Y SE APARTA DE PROCÉS CONSTITUENT

La monja Teresa Forcades se baja del 'procés' cuatro años después de su exclaustración

Procés Constituent se registra como partido político y Forcades y Oliveres se echan a un lado tras defender en la última asamblea que "el recorrido del 'procés' había terminado"

Foto: La teóloga y monja benedictina Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveras, en un acto de Procés Constituent. (EFE)
La teóloga y monja benedictina Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveras, en un acto de Procés Constituent. (EFE)

La monja benedictina y fundadora de Procés Constituent, Teresa Forcades, regresó al convento en septiembre del pasado año después de concluir su exclaustración, para la que fue autorizada por el Vaticano coincidiendo con su pretensión de formar parte de una candidatura unitaria independentista en las elecciones del 27-S. Entonces se marcó un periodo de año y medio para dedicarse a la vida política, el mismo tiempo que había establecido Artur Mas para declarar la república catalana si lograba una mayoría independentista en el Parlament. Casi cuatro años después, considera que el 'procés' está agotado y que la voluntad unitaria ha fracasado, motivo por el que ha abandonado Procés Constituent junto a otro de sus cofundadores, el economista y expresidente de la Associació Justícia i Pau Arcadi Oliveres.

Forcades y Oliveres defendieron durante la última asamblea de Procés Constituent que "el recorrido del 'procés' había terminado" y que la gran coalición de izquierda soberanista, uno de los principales objetivos para los que nació este espacio junto con el de impulsar la convocatoria de una asamblea nacional constituyente, no se había conseguido. Por tanto, ambos promotores consideraron que "los fines ya estaban agotados". Procés Constituent actuó como pegamento entre confederalistas, federalistas e independentistas, siempre bajo el paraguas soberanista y el derecho a decidir, promoviendo que los derechos sociales no se superpusiesen a los nacionales.

Desde su creación en 2013 con el lema 'Construïm la república catalana del 99%', este movimiento sociopolítico ha irradiado el 'procés' y ha aportado cuadros a distintas formaciones, como el ex secretario general de Podem Albano Dante Fachin, el teniente de alcaldía de Barcelona, Gerardo Pisarello, o el cabeza de lista de En Comú Podem al Congreso en las próximas elecciones, Jaume Asens. De Procés Constituent han surgido diversos proyectos y ha sido cantera de otros ya en marcha.

En las elecciones municipales de 2015 se sumó a la candidatura de Barcelona en Comú, que lideró la ahora alcaldesa Ada Colau, mientras que decidieron en asamblea no presentarse a las autonómicas del 27-S del mismo año tras largas conversaciones tanto con Catalunya Sí que es Pot —la confluencia de los 'comuns', ICV y Podem— como con la CUP. En las últimas elecciones del 21-D, Forcades volvió a valorar formar parte de una lista electoral, después de proponer a la CUP y al exlíder de Podem Albano Dante Fachin, que entonces acababa de presentar Som Alternativa, formar una candidatura conjunta de "izquierda rupturista catalana". En los últimos años ha ido perdiendo visibilidad en favor de las organizaciones políticas en las que se integraron sus miembros.

A estas alturas del 'procés', sus promotores consideran agotada tanto aquella apuesta de Artur Mas en la campaña de las elecciones de 2015 para implantar la repúblicana catalana en 18 meses, como el papel que debía jugar este espacio. Un papel determinante en términos de arrastrar a posiciones soberanistas, cuanto menos favorables al derecho a decidir, al resto de formaciones de izquierda y buscar la adhesión al 'procés' de sus sectores más activos.

Las posiciones defendidas por Forcades y Oliveres, que han sido durante estos años las principales caras visibles del frentismo soberanista, fueron derrotadas en la última asamblea de Procés Constituent, dominada por un grupo de nuevos militantes menos numeroso que en los inicios. La opción que se impuso fue la de seguir adelante e incluso redoblar la apuesta en la política institucional explorando negociaciones con otras formaciones. A raíz de esta decisión, se abrieron conversaciones con la plataforma de Albano Dante, Som Alternativa, el partido Poble Lliure, todavía integrado en la CUP, y Pirates de Catalunya, que se presentarán este 28-A en la coalición Front Republicà.

Forcades y Oliveres, por su parte, dieron un paso a un lado, reconociendo las dificultades acarreadas por el cruce interno de militancias, como la CUP, 'comuns' o Podem. La asamblea, en cambio, decidió seguir adelante, hasta el punto de que el pasado viernes se registró en el Ministerio del Interior como partido político, bajo las siglas Constituent per la República.

El mismo día que se registraba en el Ministerio del Interior esta formación, lo hacía también Mes (Moviment D'Esquerres Sobiranistes), el espacio liderado por Pasqual Maragall, tras saltar del PSC a ERC. Maragall, de hecho, será el cabeza de lista de los republicanos al Ayuntamiento de Barcelona en las elecciones del próximo 26 de mayo, y su número dos será Elisenda Alamany, exportavoz de los 'comuns' en el Parlament, formación de la que se escindió formando el partido soberanista Nova. Como 'president' de SomMES figura en el registro el antiguo primer secretario del PSC en Terrassa, Josep Serra Marimon.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
76 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios