personó en los juzgados de Reus para poner en conocimiento de la Fiscalía provincial este presunto fraude. El concejal, asegura, decidió acudir a la justicia en cuanto comprobó que el partido no iba a mover un dedo. El mismo día que se personó en el juzgado, el partido le suspendió de militancia y nombró una junta gestora para liderar el partido en la ciudad.

El escrito que el concejal puso en manos de la Fiscalía dice así: "Durante el período en que disfrutó de la citada baja el Sr Sánchez Martín, (junio de 2015 y septiembre de 2015) lejos de alejarse de cualquier actividad realizó a jornada completa intensas funciones de coordinación y organización de la precampaña y campaña electoral de las elecciones autonómicas que se celebraron el 27 de septiembre de 2015 y en las que, como se ha expuesto, resultó elegido diputado". Y prosigue: "La anterior conducta, cometida por funcionario público -Agente de la Autoridad-, podría ser constitutiva de un delito de fraude, por cuanto el citado Sr Sánchez durante un largo período de tiempo pudo estar percibiendo unos haberes con cargo al erario público que se habrían obtenido mediante engaño al no existir la causa que generaría el derecho a su percepción".

El Código Penal castiga con seis meses a tres años de prisión a quien simule hechos para disfrutar de prestaciones de la Seguridad Social

Finalmente, subraya: "La conducta descrita podría tener cabida en el artículo 307 ter del Código Penal, que castiga con penas de seis meses a tres años de prisión a quien obtenga, para sí o para otro, el disfrute de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social, por medio de error provocado mediante la simulación o tergiversación de hechos".

Albert Rivera en un reciente acto de campaña en Albacete. (EFE)
Albert Rivera en un reciente acto de campaña en Albacete. (EFE)

Ciudadanos lo niega

Este diario ha hablado con Carlos Carrizosa y Carlos Sánchez para obtener sus puntos de vista. Ambos han rechazado valorar este potencial escándalo porque aseguran que no han recibido notificación de las diligencias de la Fiscalía en contra del diputado, la cual sin embargo lleva días en marcha con las declaraciones de algunos implicados y la investigación de los Mossos d'Esquadra, según ha podido saber este diario.

Sin embargo, Ciudadanos sí ha querido desmentir de manera oficial las acusaciones. El partido asegura que la baja de Sánchez fue "confirmada por el médico de cabecera hasta en cinco ocasiones y posteriormente por un tribunal médico", y que tras su alta médica en agosto, el hoy diputado naranja "reclamó una licencia no retribuida para poder concurrir a las elecciones autonómicas". Dice el partido que los concejales de Reus están difundiendo "falsedades" y valora emprender acciones judiciales.

El ex líder naranja en Reus asegura que hizo todo lo que pudo para evitar un escándalo: "Durante un mes he llamado a Carlos Carrizosa, a José Manuel Villegas [secretario general], a Fran Hervías [secretario de organización], les he ofrecido ver los papeles, ir a Madrid o adonde ellos estuvieran, pero ninguno ha querido hablar conmigo. Desde que le mandé aquel correo a Carrizosa solo he sabido del partido por e-mail para comunicarme que me suspendían de militancia. Encima, sin enviarme ningún acta. Me han echado y no he visto ni un documento. Funcionan como una corte pretoriana, ellos lo deciden todo y entre ellos se protegen. Esto se tenía que haber resuelto de forma interna, expulsando si era necesario al diputado y demostrando esa transparencia y valores éticos de los que tan orgullosos están".

Tras salir de Ciudadanos, Juan Carlos Sánchez, Pepa Labrador y Guillem Figueras concurrirán a las municipales en Reus bajo las siglas del partido dCIDE, una nueva formación que se define de centro izquierda. Los tres, que tienen un excelente cartel en la ciudad, recibieron propuestas de PP y PSC entre otros, pero optaron por empezar desde cero encabezando un proyecto nuevo.

*En una versión anterior de este artículo, se citaba por error que las diligencias de investigación se encontraban ya en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). En realidad se encuentran en manos de la Fiscalía Superior de Cataluña, que tiene la investigación aún abierta, paso previo a la posible remisión del expediente al TSJC.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios