MITIN EN ALICANTE CON FRANS TIMMERMANS

Sánchez pide una "amplia mayoría" para un "Gobierno fuerte" que no dependa de socios

El presidente vuelve a llamar a una movilización masiva para vencer a la derecha de "tres siglas". Puig promete que si es reelegido los universitarios que aprueben todo tendrán matrícula gratis

Foto: Pedro Sánchez, con la 'consellera' Ana Barceló, José Luis Ábalos, Ximo Puig, Frans Timmermans y Pedro Duque, este 23 de marzo en Alicante. (EFE)
Pedro Sánchez, con la 'consellera' Ana Barceló, José Luis Ábalos, Ximo Puig, Frans Timmermans y Pedro Duque, este 23 de marzo en Alicante. (EFE)

Los socialistas creen que la victoria la tienen bastante al alcance de la mano el 28 de abril, aunque insisten en que no hay que confiarse. Ahora reclaman a los ciudadanos una mayoría "amplia" que les permita gobernar en solitario, sin depender de otras fuerzas, para garantizar la "estabilidad" del país y el despliegue de su proyecto para los próximos cuatro años.

Pedro Sánchez hizo este sábado ese llamamiento preciso desde Alicante. Del lado del 'president' de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que se somete a las urnas también el 28-A, y del cabeza de lista por la provincia en las generales, el ministro de Ciencia, Pedro Duque. Pero también acompañado por el candidato de la familia socialdemócrata a la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, y la 'consellera' de Sanidad, Ana Barceló. Un mitin en el paraninfo de la Universidad de Alicante que congregó a unos 1.300 cargos y simpatizantes, según las cifras de la organización, y que le sirvió a Puig para colocar una de las propuestas estrella para las autonómicas: los estudiantes universitarios que aprueben todo el curso tendrán gratis la matrícula del año siguiente.

Sánchez subrayó que son "muchos los desafíos" que España tiene por delante, y por eso necesita "estabilidad política". Quiere "un Gobierno que hable con todos pero que dependa exclusivamente de sus propias fuerzas". Que dependa de sí mismo, y no de socios. "Pido una amplia mayoría parlamentaria, que garantice la estabilidad para afrontar las transformaciones y mirar al futuro —continuó el jefe del Ejecutivo—. Un Gobierno fuerte para una España fuerte. Es lo que tiene que salir de las urnas en la Comunidad Valenciana y en el conjunto del país. Cada voto socialista en la Comunidad Valenciana y en España será un voto a favor de la estabilidad y del futuro, y cada voto que se quede en casa, porque es a lo que juega la derecha con sus tres siglas, la abstención, será un voto a la involución y al retroceso. Eso es lo que nos estamos jugando".

Sánchez subraya que España necesita "estabilidad" política para desplegar su proyecto. Aspira a gobernar en solitario después del 28-A


El presidente, por tanto, llama al voto útil a poco más de un mes de las generales. Y demanda un importante crecimiento de su partido. Sabe que no basta con ser primera fuerza para seguir en la Moncloa. Si las derechas sumasen, le echarían del poder. Pero también podría encontrarse con que, aun ganando, tendría que volver a apoyarse en los independentistas, como le ocurrió en la moción de censura. Compañeros de viaje que no ha descartado pero que no querría. Los socialistas preferirían una suma más sencilla, con Unidas Podemos y PNV. Pero esa alianza básica no la anticipan por ahora las encuestas, de ahí que Sánchez necesite reforzar ese mensaje de una mayoría "amplia". Para poder gobernar en solitario.

La foto distinta a la de Colón

Una mayoría capaz de frenar a la derecha "de tres siglas", PP, Ciudadanos y Vox. Porque "no hay tres derechas, no hay ningún matiz entre ellas", dijo el presidente. "Hay más siglas que ideas, más testosterona que neuronas en la derecha". La oposición, siguió, "reduce la política a tres cosas: confrontar, crispar e insultar, y quien insulta es quien no tiene ningún argumento, como le pasa a PP y Ciudadanos". Sánchez entonces apremió a los suyos a "movilizarse", a "aprender de lo que ocurrió el 2 de diciembre en Andalucía", donde la victoria del PSOE de Susana Díaz no sirvió para retener el Gobierno porque muchos votantes se quedaron en casa pensando que un nuevo triunfo de su partido estaba hecho. "Ganar no es solo ser primero, es ganar y gobernar el 28 de abril y el 26 de mayo [en las autonómicas, municipales y europeas]. Por eso tenemos que ganar y gobernar. No nos confiemos. La derecha juega a la abstención. Urnas vacías es involución y urnas llenas es mirar al futuro", proclamó el jefe del Ejecutivo, reiterando su mensaje de hace una semana en Madrid.

El presidente dice que hay más "testosterona que neuronas" en la derecha, a la que hay que combatir, sin confiarse. "Ganar es ganar y gobernar", avisa

El líder socialista apela al apoyo para un proyecto para la próxima legislatura y que requiere de "estabilidad". Exhibe como incentivo la acción de gobierno en estos nueve meses. No son suficientes, reconoció, para "cambiar un país", pero sí para "marcar el rumbo" de hacia dónde se debe ir en el futuro, para que en España "quepamos todos y no solo los de la foto de la plaza de Colón" de la capital. Una imagen que siempre invoca en sus mítines para que nadie olvide al que el PSOE dibuja como adversario: la alianza de PP, Cs y Vox.

Sánchez pide una "amplia mayoría" para un "Gobierno fuerte" que no dependa de socios

"Nosotros defendemos una España bien distinta, con muchas más plazas que la de Colón": la de las miles de mujeres (y hombres) que reivindicaron una España en igualdad el 8 de marzo, la de los "chavales jóvenes" que se manifiestan a favor de una España sostenible, la del 15-M de 2011 que clamaba por una democracia real, "sin corrupción", o la de las personas que en estos 40 años de democracia han apoyado una Constitución "inclusiva" e "integradora", que defienda la diversidad territorial como "una riqueza y no como un freno". Pero los socialistas también aspirar a representar a "esa otra gente que se manifiesta con su silencio", como las mujeres víctimas de la violencia machista o los parados de larga duración.

Sánchez volvió a cargar contra el PP por tachar al PSOE como partido no constitucionalista, y contra Cs por imponer un cordón sanitario. Ambos defienden una visión "excluyente" de la sociedad y del país, sostuvo. "De la ultraderecha ni hablo, porque presentan hasta candidatos que niegan el Holocausto nazi". Se refería el presidente del Gobierno a Fernando de Paz, el aspirante homófobo y negacionista de Vox que finalmente renunció a competir el 28-A. El mandatario socialista reivindicó la tarea de su Gabinete, los 'viernes sociales' —ayer mismo el Consejo de Ministros aprobó un plan de retorno para 23.000 emigrantes— o la vertiente feminista de sus políticas. "Lo que sí tiene siglas es el antifeminismo", remarcó.

"No hay un nuevo PP, es el mismo"

Mientras Sánchez se centra, en esta parte de la precampaña, en el llamamiento constante a una alta participación, Ximo Puig calzó una promesa programática estrella: si es reelegido como jefe del Consell, los estudiantes universitarios que aprueben todas las asignaturas tendrán, en el siguiente curso académico, la matrícula gratis. "No hay nada más importante que la educación e igualdad de oportunidades", señaló. Puig también anunció que multiplicará por cinco las ayudas de la Generalitat a los estudiantes de Erasmus y a los de Formación Profesional. "Cuentas con todo el apoyo y la comprensión del Gobierno de España", cumplimentó Sánchez, tras "aplaudir" la medida adelantada este sábado por el líder autonómico socialista.

Puig reconoce que liga su futuro al de Sánchez: "Vale, lo acepto, lo digo, porque lo que le vaya bien a Pedro le irá bien a los valencianos"

Puig recordó que en estos últimos cuatro años, su Gobierno ha tenido que desprenderse de una "enorme hipoteca reputacional" que le habían dejado 20 años de ejecutivos del PP manchados por los escándalos judiciales. La Comunidad Valenciana ha dejado de ser "paradigma de la corrupción" para convertirse en un paradigma de la "solidaridad", como lo demostró, dijo, la acogida de los migrantes del Aquarius. Ahora se trata de que sea referente de la "innovación". Entonces agradeció al ministro de Ciencia, el astronauta Pedro Duque, que haya "aceptado" encabezar la lista de los socialistas por Alicante, una "demostración clara" del proyecto "abierto" que encarna Sánchez.

El 'president' pidió a los valencianos que no se olviden de ese pasado inmediato. Así, se declaró "estupefacto" al oír al líder del PP, Pablo Casado, cuando asegura que se siente orgulloso de la gestión de su partido en las dos últimas décadas. "¡Si tres de los últimos cuatro presidentes del PP están imputados o en la cárcel!", exclamó. "El PP es uno, grande e indivisible: el mismo que había es el mismo que hay. No hay un nuevo PP, es el mismo de siempre y aún no ha pedido perdón a la sociedad por el daño grave que hicieron", mantuvo, para asegurar que su Gobierno ofrece "estabilidad y honradez, una virtud revolucionaria".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el ministro Pedro Duque, el 'president' valenciano, Ximo Puig, y el candidato socialdemócrata a la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, este 23 de marzo de 2019 en Alicante. (Inma Mesa | PSOE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el ministro Pedro Duque, el 'president' valenciano, Ximo Puig, y el candidato socialdemócrata a la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, este 23 de marzo de 2019 en Alicante. (Inma Mesa | PSOE)

Puig reconoció que Sánchez no ha podido aprobar una nueva financiación autonómica, una exigencia reiterada de la Comunidad Valenciana. El 'president' se la continuará "exigiendo", pero también es justo admitir, siguió, cómo el Ejecutivo central sí ha podido "demostrar su compromiso" con la autonomía en apenas nueve meses. Lo hizo cuando presentó su proyecto de Presupuestos, una decisión "única y exclusiva del Gobierno". "Y por primera vez en 15 años la Comunidad Valenciana tuvo la inversión que le correspondía, más del 10% de la inversión". Sin embargo, la "extraña coalición del no", la del PP, Cs y los independentistas, hicieron caer las cuentas públicas del Estado, y con ellos se perdieron 1.400 millones para la región. "Pedro es la esperanza para España y para la Comunidad Valenciana", clamó.

Al convocar las autonómicas con las generales del 28 de abril, la prensa ha resaltado en titulares que Puig "liga su futuro" al de Sánchez. Él asume que es así: "Vale, lo acepto, lo digo, porque lo que le vaya bien a Pedro le irá bien a los valencianos, lo que le vaya bien al PSOE le irá bien a los valencianos".

La "lucha por el alma de Europa"

Timmermans participaba en su tercer mitin en España en los últimos meses. Y se le ve cómodo. No es casualidad que el candidato recale tanto en nuestro país —también estuvo en la manifestación del 8-M en Madrid—, porque será una de las delegaciones que más eurodiputados aporte al grupo socialdemócrata. "Estamos montando en bici con el viento de las derechas en contra, pero eso nos anima a pedalear más fuerte para vencer el desafío y liderar el pelotón. Superaremos los desafíos y ganaremos esta carrera. Somos fuertes y estamos determinados y preparados para luchar", señaló en un castellano bastante pulido, "peor que el de [Johan] Cruyff y mejor que el de [Louis] Van Gaal", bromeó, refiriéndose a sus dos compatriotas holandeses.

Timmermans: "Los moderados [Cs] deberían dejar de flirtear con la extrema derecha [Vox]. Yo os prometo que nunca pactaré con la extrema derecha"

El candidato alertó de la importancia de los próximos comicios, en los que se libra la "lucha por el alma de Europa". Timmermans advirtió de que no puede "volver a repetirse" lo que ha pasado en Andalucía y acto seguido pellizcó a Ciudadanos por entenderse con Vox: "Los moderados deberían dejar de flirtear con la extrema derecha. Yo os prometo una cosa: nunca, en ninguna circunstancia, pactaré con la extrema derecha para conseguir mi investidura como presidente de la Comisión Europea. ¡Nunca! ¡Jamás! Nosotros hemos de ser el muro de contención de la extrema derecha en Europa, porque ¡no pasarán!", comprometió.

Sánchez pide una "amplia mayoría" para un "Gobierno fuerte" que no dependa de socios

El aspirante, repitió, "nunca" será "cómplice" de machistas, homófobos y xenófobos. "¡Ni un paso atrás!", clamó. Después, elogió a Sánchez por hacer de España un referente feminista. Él mismo será el "presidente feminista de la Comisión Europea". Aunque no lo tiene fácil: la familia socialista va a la baja en el Viejo Continente, según las últimas encuestas. Por eso los homólogos de Sánchez confían en que una victoria del PSOE el 28-A sirva para tirar de ellos en las europeas del 26-M.

Estreno mitinero de Pedro Duque

Para Pedro Duque, era su debut en un mitin de carácter nacional ya como candidato. Y se le vio nervioso, consciente de que es un recién llegado y de que no es su medio natural. Enseguida agradeció al presidente que le dejara "aterrizar" en su Gobierno y que le ubicara en la candidatura por Alicante. "Como hijo de una maestra que después de estudiar mi carrera en la universidad pública conseguí llegar al espacio, sentí que tenía que devolver algo al país".

El ministro de Ciencia subrayó que estaba en el lugar en el que cree que hay que estar, porque las demás "opciones" —léase PP y Cs— se dedican a "insultar y dividir", mientras los socialistas prefieren "concertar y dialogar". "Os representaré de la mejor manera que pueda. Hay muchas cosas que cambiar. Es la hora de las políticas de redistribución que nos aproximen al futuro", remachó.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios