GUERRA DE ETIQUETAS

PP, Cs y Vox critican la "patrimonialización" del feminismo por parte de la izquierda

En el debate celebrado en la tarde de este lunes en El Confidencial, las candidatas han defendido sus posturas en materias como la violencia machista o la brecha salarial

Foto: El debate de las políticas influyentes, en El Confidencial. (EFE)
El debate de las políticas influyentes, en El Confidencial. (EFE)

Las manifestaciones del 8 de marzo y casos mediáticos como los de la Manada han marcado el pulso social en los últimos meses, y su reflejo no podía pasar desapercibido en la campaña electoral. Por eso, ninguna candidata ha dejado pasar la ocasión durante el debate celebrado por El Confidencial para declararse afín al feminismo, conscientes del peso electoral que tiene el movimiento en la llamada a las urnas.

El feminismo ha estado presente en el debate de las políticas influyentes desde su arranque. La ministra de Hacienda, la socialista María José Montero, ha sido la primera en señalar que "es un avance importante para las mujeres que representantes femeninas participemos" en el encuentro. Por el contrario, Rocío Monasterio, número dos de Vox por Madrid, ha aprovechado su primer turno de palabra para criticar una mesa compuesta solo por mujeres, porque "nunca hemos visto una mesa de debate en la que el requisito sea ser hombre".

PP, Cs y Vox critican la "patrimonialización" del feminismo por parte de la izquierda

La primera en sacar propuestas concretas en la materia ha sido Irene Montero, la portavoz de Podemos, que ya durante el bloque dedicado a la economía ha aprovechado para defender una “economía feminista” que visibilice las tareas del cuidado: “Todas las tareas de cuidados, barrer, fregar, hacer la compra... podrían suponer más de la mitad del PIB, y eso no está contabilizado en ningún 'ranking' económico". Según la número dos del partido morado por Madrid, los recortes afectan especialmente a las mujeres "porque son las que asumen las tareas que se recortan”. Por eso, ha defendido revertir los recortes en sanidad y educación y blindar esas partidas presupuestarias.

Ya en el bloque dedicado a las mujeres, que llevaba por título 'Las mujeres a las urnas', se ha comenzado recordando a las 16 mujeres asesinadas en España hasta el momento este año y las 47 del año pasado, la cifra más baja desde que se recogen los datos. El pacto de Estado contra la violencia machista es precisamente el que más ha polarizado este apartado. “Es un consenso amplio, sensato, que habla de medidas concretas en el ámbito judicial, de educación, etcétera”, ha afirmado Inés Arrimadas, de Ciudadanos. La candidata de Vox, por el contrario, ha asegurado que "es un gran fracaso no abrirlo y revisarlo" para modificar, tal y como llevan en su programa, el concepto de "violencia machista" por "violencia intrafamiliar", que incluiría también a menores y ancianos. También se ha mostrado contraria a las cuotas y ha negado que exista la brecha salarial por género, sino por maternidad. “Cuando llegamos a una empresa con cuatro hijos, piensan que no vamos a ser capaces”, ha afirmado.

Para María Jesús Montero, del PSOE, el feminismo va a ser “uno de los elementos nucleares a desarrollar en la siguiente década”, y ha destacado que los Presupuestos rechazados incluían "la mayor partida de la historia en violencia de género". Ha defendido que cuestiones como la brecha salarial o la equiparación de bajas de maternidad deberían contar con el consenso de todas las fuerzas políticas, y por eso critica que se usen etiquetas como la de “feminismo liberal”, acuñada por el partido naranja. La número tres por Madrid por el Partido Popular, Edurne Uriarte, ha sacado el título de su libro —'Feminista y de derechas'— para defender que “el feminismo es compatible con todas las ideologías”, criticando a su vez que “la izquierda ha dado históricamente la idea de que el feminismo era algo suyo en exclusiva”.

PP, Cs y Vox critican la "patrimonialización" del feminismo por parte de la izquierda

“Hay ciertos partidos que quieren patrimonializar el discurso feminista”, ha añadido en la misma línea Inés Arrimadas, la candidata de Ciudadanos. “Me escandaliza que haya mujeres que quieran echarme del 8-M, que es un día internacional, no del PSOE”, dijo en referencia a las declaraciones de miembros socialistas como Carmen Calvo durante las pasadas marchas del Día de la Mujer. A la disputa de etiquetas también se ha sumado Rocío Monasterio en su turno de palabra, al asegurar que no necesita "ir a una manifestación a que me den un carné de feminista".

Irene Montero, la portavoz de Podemos, ha preferido centrarse durante su turno de palabra en enumerar las distintas medidas que tienen en este ámbito en su programa, como el “solo sí es sí” que quieren incorporar al Código Penal para endurecer las condenas a las violaciones, más formación a sanitarios y jueces en la materia o blindar el derecho al aborto, que según la candidata “está siendo criminalizado por el PP cuando dice que antes de abortar tenemos que saber lo que llevamos dentro”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios