las provincias más pequeñas tienen la clave

Casado cifra en 20 sus escaños de la España interior que se irían al PSOE por Vox

El presidente del PP relanza su mensaje a favor de concentrar el voto del centro derecha al pedir a Vox que se abstenga de concurrir en las provincias de menos de seis diputados

Foto: El presidente de VOX, Santiago Abascal (i), y el presidente del PP, Pablo Casado (d).
El presidente de VOX, Santiago Abascal (i), y el presidente del PP, Pablo Casado (d).

Pablo Casado ha relanzado su mensaje a favor de la concentración del voto del centro derecha al pedir directamente a Vox que se abstenga de concurrir en las provincias más pequeñas (las que eligen menos de seis diputados) con el dato de que está en juego hasta una veintena de escaños que podrían caer del lado del PSOE y Podemos.

A la carga de nuevo contra su competencia más próxima, el Partido Popular se esfuerza en discursos, en vídeos y en la relación con sus simpatizantes para que cale la idea de que el sistema d´Hondt es letal esta vez para sus opciones, porque la competencia de tres partidos por un mismo espacio acaba por dar escaño a los contrarios, los socialistas de Pedro Sánchez.

Casado cifra en 20 sus escaños de la España interior que se irían al PSOE por Vox

Al PP le funcionó el mensaje en la España más despoblada en las últimas generales para frenar a Ciudadanos, pero esta vez el problema crece ante la pujanza del partido de Santiago Abascal en las encuestas. Además, el ejemplo de lo ocurrido en las autonómicas andaluzas complica a los de Casado explicar que el trasvase de voto de los populares a Vox acabará engordando a la izquierda. En Andalucía, no había en los comicios regionales circunscripciones de menos de 10 escaños, pero en las generales y en toda la España menos poblada, obtener un 13 o un 14% de los votos no se traduce en representación parlamentaria.

Los últimos sondeos preelectorales han confirmado los temores del principal partido del Congreso. El PSOE se beneficia del derrumbe de Podemos y la división del centro derecha, de rebote, multiplica las opciones de Sánchez en los feudos tradicionales del PP, como Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Cantabria, Extremadura o las provincias más pequeñas de Andalucía y Aragón.

"Al menos en 28 provincias donde se eligen tres, cuatro o cinco diputados el voto se perderá, perjudica al PP, que le resta, y el gran beneficiado será el PSOE". Esos son los cálculos que los diputados del PP hacen desde que se convocaron las elecciones, según desveló El Confidencial el pasado 23 de febrero.

Cerrados los acuerdos con los partidos regionalistas o foralistas en Asturias, Aragón y Navarra para presentarse en coalición el 28-A, el PP cifra en 20 el número de escaños en juego por el efecto de la división del centro derecha en la mayor parte de las circunscripciones. En provincias como Huesca, Teruel, Segovia, Cuenca o Guadalajara, los socialistas optan a un segundo escaño por primera vez desde los tiempos de Felipe González.

Desde Zaragoza, Casado puso el ejemplo de la responsabilidad demostrada por el Partido Aragonés Regionalista al no concurrir a los comicios para no dispersar aún más "el voto constitucionalista".

"Ojalá otros partidos también hicieran este análisis de responsabilidad y pensaran si en aquellas convocatorias electorales en las que no van a tener representación merece la pena dividir el voto para que algunos escaños pasen al PSOE y a Podemos", proclamó el presidente del PP.

Casado se refirió a los "partidos nuevos" para preguntarse si es positivo para el electorado contribuir a la dispersión de fuerzas que sirva al final para o tener "otro Gobierno Frankenstein o Sánchezstein" y revalidar el Ejecutivo "más letal de la historia reciente de España".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
91 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios