Adolfo Suárez se queda como símbolo

Más Cayetana y debates en TV: Casado se la juega en la recta final de la campaña

En Génova hay un aluvión de peticiones de todo el partido para reclamar la presencia de Álvarez de Toledo pese a que la candidata no da abasto con las citas en Cataluña

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, participa en la presentación de Cayetana Álvarez de Toledo . (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, participa en la presentación de Cayetana Álvarez de Toledo . (EFE)

Pablo Casado arrancó la campaña oficial para el 28-A hundido en las encuestas, pero rumiando que Pedro Sánchez podía llevarse una sorpresa si creía que tenía ganadas las elecciones "sin bajarse del avión" y algunos acontecimientos, más sus propias decisiones, empiezan a darle la razón. Para el presidente del PP plantear la batalla en los medios era una obsesión y para ello trufó las listas de buenos comunicadores. Y como el desafío secesionista en Cataluña iba a ser casi monotemático fichó a un 'número dos' para ese frente que revolucionara la presencia y la respuesta del partido sobre el terreno: Cayetana Álvarez de Toledo.

A mitad de campaña, el éxito en los medios de la cabeza de lista de los populares por Barcelona y el espectáculo que el candidato socialista ha dado para controlar los debates en televisión son los datos que más esperanzas dan en la sede de Génova para contrarrestar los augurios de los sondeos.

Después de la metedura de pata de Adolfo Suárez Illana al recrearse en hablar en lo que ni Casado puede entrar (el aborto), Álvarez de Toledo ha cumplido al pie de la letra con el guion acordado como auténtica lugarteniente del presidente del PP. Centrada en Cataluña, con jornadas de tres actos públicos y otras tantas entrevistas o intervenciones en medios, incluidos los nacionalistas públicos y privados, la exdiputada del PP acapara casi tantos titulares de prensa y minutos en radio y televisión como su propio jefe.

Primero en debate organizado por La Vanguardia y después al hacer frente a los independentistas que pretendían boicotear un acto constitucionalista en la Universidad Autónoma de Barcelona o en la reunión en el selecto Círculo Ecuestre, Álvarez de Toledo ha ido encadenando éxitos de presencia pública que se reproducían en una constante petición de nuevas citas de medios de comunicación. Tantas que en el equipo de campaña de la candidata han tenido que cerrar el cupo porque ya no quedan días suficientes para quedar bien con todos aunque en algunos casos les exigen hasta repetir.

Ha ido encadenando éxitos de presencia pública que se reproducían en una constante petición de nuevas citas de medios de comunicación

En la sede de Génova también hay aluvión de llamadas de las direcciones regionales para pedir su presencia en los actos locales de fuera de Cataluña, pero la cabeza de lista por Barcelona se ha visto obligada a rechazarlos todos para poder cumplir con sus obligaciones en la comunidad autónoma, donde afronta la próxima semana el debate en TV3 con el resto de los números uno.

En el comité de campaña están encantados con la labor que desarrolla Álvarez de Toledo y, además de su capacidad dialéctica, formación intelectual y estilo directo y desacomplejado, también anotan la ventaja que tiene al no proceder de las estructuras de partido. Demuestra como nadie el compromiso con las ideas y tiene el factor de la independencia de no haber sido parte del aparato, apuntan en medios populares pese a las dudas que sembró su fichaje en la vieja guardia de la organización. Frente al protagonismo como 'agitadora' de Álvarez de Toledo, Suárez se queda para los discursos conciliadores y de compromiso con la herencia de consenso de la Transición, nada de debates.

Suárez se queda para los discursos conciliadores y de compromiso con la herencia de consenso de la Transición, nada de debates

Y si 'CAT', como empiezan a llamar en el PP a su candidata por Barcelona, funciona como revulsivo, el otro acontecimiento que fomenta la esperanza en la campaña de Casado es el nuevo panorama que se abre con los debates en televisión. "Sánchez quería lo mínimo, uno a cinco con Abascal delante para perjudicar al PP, y al final tiene dos, a cuatro sin Abascal; y después de dejar evidencia de su auténtica personalidad y afán de abuso del poder".

La campaña de Casado también se basa en el mensaje de concentrar el voto de los españoles que quieren "echar de La Moncloa" a Sánchez por considerarlo una desgracia para el presente y el futuro de la nación. Además de llamarle "traidor" a la nación por sus pactos con los independentistas, el presidente del PP había insistido en los últimos días en tildarle de "vanidoso".

El culebrón sobre los debates de campaña en televisión y el descaro del presidente del Gobierno a la hora de disponer de la cadena pública que controla por medio de su administradora única, Rosa María Mateo, le viene muy bien al candidato de los populares para seguir con sus ataques personales contra Sánchez. En la sede de Génova están convencidos de que el miedo a la continuidad en el poder, a su juicio extendido en la opinión pública, puede ser uno de los factores que incline a favor de Casado el voto de buena parte de ese 40% de indecisos que dice el CIS que había antes de que arrancara la campaña.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios