A LA ESPERA DE QUE HABLE EL SUPREMO

El Gobierno admite que puede no llegar a exhumar a Franco antes del 28-A

Celaá asegura que si el Ejecutivo "tiene tiempo" procederá a ejecutar la salida del dictador del Valle de los Caídos, pero no se compromete en fechas. Y avisa a la Iglesia del riesgo de apoyar al prior

Foto: Feligreses y partidarios de Franco hacen cola en el Valle de los Caídos, el pasado 29 de noviembre, 43 aniversario de la muerte del dictador. (Reuters)
Feligreses y partidarios de Franco hacen cola en el Valle de los Caídos, el pasado 29 de noviembre, 43 aniversario de la muerte del dictador. (Reuters)

"Si el Gobierno tiene tiempo, procederá a hacer lo que ha sido su intención desde el principio", sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos. El Ejecutivo es plenamente consciente de que el tortuoso proceso administrativo en el que se ha acabado convirtiendo su promesa estrella, tal vez su medida simbólica, puede no estar cumplida antes de que los españoles vayan a las urnas el próximo 28 de abril. Quedan dos meses, sí, pero si algo ha quedado claro en este intenso y complejo tira y afloja de Pedro Sánchez con la familia del dictador es que los plazos marcados inicialmente se han ido superando más allá de lo previsible. Ese "os pillará trabajando" que les dijo el presidente a los periodistas en junio de 2018, dando a entender que en julio los restos mortales estarían ya fuera de la basílica. ha quedado destrozado por el avance de los hechos y la pugna de los nietos, de la Fundación Nacional Francisco Franco y del prior administrador del Valle de los Caídos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes volvió a estar muy presente la exhumación del general, sobre todo porque sigue sin verse luz al final del túnel y también porque el apoyo diáfano del Vaticano que el Ejecutivo intentó trasladar a los medios en los últimos días tiene mucho más matices. El Gobierno sostiene que ya ha "cumplido" con su tarea: el pasado viernes dio luz verde al acuerdo motivado que ordena la salida del dictador del Valle de los Caídos y que concede a la familia un plazo de 15 días hábiles para que designe un lugar de enterramiento alternativo a la cripta de la catedral de la Almudena, que no genere problemas de seguridad pública y que impida toda exaltación del régimen.

Ese periodo de 15 días comenzó a correr esta misma semana, puesto que se notificó a los Franco la resolución del Consejo de Ministros. Ellos han anunciado recurso ante el Tribunal Supremo. Ahí está la clave. Si los magistrados decidieran adoptar medidas cautelares y suspender el proceso hasta entrar al fondo del asunto, la exhumación quedaría paralizada probablemente durante unos meses. Si el TS, en cambio, no obstaculizara la consecución del expediente, entonces el Gobierno podría ejecutar la salida del general de Cuelgamuros, un trabajo que puede completarse en apenas tres horas.

El Ejecutivo insiste en que el proceso está siendo largo por "garantista": "Ojalá las víctimas de Franco hubieran tenido las mismas garantías que la familia"


"Hemos acabado la actuación administrativa", señaló la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, al término del Consejo de Ministros. "Si el Gobierno tiene tiempo, procederá a hacer lo que ha sido su intención desde el principio", siempre preservando el carácter "garantista" de todos y cada uno de los pasos que ha ido dando, respondió. La ministra no quería comprometerse en fechas.

Un proceso "más largo" de lo debido

Fue inquirida expresamente por la posibilidad de que Franco abandone la basílica antes de las generales del 28-A. No se quiso mojar. "Hemos llegado al final" del expediente y si el procedimiento ha sido "más largo" de la cuenta ha sido por el esfuerzo de que contara con todas las "garantías". "Ojalá las víctimas del dictador hubieran tenido las mismas garantías que la familia Franco", deslizó. Una argumentación que está muy presente en el acuerdo motivado de la semana pasada.

Si el Supremo accediese a la paralización cautelar de la exhumación, a petición de los Franco, el proceso podría quedar varado durante meses

El Gobierno cree que no se puede comparar este caso con el que resolvió el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el año pasado contra Polonia, porque en este país en la exhumación denunciada no se respetaron todos los filtros legales necesarios. Para las "garantías finales", dijo Celaá, queda el trabajo ahora del TS, si es que la familia decide recurrir para intentar paralizar el traslado del cadáver. Pero de lo que "no hay ninguna duda" es de que "el Poder Ejecutivo tiene la facultad para exhumar los restos de Franco".

Sin embargo, hay un obstáculo evidente. La comunidad benedictina es la que custodia la basílica del Valle de los Caídos, y su prior administrador, Santiago Cantera, se niega a facilitar la entrada al Gobierno. El Ejecutivo esgrimió el pasado miércoles una carta enviada el pasado 14 de febrero por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a la vicepresidenta, Carmen Calvo. Pero solo dio a conocer uno de los párrafos de la misiva, el que más le interesaba, y en el que el número dos del Papa reiteraba que la Iglesia "no se opone" a la exhumación del dictador. Añadía que a los monjes de la abadía se les recordó y se les "seguirá recordando su deber cívico de observar plenamente el ordenamiento y de respetar a las autoridades civiles".

El Gobierno admite que puede no llegar a exhumar a Franco antes del 28-A

Pero en la carta hay otros párrafos, no dados a conocer por la Moncloa y que hoy publicó 'El Independiente', que subrayan que la Santa Sede "no quiere intervenir en una cuestión sujeta a la jurisdicción española". Reconoce asimismo el cardenal Parolin que hay una "controversia" que es "objeto de un recurso ante el Tribunal Supremo". Controversia que "es competencia del Estado español y está sometida al Derecho y a la Justicia española". El Gobierno se ha negado hasta ahora a facilitar la carta en su integridad. Y el prior insistía ayer mismo en que respetará la decisión del TS, y no la del Gobierno: "La autoridad competente es la autoridad judicial y no el Poder Ejecutivo".

Suspendida la subvención a 340.000 €

Celaá remarcó que la misiva, en todo caso, prueba que el Vaticano no se opone a la exhumación. "Si la Iglesia se sometiera a los deseos del prior" del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, totalmente contrario al traslado de los restos, "tendría un daño reputacional como institución de magnitud significativa". "No lo va a hacer —concluyó—. La cúpula [eclesiástica] conoce la facultad del poder civil para poder hacerlo. Este es un Estado de derecho, y tiene la facultad de no mantener al dictador en un lugar de exaltación pública". La ministra hizo hincapié en que aparte de culminarse un procedimiento administrativo, el Gobierno cumple el "mandato" del Congreso de 2017 y también lo prescrito en el real decreto ley del pasado agosto y que convalidó la Cámara Baja.

Si la Iglesia "se sometiera" a los deseos del prior, que no permitir acceder al templo, "tendría un daño reputacional de magnitud significativa", dice Celaá

El Ejecutivo se expone a que no pueda rematar su medida simbólica más apreciada antes de las elecciones. Y si Sánchez no lograra ser reelegido y accediera al poder un Gabinete apoyado por las formaciones de derechas, el proyecto de exhumación podría acabar en un cajón.

El Gobierno admite que puede no llegar a exhumar a Franco antes del 28-A

Celaá, además, atribuyó a "razones obvias" la decisión de Patrimonio Nacional —la entidad titular del recinto de Cuelgamuros, y que es dependiente del Ministerio de la Presidencia— de retener la subvención de 340.000 euros a la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos al no haber "justificación" de los gastos. No se liberará hasta que no se presente un presupuesto equilibrado y "veraz" que pueda ser analizado contablemente.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios