SERÁ LA PRÓXIMA SEMANA, PROBABLEMENTE EL 23

Sánchez elige el debate a cuatro de RTVE y rechaza el de Atresmedia tras el veto a Vox

El comité electoral se decanta finalmente por la tele pública porque es la que ofrece la señal a todas las cadenas privadas y públicas, para que así tenga la "máxima difusión"

Foto: Pedro Sánchez, este 16 de abril durante su mitin en Vigo. (EFE)
Pedro Sánchez, este 16 de abril durante su mitin en Vigo. (EFE)

Pedro Sánchez se queda finalmente con Radiotelevisión Española. Será la corporación pública la que emita el debate a cuatro la próxima semana, o el 22 o el 23 de abril, a muy pocos días de las generales, después de que la Junta Electoral Central impidiera que Atresmedia pudiera celebrar el espacio a cinco con Vox, porque no respetaba la "proporcionalidad".

El PSOE vuelve a la casilla de salida. Al debate a cuatro en RTVE, que se barajó seriamente en la cúpula, pero que finalmente perdió frente al operador privado de televisión porque primó la "estrategia", la proyección de la foto de Colón en horario de máxima audiencia. Pero la JEC propinó un varapalo a ese planteamiento de campaña ayer, al argumentar que Vox no podía estar en un debate, ni siquiera organizado en una tele privada, porque estas han de cumplir igualmente con el principio de "proporcionalidad", y Vox no es un grupo político significativo, porque no llegó al 5% de los votos en las últimas generales (se quedó en el 0,2%) ni en otras elecciones posteriores de ámbito nacional. La Junta desbarató el plan de Sánchez. Atresmedia readaptó enseguida su formato: ofreció un debate a cuatro el mismo 23 de abril, con los líderes de PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos. Pero RTVE contraatacó, recordó que mantenía su propuesta a los partidos y subió la apuesta: si era la elegida, distribuiría la señal a todas las cadenas públicas y privadas que quisieran.

Ese elemento ha sido determinante para que el PSOE se inclinara por la corporación pública. En un comunicado lanzado este miércoles a primera hora, Ferraz explica que quiere que ese debate "tenga la mayor difusión y audiencia posible", y que RTVE ha ofrecido la señal a todos los medios de comunicación sin coste. "También es importante señalar que RTVE fue el primer grupo en ofrecer un debate a cuatro". Era así: a finales de febrero, en cuanto Sánchez anunció el anticipo electoral, Atresmedia lanzó su oferta de espacio a cinco, con Vox, para el 23 de abril y RTVE, después, planteó un encuentro para la víspera, el lunes 22, con Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera, consciente de que la JEC no iba a autorizar, y menos en una tele pública, incluir a la formación de ultraderecha.

El PSOE quiere que el debate "sea propositivo" sin "insulto" ni "la crispación que practican otros partidos". "Los ciudadanos no se merecen menos"


El comité electoral de los socialistas estudió este miércoles las ofertas planteadas por Atresmedia y RTVE después del no de la JEC. "Como ha quedado demostrado, el PSOE y Pedro Sánchez quieren debatir y que la ciudadanía tenga oportunidad de conocer las posiciones políticas de los principales partidos que concurren a las elecciones. Aceptamos el debate a cinco y hoy aceptamos con naturalidad el debate a cuatro", aseguró.

"Un honor" para Sánchez

Desde estas bases, continúa el comunicado, "será un honor" para Sánchez debatir en RTVE, "la televisión pública española de todos a la que su Gobierno ha devuelto la independencia y neutralidad". "El PSOE acudirá al debate con el ánimo de explicar sus propuestas de justicia social, convivencia y limpieza. Acudimos con la determinación de que el debate sea propositivo, alejado del insulto y la crispación que practican otros partidos. Los ciudadanos no se merecen menos. España se juega avanzar hacia el futuro o retroceder 40 años en una elección única en la que apelamos a la máxima movilización el próximo 28 de abril".

El presidente quería tener enfrente a las tres derechas, pero ahora el comité cree que el debate sigue siendo "una oportunidad" y defiende RTVE

Sánchez tenía una difícil papeleta. Había elegido el careo a cinco porque quería tener enfrente a las tres derechas frente a él. Pero, al deshacerse esa posibilidad, y en igualdad de condiciones, no era fácil explicar que optaba por un operador privado, por Atresmedia, dueño de Antena 3 y La Sexta y de Onda Cero, controlado por Planeta. El Gobierno socialista, nada más llegar al poder, quiso acabar con el bloqueo existente en la renovación de RTVE para sacar a una dirección acusada por sus propios trabajadores de "manipulación". Así, promovió el relevo en la cúpula, que le costó varias rondas de votaciones en las Cortes, hasta que situó al frente a la veterana periodista Rosa María Mateo.

"Aprobada por unanimidad"

Ya la semana pasada, cuando el comité electoral se decantó por Atresmedia, el presidente tuvo que escuchar las quejas profundas de los profesionales de la casa, que consideraban "un desprecio" hacia la tele pública que rechazara su oferta. Pero la corporación y sus periodistas mantuvieron viva la apuesta. Y ganaron.

La tele pública se anotó un 13,4% de audiencia en el bronco debate a seis que emitió este martes. El de líderes se celebrará probablemente el 23 de abril

El director de Gabinete de Sánchez, Iván Redondo, había sido el principal defensor del debate a cinco, frente a aquellos pesos pesados de la cúpula del PSOE que entendían, desde el principio, que era mejor no "blanquear" a Vox ni normalizar su presencia. Pero obturado ese camino por la JEC, tanto Redondo como el secretario de Organización y director de campaña, José Luis Ábalos, según fuentes cercanas al presidente consultadas por este periódico, se inclinaron hacia el formato a cuatro en RTVE. La decisión, impulsada por ambos, fue "aprobada por unanimidad". "Ya lo manifestamos la semana pasada cuando desglosamos pros y contras de los debates. Si había uno a cuatro, tenía que ser en la tele pública", señalan desde el círculo de Sánchez. En la dirección insistían esta mañana en que pese al golpe de la JEC, estaban "contentos", porque la estrategia sigue viva: confrontar un proyecto que quiere "avanzar" con el de la derecha, que quiere "retroceder". "Es un debate, una gran oportunidad", resumían.

Ayer martes por la noche pudo verse un aperitivo de lo que será el debate de líderes de la próxima semana. RTVE emitió el encuentro entre los seis partidos con grupo en el Congreso, moderado por el periodista Xabier Fortes, responsable de 'Los desayunos', con representantes de PSOE (María Jesús Montero), PP (Cayetana Álvarez de Toledo), Unidas Podemos (Irene Montero), Ciudadanos (Inés Arrimadas), ERC (Gabriel Rufián) y PNV (Aitor Esteban). Un programa bronco y repleto de choques, en el que PP y Cs unieron fuerzas para hostigar a la ministra de Hacienda y en el que los picos de tensión llegaron con Cataluña y con el feminismo. RTVE se apuntó un buen dato de audiencia: 2.047.000 personas y un 13,4% de cuota de pantalla, sumando La 1 y el 24 Horas. Fue el programa más visto del día. Un total de 7.224.000 espectadores vieron en algún momento el debate. El minuto más visto se produjo a las 23:45 horas, con 2.292.000 seguidores y un 16,7% de 'share', cuando los candidatos discutían sobre Cataluña.

Ahora están por cerrar todos los detalles. Empezando por la fecha de emisión. Fuentes del PSOE daban por seguro que se celebrará el martes 23 de abril, la fecha programada por Atresmedia y la que estaba libre ya en las agendas de los candidatos. Desde la dirección de RTVE señalaban que no está cien por cien fijado aún ese día, aunque es el más probable, precisamente por las caravanas de los partidos se habían acoplado a esa opción, y también porque ofrece ventajas, ya que se sale de la operación retorno de las vacaciones de Semana Santa. En las próximas horas se irán rematando los siguientes flecos. También quién será el moderador, si bien desde la cúpula de la corporación indican que Fortes tiene muchas papeletas para repetir. En RTVE se felicitaban de que su estrategia hubiera salido adelante, gracias al "asesoramiento jurídico excepcional" prestado por los servicios de la casa.

El PP acusa a Sánchez de "ningunear" a los españoles al privarles del "verdadero debate", el tú a tú con Casado. Rivera pide espacio en Atresmedia

Los otros tres partidos aceptaron el debate en la corporación, aunque lanzaron críticas al PSOE, desde distintos flancos. Así, el PP, por boca de la presidenta del Congreso y cabeza de cartel por Pontevedra, Ana Pastor, acusó al líder del Ejecutivo de "ningunear" a los españoles al rechazar un cara a cara con Casado, porque ese es el "verdadero debate". Y Albert Rivera, por su parte, expresó su deseo de que haya "todos los debates que hagan falta". "Me parece bien que se hagan en la pública y en la privada, y me parece bien que participen todos los partidos que concurren a las elecciones". Así, defendió tanto el encuentro en RTVE como en el de Atresmedia, informa Europa Press. Quienes sí celebraron la elección fueron los consejos de informativos de la corporación.

Pero todo siempre es susceptible de enredarse, y eso fue lo que ocurrió pasadas las dos de la tarde. Atresmedia lanzó otro comunicado en el que anunciaba que mantenía su debate para el 23 de abril, y para el que ya habían confirmado asistencia Casado, Iglesias y Rivera. En el entorno del presidente subrayaban que no habría cambio alguno: su hueco en la agenda estaba en el próximo martes. Solo habrá un debate con su candidato, aseguraban, y será ese día. RTVE emitió otra nota más tarde: la previsión era organizar el programa el 22, pero se abría a celebrarlo en días posteriores si las formaciones "lo consensúan entre ellas". Todo quedaba abierto. Otra vez.

El Gobierno defiende que se "prime" a la pública en igualdad de condiciones

El Gobierno secundó, obviamente, la línea seguida por la dirección del PSOE. Y, como hiciera la semana pasada, defendió que sean los comités electorales de los partidos los que tomen las decisiones sobre los debates a falta de regulación. 

La ministra portavoz, Isabel Celaá, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este miércoles, aseguró que "el Gobierno respeta absolutamente la decisión de la Junta Electoral Central". "Lo venimos demostrando desde el primer día, nos debemos a la ley y a la autoridad competente". Pero ante la "ausencia" de cualquier otra regulación, es a los comités de campaña a quienes les corresponde evaluar qué debates aceptan y cuáles no, en función de sus cálculos estratégicos. 

En ese sentido, Celaá explicó que hay diversos países que no tienen regulados los debates, por lo que su celebración queda al arbitrio de los partidos, y otros en los que sí lo están. Así que "no hay ninguna disfunción en relación con otras democracias". 

Celaá: en ausencia de Vox obviamente el PSOE prima el debate en la TV pública

Celaá defendió la determinación del PSOE de elegir TVE ya que, en ausencia de Vox, "obviamente" la oferta de la pública "prima sobre cualquier otra", porque es la tele "de todos". 

El Ejecutivo se negó a asumir como un "error" la idea inicial de aceptar una propuesta de un grupo privado. "El Gobierno no habla para nada de si es un error o deja de serlo. No hay ninguna admisión de error. Yo hablo en nombre del Gobierno". Lo que ocurría, indicó, es que Vox suponía, desde el punto de vista político, "un factor añadido coyuntural, con mucha visibilidad", según indican todas las encuestas, y eso RTVE no lo podía ofrecer. Pero ahora, "en igualdad de condiciones", el Ejecutivo "siempre optará por la televisión pública". 

Los cambios en la Ley Electoral siguen encima de la mesa, y el Gobierno, como ya dijera la semana pasada, no se niega a estudiarlos. Pero lo cierto, subrayó Celaá, es que no se han llegado a acuerdos, ni para regular debates ni para abordar otras cuestiones como levantar el veto a la publicación de encuestas cinco días antes de los comicios. "Veamos qué depara la próxima legislatura y si se consolidan determinados acuerdos que actualicen la forma en que abordamos las contiendas electorales". Patada para delante. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios