los presidentes regionales, a consultas

Casado se enfrenta a sus primeras listas electorales con manos libres salvo en Galicia

La dirección del PP quiere tener cerradas la próxima semana las candidaturas de todas las circunscripciones, por lo menos los números uno al Congreso y al Senado, para el 28-A

Foto: El presidente del PP. Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP. Pablo Casado. (EFE)

La dirección del Partido Popular quiere tener cerradas la próxima semana las candidaturas de todas las circunscripciones, por lo menos los números uno al Congreso y al Senado, para las elecciones generales del 28 de abril. Los presidentes regionales están llamados a consultas con el fin de dar ese primer paso en la elaboración de las listas, las primeras que tendrá que hacer Pablo Casado, en principio con casi total autonomía después de la etapa marianista y la posterior retirada de María Dolores de Cospedal. Solo Galicia, y muy relativamente Castilla y León más Andalucía, escapan al control del nuevo equipo de la sede de Génova.

Casado hará un paréntesis en su incesante recorrido de actos preelectorales por toda España para cerrar las candidaturas a mitad de semana. Y lo hará con manos libres en los antiguos feudos del equipo saliente, por donde cunden los nervios, más por las malas perspectivas electorales que por si hay un ajuste final de cuentas con los parlamentarios que apoyaron en las elecciones internas la opción de Soraya Sáenz de Santamaría.

Sobre la base de un grupo parlamentario de 134 diputados y el objetivo para el 28-A de mantenerse por encima de los 100, el 'ajuste de plantilla' se prevé proporcionalmente parecido al salido de las urnas en 2015, cuando los populares pasaron de los 186 escaños obtenidos en 2011 a los 123, un total de 63 menos.

Rajoy se permitió después, ante la repetición de elecciones de 2016, mantener prácticamente las listas de los comicios anteriores. Los resultados fueron al alza y con 134 escaños dejó a casi todo el mundo contento. Ahora a Casado se le juntan las jubilaciones voluntarias y forzosas, la renovación obligada y el pronóstico a la baja ante el hecho de enfrentarse al inédito panorama de una derecha partido en tres, entre el penúltimo giro de Ciudadanos y la irrupción de Vox.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el vicesecretario de Organización y jefe de campaña, Javier Maroto, se ocupan estos días de desbrozar el camino de las propuestas de cabezas de lista para que Casado tome las decisiones finales antes de que el comité electoral que preside Juan Ignacio Zoido las sancione.

Según fuentes del PP, las direcciones regionales del partido están llamadas a acudir a Génova o remitir opinión sobre los cabezas de cartel, continuidad o renovación, a principios de la próxima semana, con el fin de cerrar el proceso entre el 14 y el 15 de marzo. Pero también tienen que ser escuchados los órganos provinciales, decisivos al final para encajar a los parlamentarios cuneros.

En los mismos medios del principal partido del arco parlamentarios apuntan que Casado hará todos los cambios necesarios para que la renovación sea evidente, por encima de las propuestas que vengan de los aparatos regionales. Pero reconocen también que habrá una excepción: Galicia. "Esas listas se las van a dar hechas", apuntan ante el control que Alberto Núñez Feijóo y el llamado 'clan gallego' ejercen sobre su región aunque Rajoy se haya ido.

En las provincias gallegas no llegó a entrar Ciudadanos, y tampoco parece que la anunciada irrupción de Vox impresione a los populares. La cabeza de lista por Pontevedra es la actual presidenta de las Cortes, Ana Pastor, quien públicamente es de los pocos dirigentes del partido que hablan de su disposición a repetir.

Del resto de las comunidades autónomas, solo el aparato de Castilla y León se presenta con margen de negociación con Génova sobre los cabezas de lista, y apenas en algunas provincias. En Andalucía, se pronostican roces en varias circunscripciones, pero también está cantada la continuidad de una figura de peso como la exministra de Empleo Fátima Báñez por Huelva, aunque fuera como número dos de Sáenz de Santamaría en la pugna por la sucesión de Rajoy.

En Castilla-La Mancha, la retirada de Cospedal anuncia cambios en varias circunscripciones, y la más complicada es la de Guadalajara. Se daba por hecho que esa lista estaría encabezada por el actual alcalde, Antonio Román. El adelanto de las generales cambia los planes ante los movimientos de diputados de la misma provincia en los últimos años acogidos en otras listas y que ahora optan por volver a su tierra de origen.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios