PRESENTACIÓN DE LAS 110 PRIMERAS MEDIDAS

Sánchez promete matrícula universitaria, dentista gratis y ley de libertad de conciencia

El presidente reivindica la necesidad de un Gobierno "fuerte" que proporcione "estabilidad" para llevar a cabo los grandes desafíos que requiere España. El líder no saca conejos de la chistera

Foto: Pedro Sánchez, este 27 de marzo, en el teatro Gran Maestre de Madrid, en la puesta de largo de los pilares de su programa electoral. (EFE)
Pedro Sánchez, este 27 de marzo, en el teatro Gran Maestre de Madrid, en la puesta de largo de los pilares de su programa electoral. (EFE)

"Mayoría, fortaleza, proyecto, diálogo y estabilidad". Son los cinco elementos que Pedro Sánchez quiere grabar a sangre y fuego en los votantes para el 28 de abril. Son los cinco conceptos que a su juicio necesita España. La "otra mirada" que propone el PSOE y que se concreta en la continuación de la obra del Gobierno y en promesas que no pudieron cumplirse y que ahora se rescatan de nuevo. Medidas como la implantación del ingreso mínimo vital, la derogación del copago farmacéutico, avanzar hacia la matrícula universitaria gratuita, la incorporación gradual de la salud bucodental al sistema sanitario, una ley de libertad de conciencia, la gratuidad de las plazas de escuelas infantiles para el 50% de los niños y niñas para 2025, una norma que proteja a "todo tipo de familias", también las 'monomarentales', la reforma del Código Penal para una mejor tipificación de los delitos sexuales, más impuestos para los ricos y las grandes empresas o la liquidación del déficit de la Seguridad Social en cinco años.

Sánchez promete matrícula universitaria, dentista gratis y ley de libertad de conciencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reservó este miércoles la explicación de algunas de estas medidas en la presentación de los 110 primeros compromisos incorporados al programa electoral de las próximas elecciones generales [aquí en PDF]. Un acto que protagonizó en el teatro Gran Maestre de Madrid ante la mayoría de sus ministros y cargos del Ejecutivo y del partido y en el que compareció rodeado de banderas de España y de la Unión Europea.

Sánchez tenía a su lado tenía a las coordinadoras del documento y que actuaron de teloneras suyas, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y la vicepresidenta del Gabinete y secretaria de Igualdad de la dirección, Carmen Calvo. Ferraz eligió una puesta en escena no obstante sobria, nada mitinera (amenizada, eso sí, por el 'Te quiero' de José Luis Perales versionado por Elefantes), y en la que el partido buscó la simplicidad. El jefe del Ejecutivo no se sacó conejos de la chistera ni medidas estrella ni dedicó un apartado especial para Cataluña o para la reforma constitucional. Ni hubo mensajes para los independentistas. Se explayó en esas medidas de impronta socialdemócrata y muchas de ellas trabajadas e incorporadas en anteriores programas. La consigna clara es no asumir riesgos. Intentar no fallar.

"Necesitamos una mayoría estable, que garantice un Gobierno fuerte para una España fuerte", subraya, reivindicando la vuelta a la "política útil"

No es extraño si se seguía el guion meticulosamente planteado en el acto. Sánchez recalcó que en estos nueve meses su Ejecutivo ha "sentado las bases" para las "grandes transformaciones" del país, ha "marcado el rumbo de los grandes cambios". "Lo que hacemos ahora es pedir confianza a los españoles para consolidar ese cambio de rumbo y conquistar el futuro". Esa es la tripleta sobre la que se cimenta la oferta electoral socialista, por tanto: "Estabilidad, transformaciones y futuro. No hay un minuto que perder. Necesitamos una mayoría estable, que garantice un Gobierno fuerte para una España fuerte". El PSOE quiere repetir en la Moncloa encabezando un Ejecutivo libre de ataduras y que dependa de sí mismo.

Más financiación para la RAE

Sánchez reivindicó, como en otros discursos, la vuelta a la "política útil", que sirva como "instrumento útil al servicio de la ciudadanía" y que no se reduzca al "insulto y la crispación" que atribuye a la oposición de PP y Ciudadanos. Así que los 110 compromisos presentados están "inspirados en la sensatez, la ambición del país y el realismo". Un "proyecto completo de España" que incluye "siete acuerdos de país, 17 leyes, 19 estrategias nacionales, 10 planes sectoriales" y numerosas medidas en diversos ámbitos. "110 compromisos para la España que queremos", glosó.

El PSOE pretende plazas gratis para el 50% de los menores de tres años y una ley para todos los tipos de familias, incluidas las 'monomarentales'

En el primero de los ejes, la España del conocimiento, los socialistas proponen impulsar un gran pacto de Estado por la educación, para que la inversión en enseñanza y becas llegue al 5% del PIB en 2025 y blinde su universalidad; aprobar una nueva Ley Educativa y "modernizadora"; avanzar hacia la gratuidad de las escuelas infantiles para niños y niñas de cero a tres años, comenzando por las familias más vulnerables, para que en 2025 el 50% de los menores estén atendidos; modernizar la Formación Profesional; aprobar una nueva Ley de Universidades o liderar un pacto de Estado por la ciencia.

En este apartado el PSOE ofrece trabajar para "establecer de forma gradual un sistema que garantice la gratuidad de las primeras matrículas en los estudios de grado de las universidades públicas". Sánchez ya había aplaudido y asumido una propuesta similar a la que planteó e impulsó Susana Díaz como presidenta de la Junta y a la que por cierto prometió el valenciano Ximo Puig el pasado sábado. También en este capítulo se recoge un pacto de Estado por la cultura, una Ley de Mecenazgo y la promesa de dotar a la Real Academia Española de una "financiación estable y suficiente" con cargo a los Presupuestos para garantizar su actividad y proteger una lengua que hablan, incidió, 550 millones de personas en todo el mundo.

Contrarreforma laboral

España "competitiva y de las oportunidades". Es el segundo eje de este compendio de medidas. Aquí se refleja el compromiso de aprobar unas cuentas del Estado sociales nada más ser reelegido como presidente, impulsar un pacto de Estado para reformar el sistema de financiación autonómica y de los ayuntamientos, aumentar gradualmente el salario mínimo (desde este 2019 está fijado en 900 euros), derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral del PP de 2012, reformular las políticas activas de empleo, crear una red estatal de incubadoras y aceleradoras de 'startups', desarrollar un marco estratégico para las pymes, promover la racionalización de horarios, liderar un pacto de Estado en materia de infraestructuras o hacer efectivos los permisos de paternidad de 16 semanas para 2021.

Se recoge de los programas anteriores el ingreso mínimo vital y se incluye una ley contra la violencia infantil y la protección de los MENA

Sánchez subrayó que, frente a una derecha que habla, a su juicio, de un solo modelo de familia, el PSOE aprobará una nueva ley para todo tipo de familias. Así, se considerará familia numerosa especial a las que tengan cuatro o más hijos (ahora es cinco o más descendientes). También se recogerá la consideración de numerosa a las familias monoparentales y las 'monomarentales' con dos hijos o más.

El presidente hizo hincapié en la necesidad de redistribuir la riqueza: reforzar la progresividad del sistema fiscal (incrementando la aportación de las grandes empresas y de los contribuyentes de ingresos más altos y con mayores patrimonios), la armonización a nivel europeo; la mejora de la eficiencia, progresividad y calidad del gasto público; la aprobación de una Ley contra el Fraude Fiscal; la regulación de los 'lobbies' y el impulso de un pacto de Estado contra la corrupción, que proteja la figura del denunciante.

En el apartado de consolidación del Estado del bienestar, el PSOE propone ampliar la cartera de servicios sanitarios, "incluida la progresiva incorporación de la atención a la salud bucodental", y se volcarán más esfuerzos en las enfermedades raras y las grandes discapacidades. Obviamente, aquí se incluye también el establecimiento de un ingreso mínimo vital para la erradicación de la violencia infantil, una de las propuestas estrella del programa de las generales de 2015 y de 2016 y que lógicamente se retoma para el 28-A. No se dan cifras ni cuantías. Se revisará también el copago farmacéutico (comenzando por pensionistas y personas con menores ingresos) y se incorporará la teleasistencia avanzada en el catálogo de prestaciones del sistema de dependencia.

Sánchez promete matrícula universitaria, dentista gratis y ley de libertad de conciencia

Las pensiones, promete el PSOE, se actualizarán conforme al IPC, se eliminará el déficit de la Seguridad Social en cinco años y se promoverá el consenso en el Pacto de Toledo. Los socialistas quieren liderar un pacto nacional contra la pobreza infantil —uno de los empeños personales del presidente, y que siempre destaca— y aprobar una Ley contra la Violencia Infantil. Asimismo, se mejorará la protección de los menores extranjeros no acompañados (MENA), a través de una "mayor colaboración" entre el Gobierno central y las autonomías.

Sánchez promete matrícula universitaria, dentista gratis y ley de libertad de conciencia

Reimpulso de la Ley de Memoria

La España feminista es otro de los pilares básicos de la oferta del partido, más si cabe tras la amenaza de recortes lanzada por Vox. El PSOE se compromete a sacar en su totalidad su proposición de ley para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado laboral, profundizar en el cumplimiento del pacto de Estado contra la violencia de género, aprobar una ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación por orientación sexual e identidad de género y otra más contra la trata de seres humanos. Se modificará la tipificación de los delitos sexuales, para darle un "tratamiento específico, concreto, singular y con la mayor de las contundencias", de forma que "si una mujer no da su consentimiento, todo lo demás es no", verbalizó Sánchez.

El PSOE plantea regular la eutanasia, limitar los aforamientos, recuperar la renta básica de emancipación o promover el alquiler social

"Nuevos derechos y libertades". Esto es un capítulo "irrenunciable" para los socialistas. "Aquí no vamos a dar un paso atrás", advirtió el presidente. Aquí se incluye una Ley sobre Libertad de Conciencia, que ya el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero intentó pero que no pudo llevar a término. El PSOE pretende favorecer "el estudio de la incidencia de la intolerancia religiosa, así como un seguimiento de su evolución, estableciendo medidas para su prevención y erradicación". También se incorporan medidas que se ahogaron en la última legislatura, como una ley de eutanasia y muerte digna, la derogación de la 'ley mordaza', el visto bueno a una norma que promueva el bienestar animal, la reforma de la Ley de Memoria Histórica (reparación de las víctimas, que el Estado se haga cargo de la apertura de las fosas...), la limitación constitucional de los aforamientos a políticos, la supresión del voto rogado o el reconocimiento adecuado de las personas con discapacidad. Se oferta de nuevo reducir el número de firmas necesarias para que se tramite una iniciativa legislativa popular: de 500.000 que exige la Carta Magna a 300.000.

Pedro Sánchez, con Cristina Narbona, Carmen Calvo, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, este 27 de marzo en el teatro Gran Maestre de Madrid. (Inma Mesa | PSOE)
Pedro Sánchez, con Cristina Narbona, Carmen Calvo, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, este 27 de marzo en el teatro Gran Maestre de Madrid. (Inma Mesa | PSOE)

Los socialistas también plantean restablecer la renta básica de emancipación que implantó Zapatero, que pretendía fomentar el alquiler de vivienda para los jóvenes con ingresos bajos. También se fomentará, dicen, la promoción de vivienda de alquiler social, movilizando el suelo público que se encuentre disponible.

Se apuesta por una "España de las autonomías fortalecida, porque garantiza la igualdad, la diversidad y la convivencia". No se cita Cataluña

En este epígrafe Sánchez coloca el refuerzo de la España autonómica. No se explicita la reforma de la Carta Magna en sentido federal, ni se habla de la España plurinacional que sí acogió la resolución política del 39º Congreso del PSOE. Ni se cita Cataluña, el principal desafío institucional que padece el Estado. El presidente presumió de haber reactivado las relaciones bilaterales y sectoriales con todos los ejecutivos regionales. Lo que busca el partido es una "España de las autonomías fortalecida, porque es el único modelo que garantiza la igualdad, la diversidad y la convivencia". Si aparece este compromiso en este capítulo es porque el PSOE propone seguir mejorando la transparencia y la eficiencia de la Administración pública, y por eso incluye medidas como la creación de una carpeta ciudadana que sirva como instrumento de comunicación con las administraciones públicas, la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la mejora de las retribuciones del personal militar o el desarrollo del Estatuto básico del empleado público.

Un "green New Deal"

La transición ecológica es otro de los sostenes de la acción de gobierno de Sánchez. El partido propone impulsar un "green New Deal" que permita hacer frente a ese reto mediante el fomento de las energías renovables, del autoconsumo y de la creación de empleo en este sector. En 2030 el 74% de la electricidad sería renovable, subrayó. También se programará un calendario de cierre de nucleares; caminar hacia una movilidad sostenible; poner en marcha un plan nacional de depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización del agua; impulsar un pacto de Estado por la industria; aprobar una estrategia de economía circular (para llegar al objetivo de cero residuos); apuntar a una estrategia de turismo sostenible 2030 y desplegar un plan de apoyo integral al sector de la automoción 2019-2025 para avanzar hacia un nuevo modelo de "movilidad sostenible, conectada e inteligente".

Tras "años de parálisis, injusticia social y corrupción", ahora "toca avanzar y nunca retroceder" y procurar la "estabilidad" del país, señala Sánchez

La última parte es la dedicada a la política exterior, una "España europea abierta al mundo". En ella se habla de recuperar el liderazgo en la cooperación al desarrollo (hasta alcanzar el 0,5% del PIB e incorporar África entre las prioridades), combatir en la arena internacional la desigualdad de hombres y mujeres, impulsar una política migratoria europea (facilitar flujo ordenado de inmigrantes, con "máximo respeto" a los derechos humanos), promover una política comercial progresista e inclusiva o reforzar la presencia e influencia de España en los organismos internacionales. Sánchez lleva a su programa una idea muy repetida en sus discursos: proteger a la UE para que la UE proteja a sus ciudadanos, paraguas en el que se propone un seguro europeo de desempleo, un Ejército comunitario y la puesta en pie de un pilar europeo de derechos sociales.

Pedro Sánchez, durante su intervención en el teatro Gran Maestre de la capital, este miércoles. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su intervención en el teatro Gran Maestre de la capital, este miércoles. (EFE)

Son los 110 compromisos con los que "construir la España de la próxima década", insistió el jefe del Ejecutivo. Tras "años de parálisis, injusticia social y corrupción", ahora "toca avanzar y nunca retroceder" y procurar la "estabilidad" del país, subrayó. Y para eso hace falta un "Gobierno fuerte, que hable con todas las fuerzas pero que dependa solo de sus propias fuerzas", añadió, retornando a su idea fuerza de los últimos días. Reclamó así una "participación masiva en las urnas" y un "gran apoyo parlamentario" al PSOE que permita abordar las reformas sociales que entiende que requiere el país desde la "estabilidad".

Sánchez promete matrícula universitaria, dentista gratis y ley de libertad de conciencia

En conjunto, este primer avance de programa socialista es más moderado que el anterior, en el que no se baja (por ahora) al detalle y en el que se habla menos de derogar y sí más de revisar o cambiar. El propio Sánchez hablaba de "sensatez" y de "realismo", aunque también señalaba que su manifiesto electoral es "sólido, valiente y de futuro". El PSOE siente que no debe cometer errores y que su mejor carta de presentación para el 28-A es la continuidad. Proseguir con la tarea que comenzó hace nueve meses. Poner el acento en la parte social y no permitir que cuestiones como Cataluña distorsionen su mensaje.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
136 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios