SEGUNDO DÍA DE CAMPAÑA EN CANARIAS

Sánchez ve el triunfo "cerca" y ofrece diálogo dentro de la ley tras la carta de los presos

El presidente insiste, tras la carta de los reclusos de JxCAT en la que ofrecen apoyo si no se niega un referéndum, que está dispuesto a hablar con todos los grupos, siempre dentro de la Constitución

Foto: Pedro Sánchez, junto con Ángel Víctor Torres, Elena Máñez y Chano Franquis (2d), este 14 de abril de 2019 en Las Palmas de Gran Canaria. (Eva Ercolanese | PSOE)
Pedro Sánchez, junto con Ángel Víctor Torres, Elena Máñez y Chano Franquis (2d), este 14 de abril de 2019 en Las Palmas de Gran Canaria. (Eva Ercolanese | PSOE)

En esta campaña de poquísimos riesgos, plana y hasta algo aburrida del PSOE, el candidato esquiva todas las polémicas. Se concentra en pedir el voto a los indecisos, a los que incluso "nunca" han apostado por el PSOE, para tener un Gobierno fuerte, que solo dependa de sí mismo, de sus propias fuerzas, para conferir "estabilidad" al país. Un Ejecutivo que dialogue con "todos" los grupos, pero siempre "dentro de la Constitución y el Estatuto de autonomía", aviso que va dirigido sobre todo a los independentistas catalanes. Y esa victoria socialista, cree, ya está "muy cerca".

La campaña del 28-A llega a su tercer día, en pleno Domingo de Ramos, y Pedro Sánchez pasó su segunda jornada en Canarias. Esta vez, en Las Palmas, junto con el barón regional, Ángel Víctor Torres; el secretario grancanario, el diputado Chano Franquis, y la cabeza de cartel por la provincia al Congreso, Elena Máñez. El presidente insistió en que lo que está en juego en las generales de dentro de 15 días es "bien sencillo", "avanzar o retroceder". "Involución o avance", repitió sin parar, y para el PSOE se trata por tanto de "conquistar mayores cotas de justicia social, procurar la convivencia territorial y desterrar la corrupción y reivindicar la limpieza en el ejercicio de la actividad pública".

Pero, avisó, "para ganar hay que votar". "Lo que pido para el conjunto de España es una gran victoria para una gran mayoría parlamentaria que traiga a España estabilidad", para que "España conquiste su futuro". "Lo tenemos muy cerca", señaló, animando a sus compañeros para que se batan el cobre en las dos semanas que quedan hasta las urnas. El líder socialista no quiere que los suyos se relajen, que den la batalla por ganada, pero sí desea insuflar optimismo, dar a entender que hay que apretar al máximo en el último tirón para hacer posible que el partido rompa los pronósticas y disponga de un grupo muy numeroso, sin hipotecas.

Para Sánchez, España necesita un Gobierno que dé al país "cuatro años de estabilidad" y que "dependa de su propia fuerza parlamentaria", sin hipotecas


"España necesita un Gobierno que dependa de su fuerza parlamentaria —proclamó—. Un Gobierno que apueste por las conquistas sociales, que hable con todos, pero que lo sepan todos los grupos: dentro de la Constitución y dentro del Estatuto de autonomía".

"Juntitos a la oposición" el 28-A

Este aviso de Sánchez sonaba a una respuesta a los candidatos de Junts per Catalunya (JxCAT) en prisión preventiva y que están siendo juzgados por el Supremo. Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull —cabezas de lista al Congreso en las generales del 28-A— y Joaquim Forn, alcaldable por Barcelona en las locales del 26-M, firmaban este sábado un artículo en 'La Vanguardia' en el que se abrían a facilitar un "Gobierno estable", "siempre y cuando" el candidato a la Moncloa "se comprometa a abordar el camino del diálogo y no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución". Ellos cuatro, dicen, son "los primeros" que quieren una "interlocución fuerte para resolver la crisis", pero no serán "portadores de un cheque en blanco". Sin embargo, este mismo domingo Carles Puigdemont cortocircuitó desde Bruselas ese intento de mano tendida al exigir el referéndum como condición para negociar. Sánchez ha reiterado con jamás habrá consulta, ni derecho de autodeterminación, ni quiebra de la legalidad. En una entrevista con la agencia Colpisa, el jefe del Ejecutivo aseguró que si hay otro desafío en Cataluña, su Gobierno actuará "con toda la contundencia". O sea, con una nueva aplicación del artículo 155.

El presidente llama a la máxima movilización porque enfrente están "tres siglas, una derecha y cero futuro"

El presidente lanzaba ese aviso dirigido a los separatistas, pero también a las derechas, que le acusan de "estar vendido al independentismo", y de ser "un mal español", cuando sus líneas rojas, insistió, no se han movido.

Sánchez ve el triunfo "cerca" y ofrece diálogo dentro de la ley tras la carta de los presos

"Mentiras" e "insultos"

El líder socialista, ante una parroquia entregada —unos 1.600, según la organización— volvió a pedir el voto a los que "nunca" fallan, a los que están con el PSOE "a las duras y a las maduras". Pero "no basta con una gran victoria", rubricó, porque lo que precisa el partido es una "gran mayoría parlamentaria", y para hacerla posible hace falta incluso el aval de aquellos que "nunca" han votado las siglas del puño y la rosa y que sin embargo consideran que, "visto lo visto", el único "cabal, moderado y sensato" es el PSOE. "A todos debemos llamar a la movilización. Lo otro ya lo vemos: tres siglas, una derecha y cero futuro, así de sencillo". El presidente se esforzó en remarcar su mensaje de que no tiene enfrente a "tres derechas", sino a una sola con tres caras. "Actuarán como un bloque. No hay ningún matiz entre las tres. Se parecen a tres gotas de agua entre sí: proponen involución, crispación y cordón sanitario al PSOE", alertó, cordón que levantarán, incidió, los españoles con sus votos. Sus líderes, además, "van juntos a todos lados", juntos "a la plaza de Colón, a tomar un vino", y "juntitos se irán a la oposición el 28-A".

Los socialistas obtuvieron tres escaños en 2016 y ahora podrían duplicar la representación, según el CIS. Ahora concurren en solitario, sin NC

Sánchez se ha volcado en este campaña en Canarias, y dedicó este primer fin de semana a visitar sus dos provincias. Ayer sábado pasó por Arona, en Tenerife, y la isla de La Palma, y este domingo se desplazó hasta Las Palmas. Los socialistas aspiran a convertirse en primera fuerza en el archipiélago. El macrosondeo del CIS pronosticó entre cinco y seis escaños (tuvo tres en 2016): tres en Las Palmas y entre dos y tres en Santa Cruz. El PSOE se presentó en coalición con Nueva Canarias hace tres años, pero ahora concurre en solitario.

Sánchez ve el triunfo "cerca" y ofrece diálogo dentro de la ley tras la carta de los presos

El jefe del Ejecutivo, por esa razón, también dirigió varios mensajes en clave canaria, sacando pecho de la gestión de su Gobierno en las islas, y cargando contra el partido gobernante, Coalición Canaria, que hace "lo mismo que la derecha española", que va "a mentira por hora e insulto por minuto". El PSOE confía en vencer en el archipiélago el 28-A, pero también imponerse en las municipales y autonómicas del 26 de mayo. Ya fue primera fuerza en las regionales de 2015, pero se quedó por debajo de CC en diputados.

Al acto de este domingo acudieron el veterano Jerónimo Saavedra, "extraordinario ministro y un magnífico presidente de Canarias", y el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, titular de Justicia con José Luis Rodríguez Zapatero. Sánchez retoma la campaña este lunes en Madrid, para luego marchar a Galicia (martes 16), Baleares (miércoles), Cataluña (Jueves Santo) y Navarra y Euskadi (Viernes Santo). El siguiente gran acto se espera el próximo sabado en Alicante.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios