MITIN EN JAÉN CON SUSANA DÍAZ

Sánchez aprovecha los patinazos del PP sobre el aborto para llamar al voto de centro

El presidente se lanza a por el votante que "nunca" apoyó al PSOE pero que, "visto lo visto", cree que es la opción moderada. Él y Díaz usan el resbalón de Illana y la comparación con los neandertales

Foto: Pedro Sánchez y Susana Díaz, este 30 de marzo en el recinto ferial de Jaén. (Inma Mesa | PSOE)
Pedro Sánchez y Susana Díaz, este 30 de marzo en el recinto ferial de Jaén. (Inma Mesa | PSOE)

Pedro Sánchez sabe que no le basta solo con el apoyo electorado progresista para disfrutar de una mayoría "amplia", que siempre reclama y que le permita tener manos libres a partir de las generales del 28 de abril. De ahí que su discurso, desde hace semanas, bascule sobre el "sentido común", la moderación que a su juicio España necesita y que encarnaría el PSOE. Ahora, cuando queda ya menos de un mes para las urnas, la dirección quiere reforzar ese mensaje, tanto por boca de sus dirigentes (y del presidente) como en su oferta programática, desprovista de novedades impactantes y continuista con la acción del Gobierno. La clave es no asumir riesgos y aprovechar los errores de los contrarios. El PP lo ha servido en bandeja con sus constantes resbalones sobre el aborto —el último, el patinazo del número dos de Pablo Casado por Madrid, Adolfo Suárez Illana—, y también con su disputa con Ciudadanos por la conquista del espacio de la derecha.

Esos ingredientes confluyeron este sábado en el mitin que Sánchez protagonizó con Susana Díaz en Jaén, con el cabeza de lista por la provincia, Felipe Sicilia, y el presidente de la Diputación, Paco Reyes. El presidente del Gobierno reprodujo machaconamente las ideas que pueblan sus actos, pero sí incorporó críticas contundentes a los populares por su enredo con el aborto —aunque más vehemente fue incluso la exjefa de la Junta—, y las aprovechó para lanzarse a por el votante templado, a por el de aquellos que no son socialistas, que "nunca" apoyaron al PSOE, pero que creen que, "visto lo visto", es el partido que mejor garantiza una "España cabal".

"Vetan antes de que se vote. Se van repartiendo ministerios... No tienen sentido común ni del ridículo, esto es lo que les pasa", empezó a cargar el presidente, recordando uno de los episodios de la semana, después de que Albert Rivera planteara al PP un Gobierno de coalición, propuesta a la que Pablo Casado respondió ofreciendo al jefe de Cs primero la cartera de Exteriores y luego una vicepresidencia del Gobierno. El líder naranja replicó entre bromas que dejaría al responsable conservador el Ministerio de Universidades. Pero enseguida Sánchez enlazó con el aborto.

Hay que pedir el voto incluso a los que no le tienen de candidato "preferido", dice, y pueden ver que el PSOE es el único que garantiza la "estabilidad"


El pie se lo dio Suárez Illana, quien el jueves en Onda Cero se mostró radicalmente contrario al aborto: "Los neandertales también lo usaban. Lo que pasa es que esperaban a que naciera y entonces le cortaban la cabeza". "Hay que ayudar a las mujeres que tienen que decidir entre ser madres de un niño vivo o un niño muerto", dijo el hijo del expresidente Suárez. También aseguró que en Nueva York "se acaba de aprobar una ley por la cual se permite el aborto después del nacimiento", bulo por el que luego se disculpó. El PP se sigue liando con el aborto, y de hecho el secretario general del PP, Teodoro García Egea, intentando matizar a Illana, deslizó que al final la mujer que quiera interrumpir su embarazo siempre podría "salir fuera de España". Como se hacía, por tanto, en el franquismo.

De nuevo, la "estabilidad"

"Escuchábamos a Illana hablar del aborto, de los neandertales, de la prehistoria... Tenemos una derecha predemocrática y otra que viene de la prehistoria, que habla de los neandertales y de recortar los derechos de la mujer. Pero lo más importante es que ellos sigan hablando de los neandertales, que nosotros vamos a seguir hablando del presente y del futuro del país", señaló el líder socialista entre aplausos de los simpatizantes y cargos del partido, 2.000 en total, según la organización. "En realidad, nunca ha estado más clara la decisión: avanzar o retroceder". El PSOE frente a "la derecha de tres siglas", "con más siglas que ideas, más testosterona que neuronas".

"No nos podemos relajar. Aprendamos del 2-D. Nos tenemos que dejar la piel, trabajar plaza a plaza, pueblo a pueblo, ciudad a ciudad", apremia el líder

Sánchez entonces recordó a sus compañeros que hay que pedir el voto a todos los "socialistas de corazón", también el de "todos los progresistas", y el de aquellos que, en estos 40 años de democracia votaron al PSOE "alguna vez". "Incluso también [hay que pedir el voto] a los que nunca han votado al PSOE y para los que no soy yo su candidato preferido pero que, visto lo visto, el único partido y el único proyecto que garantiza la estabilidad, el sentido común y una España cabal es el PSOE. A todos ellos nos debemos dirigir". El presidente no deja de apelar en sus discursos a la necesidad de dotar a España de "estabilidad" para poder completar su proyecto. Y la mejor receta, insiste, es una mayoría sólida en el Congreso, para lo que es preciso el apoyo del elector templado, al que ahora se dirige, intentando morder en el granero de Rivera.

Sánchez aprovecha los patinazos del PP sobre el aborto para llamar al voto de centro

Porque si con solo 84 diputados el PSOE ha marcado "otro rumbo para España", "¿qué podemos hacer con una mayoría parlamentaria más amplia a partir del 28-A? ¡Hacer que este país sea imparable! Eso es lo que tenemos que hacer". De nuevo, el jefe del Ejecutivo insistió en que el 28-A solo hay dos "decisiones" que tomar, o apostar por una España que "mire hacia delante", al futuro, o bien otra que mire "hacia atrás" y busque "retroceder 40 años". "Por eso es tan importante participar: si hay urnas vacías, habrá involución", y con urnas llenas "habrá futuro y ese futuro lo liderará el PSOE".

Sánchez reiteró que aunque es perceptible una "pulsión de cambio", los socialistas no se pueden "relajar". "Aprendamos de lo que ocurrió el 2 de diciembre", subrayó, una referencia que siempre está presente en sus discursos, y también en los de Díaz. Es el miedo a que ocurra lo mismo que en las autonómicas andaluzas, que la abstención de los electores progresistas hizo posible la suma de las derechas. "Por eso nos tenemos que dejar la piel, trabajar plaza a plaza, pueblo a pueblo, ciudad a ciudad, región a región, para que el 28-A vuelva a ser la fuerza más votada de este país", clamó.

"Yo soy buscahuesos"

"No nos confiemos, Pedro. Ya nos pasó el 2-D", sincronizó la expresidenta de la Junta. "La derecha se moviliza y la gente de izquierdas se relaja. Y cuando nos relajamos, ellos vuelven", continuó, apuntando que las generales son unos de los comicios más importantes en la democracia española porque "permitirán el peor rostro de la derecha", el que se ha puesto en pie en Andalucía: la suma de PP, Cs y Vox, el "pacto vergonzante" que pretende "mutilar la autonomía y recortar" derechos. "Tenemos la responsabilidad de volcarnos, porque cuando pueden [las derechas] unirse, lo hacen. Que la gente sepa el valor de su voto", añadió, dando por garantizada la movilización del PSOE andaluz, la principal federación del partido y la que probablemente más votos y escaños podrá captar. Jaén, "la brava Jaén, una tierra que nunca te ha fallado, Pedro", es un granero clave y fiel a las siglas del puño y la rosa.

Díaz procura máxima movilización: "Tenemos la obligación de ayudar a Pedro para que esta primavera sea una primavera electoral socialista"

Ella quiso hacer ver que echará el resto en esta campaña: "Tenemos la obligación de ayudar a Pedro y de ayudar al partido para que esta primavera sea una primavera electoral socialista. Te pedimos una cosecha para el 28-A de libertad, una gran cosecha de igualdad, una gran cosecha de derechos, de cohesión, de tolerancia, de respeto, de mucho empleo, de mucho apoyo al que más lo necesita, de muchísima igualdad, de futuro para nuestros niños, de respeto para nuestros mayores. Esa es la cosecha por la que vamos a trabajar el 28 de abril". Díaz apremió a los suyos a "coger la bandera de España" —"tan nuestra como de ellos"—, porque "un buen presidente como Pedro coge la bandera para envolver a quien le hace falta".

Sánchez aprovecha los patinazos del PP sobre el aborto para llamar al voto de centro

La baronesa andaluza cargó asimismo contra el PP por el "derroche de machismo" de los últimos días, con el corolario del "hijo de Suárez", que solo comparte con su padre "el apellido". "¿Se puede decir una salvajada, una brutalidad tan enorme? [...]. Tenemos la obligación de pararlos, es nuestra responsabilidad". Díaz hizo numerosas referencias al Gobierno bipartito andaluz y al marcaje que le hace Vox, que llamó "buscahuesos" a los defensores de la memoria histórica. "Yo lo soy. No voy a renunciar a la memoria democrática de una tierra que tiene a miles de hombres en las cunetas. ¡No hay concordia si no hay verdad!", gritó entusiasta la exjefa del Ejecutivo autonómico, que acusó al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de "callar" y tragar con las exigencias de la formación de ultraderecha.

Díaz remarcó que los socialistas tienen un "reto, una obligación y una responsabilidad", que es "acompañar a Pedro y que nadie pare el tren de la democracia, de la libertad, de la igualdad, de la España que queremos y la que Andalucía necesita". La secretaria general del PSOE-A siempre dice que quiere "quitarse la espinita" del 2-D, por eso la federación se volcará para "darle a Pedro la mayoría que necesita para cuidar un país". "Y cuando ganemos las generales y las municipales [del 26 de mayo], va a quedar mucho menos para que echemos al Gobierno de la vergüenza. ¡Volveré a ser la presidenta de Andalucía!".

Paco Reyes, líder del PSOE de Jaén (i), con los ministros María Jesús Montero y Fernando Grande-Marlaska; la presidenta del PSOE-A y cabeza de lista por el Senado, Micaela Navarro, y el exconsejero andaluz Pepe Fiscal, este 30 de marzo en Jaén. (EFE)
Paco Reyes, líder del PSOE de Jaén (i), con los ministros María Jesús Montero y Fernando Grande-Marlaska; la presidenta del PSOE-A y cabeza de lista por el Senado, Micaela Navarro, y el exconsejero andaluz Pepe Fiscal, este 30 de marzo en Jaén. (EFE)

Pero eso, que ella vaya a ser de nuevo la candidata del PSOE para la Junta, está por ver, porque Ferraz confía en que antes o después ella caiga como "fruta madura" y dé paso a un relevo. De hecho, significativamente, Sánchez no recogió ese guante en su intervención. "Cuando pase el 28-A y haya un nuevo Gobierno socialista con ministros como María Jesús [Montero] y Fernando [Grande-Marlaska] —ambos estaban presentes en el mitin en Jaén—, vendremos a Andalucía para iniciar esa gran victoria que nos lleve a gobernar Andalucía desde los municipios y desde las diputaciones provinciales". No citó la Junta. El poder autonómico.

Sí fue mucho más explícito el cabeza de cartel por Jaén al Congreso y portavoz adjunto del comité electoral, Felipe Sicilia: "¡Cuanto antes ganemos las elecciones antes estará Susana en San Telmo!". El diputado reivindicó el avance en derechos de su partido, como el matrimonio homosexual, o la movilización de las mujeres y de los jóvenes que piden un mundo más sostenible, esa parte de la sociedad que las derechas no escuchan, dijo. "Señor Casado, las mujeres saben muy bien lo que llevan dentro. Lo que usted tiene en la cabeza es la mentalidad de un hombre de Cromañón", gritó entre aplausos, incidiendo en que no obstante "lo peor no es lo que digan", sino "con quién se están juntando" PP y Cs, "con quién están coqueteando", y es con Vox, con el que ambos están, ironizó, en una "relación poliamorosa".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios