REQUERIR A UNA POLICÍA, DECISIÓN SIN PRECEDENTES

La JEC lleva a Torra a la Fiscalía y ordena a los Mossos retirar los símbolos separatistas

El órgano da de plazo hasta las 15:00 de este viernes para que la policía autonómica quite toda la propaganda independentista. Acusa al 'president' de querer "burlar" y "desobedecer" sus órdenes

Foto: Cambio de pancarta en el Palau. (EFE)
Cambio de pancarta en el Palau. (EFE)

La decisión de Quim Torra de no quitar los símbolos separatistas de los edificios públicos puede salirle muy cara. La Junta Electoral Central (JEC) le abre finalmente expediente sancionador y lo lleva a la Fiscalía por si hubiera podido cometer delito de desobediencia, tipificado en el artículo 410 del Código Penal. A la vez, da de plazo al 'conseller' de Interior, Miquel Buch, hasta este viernes 22 de marzo a las tres de la tarde para que ordene a los Mossos d'Esquadra que retiren todos los símbolos separatistas de todos los edificios públicos de la Generalitat. También requiere a la Delegación del Gobierno en Cataluña que le informe del grado de cumplimiento de sus nuevas órdenes. Nunca hasta ahora la Junta había dado órdenes a un cuerpo policial para que garantizara el cumplimiento de una de sus resoluciones. Se trata, pues, de una decisión sin precedentes, señal de la mayor crisis jamás abierta entre la administración electoral central y un Gobierno autonómico. Crisis que, a tenor de la respuesta del 'president', no remitirá tan fácilmente: él mismo apostó por llevar la defensa de la "libertad de expresión" hasta "las últimas consecuencias".

La de este jueves es la tercera resolución de la JEC [aquí en PDF] en menos de dos semanas. Y, en este caso, tenía que estudiar cómo sancionar a Torra tras exigirle en dos ocasiones que retirase los lazos amarillos y las esteladas de los edificios públicos. Al final, el 'president', aunque fuera de plazo, quitó esos símbolos pero mantuvo su desafío al Estado, al sustituir la pancarta que colgaba del balcón del Palau de la Generalitat por otra prácticamente idéntica, en la que calcaba la proclama independentista —'Libertad presos políticos y exiliados'— y cambiaba el lazo amarillo por uno blanco con una franja roja atravesándolo. Una imagen que llevaba a otras semejantes utilizadas por los soberanistas para denunciar la supuesta censura y represión de España contra Cataluña. El gesto se repitió en otros departamentos. El 'president' ni siquiera había atendido la recomendación del Síndic de Greuges.

La Junta requirió a la Delegación del Gobierno en la comunidad que le remitiera fotografías de inmuebles representativos de la Generalitat, para que pudiera comprobar el grado de cumplimiento de la orden que dio de retirada de los lazos amarillos y las esteladas, y si habían sido sustituidos por otros elementos. El Ejecutivo remitió esa información a las cuatro de la tarde de este jueves, una hora antes de que comenzara la reunión del órgano que vela por la limpieza del proceso electoral. En algunos departamentos, los lazos amarillos se reemplazaron por otros símbolos. En la Conselleria de Agricultura, por ejemplo, estaban adheridos al cristal de la fachada figuras de ovejas, flores, vacas, hortalizas, conejos o frutas... recortados en cartulinas amarillas.

La Junta también abre expediente sancionador a Torra, por lo que deberá afrontar el pago de una multa que oscila entre 300 y 3.000 euros


La JEC dice que, en efecto, el 'president' Torra "no ha cumplido los acuerdos del 11 y 18 de marzo de 2019, sino que se ha limitado a aparentar dicho cumplimiento, al haber sustituido o superpuesto los símbolos inicialmente instalados en los edificios públicos dependientes de la Generalitat por otros con idéntico sentido partidista", manteniendo una simbología que no es "neutral", como exige la legislación electoral.

"Ni impulsó ni controló"

A continuación, el texto explica por qué se adoptan sanciones muy severas contra el 'president'. El órgano arbitral recuerda que constan dos requerimientos expresos en los que le reclamaba que quitara todos los símbolos partidistas, pero él "ni impulsó ni controló su ejecución". Las fotos remitidas este jueves por la Delegación de Gobierno, con imágenes similares, "lejos de representar algún grado de cumplimiento aparente, suponen una reiteración de la vulneración en lo dispuesto en el artículo 50.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General", que prohíbe a los poderes públicos hacer uso de imágenes o expresiones "coincidentes o similares" a las que empleen las formaciones que concurren a los comicios.

Los Mossos deberán vigilar de manera "permanente" que no hay rastro de símbolos partidistas durante todo el proceso electoral

Esa previsión legal, razona la JEC, "no puede tener un contenido limitado al mero acto de retirar algo, sino que conlleva, en sí misma, el acto de impedir que los hechos se reiteren durante ese periodo de tiempo".

La JEC lleva a Torra a la Fiscalía y ordena a los Mossos retirar los símbolos separatistas

El órgano incluye aquí una severa reprimenda al 'president': la colocación de lazos blancos con franjas rojas y de símbolos análogos no es un "intento" de cumplimiento de una orden, sino que solo pretende "eludir o burlar los requerimientos emitidos por esta Junta Electoral Central". "Ello es así porque tanto la conformación y contenido de los carteles como la identidad de los símbolos incorporados a ellos evidencian que el significado de la propaganda es el mismo, sin que pueda concederse relevancia material a la maniobra de cambiar el color de los lazos que, con la misma forma y trazado, se incorporan a los carteles". En resumidas cuentas, la JEC aprecia en Torra la "voluntad de desobedecer", llevando a cabo "una apariencia de cumplimiento o formas de inejecución directa que vendrían representadas por la ejecución o permisividad de actos tendentes a burlarla abiertamente".

Por todas estas razones, la Junta decide, en primer término, requerir al 'conseller' de Interior, Miquel Buch, para que, "de forma inmediata", dé instrucciones a los Mossos para que procedan a retirar de todos los edificios públicos de la Generalitat y de todas las entidades vinculadas o dependientes de la Administración autonómica "banderas esteladas, lazos amarillos o blancos con rayas rojas u otros de análogo significado, fotografías de candidatos o políticos así como pancartas, carteles o cualquier otro símbolo partidista o que contenga imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas por cualquiera de las entidades políticas concurrentes a las elecciones, así como para que ejerzan una vigilancia permanente para que no se vuelvan a colocar durante el periodo electoral ninguno de estos símbolos partidistas".

Requerimiento a Cunillera

La medida ha de estar cumplida a las 15:00 de este viernes 22 de marzo. El 'conseller' deberá comunicar al órgano supervisor cuándo se produce ese cumplimiento de la orden, "apercibiéndole de las responsabilidades administrativas y, en su caso, penales, en que pudiera incurrir si no cumple estrictamente este acuerdo de la Junta Electoral Central". Es decir, que si Buch no acata la instrucción, se expone a afrontar multas y ser acusado de desobediencia. Además, si llegadas las 15:00 los símbolos siguen colgados, se exigirá al prefecto de Policía de Interior, a quien también se le notifica el acuerdo, que "proceda a su inmediata ejecución". Nunca en democracia el órgano que ha de tutelar el proceso electoral había tenido que dar órdenes a un cuerpo policial para hacer cumplir sus resoluciones. Esta es la primera ocasión.

Torra reivindica la defensa del derecho a la libertad de expresión, manifestación y autodeterminación "hasta sus últimas consecuencias"

Como segunda medida, la JEC acuerda abrir expediente sancionador a Torra, por vulneración del artículo 50.2, lo que supone la imposición de una multa de 300 a 3.000 euros. Tercera medida: remite testimonio a la fiscal general del Estado, María José Segarra, por la "responsabilidad penal en que haya podido incurrir" el 'president', "derivada del incumplimiento consciente y reiterado" de los acuerdos del 11 y 18 de marzo. No es la primera vez que la JEC eleva un caso al Ministerio Público. Es decir, Torra podría asumir una investigación penal, imputado por desobediencia, que el artículo 410 del Código castiga con multa "de tres a 12 meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años".

Por último, la Junta requiere a la delegada del Gobierno en Cataluña, la socialista Teresa Cunillera, que le informe si dentro del plazo previsto se ha dado cumplimiento al acuerdo, que es firme y que solo se puede recurrir ante el Supremo.

La JEC lleva a Torra a la Fiscalía y ordena a los Mossos retirar los símbolos separatistas

El jefe del Govern no mencionó directamente la polémica de los lazos en el acto que tuvo este jueves por la tarde de presentación de la lista de Junts per Catalunya (JxCAT) al Ayuntamiento de Barcelona, que encabeza el 'exconseller' de Interior Joaquim Forn, encarcelado y procesado en el juicio del 'procés'. Pero sí abogó por llevar la defensa del derecho a la "libertad de expresión", y "hasta las últimas consecuencias", así como el derecho de manifestación y de autodeterminación, informa EFE. Torra remarcó que JxCAT, que se presenta a las generales, municipales y europeas con la misma marca, es un proyecto que representa la "determinación" que hubo para celebrar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Un acto que "lo rompe todo" y del que no cabe ninguna "marcha atrás", por lo que hay que seguir "adelante".

Sánchez remarca que la JEC "ha sido clara" y ahora toca que cada cual asuma sus "responsabilidades políticas" y que todos se sometan a su escrutinio

Desde Bruselas, adonde asistía a la reunión del Consejo Europeo, el presidente del Gobierno subrayó que la JEC "ha sido clara" en su resolución, y ahora solo queda que cada cual asuma "sus responsabilidades políticas". "Ha mandado a quien ha mandado para que retire todos esos símbolos que considera partidistas, en caso de Cataluña con los lazos amarillos. Nosotros lógicamente los respetamos", señaló Pedro Sánchez, informa EFE. El acuerdo es la prueba de que el "Estado social y democrático de derecho funciona", dijo, para insistir en que en un proceso electoral todos los actores políticos están sujetos al mandato de la Junta Electoral y las instituciones han de ser "neutrales", porque "son de todos, da igual lo que voten".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios