ERC negocia confluir con Sobiranistes

Junqueras quiere dividir a los comunes y coquetea con Fachin y otros soberanistas

Elisenda Alamany anunció que dejaba el grupo parlamentario de Catalunya en Comú. Lo hacía con Joan Josep Nuet, coordinador general de EUiA, tras ella. Podría no ser la última

Foto: Los líderes de ERC, Oriol Junqueras (d), y de Si que es Pot , Albano Danti Fachin. (EFE)
Los líderes de ERC, Oriol Junqueras (d), y de Si que es Pot , Albano Danti Fachin. (EFE)

Oriol Junqueras se ha sacado otro as de la manga a pesar de estar inmerso en el juicio del Tribunal Supremo. La jugada pasa por dinamitar a los comunes de Ada Colau para atraerlos al espacio político de ERC. Así, el nuevo partido que quiere crear Elisenda Alamany, Sobiranistes, está negociando confluir con los republicanos. No son los únicos. Albano Dante Fachin también ultima contactos con ERC para formar parte de la lista de esta formación en las generales. Ampliar la base de ERC a no solo independentistas sino a lo que ellos llaman soberanistas es uno de los pilares del discurso de Oriol Junqueras, y muchos de los que orbitan alrededor se ven atraídos por las buenas perspectivas electorales de Esquerra.

Fachin ha registrado como partido su plataforma Som Alternativa y admite que su plan es explorar posibles alianzas. "Las elecciones del 21-D ya hablamos de que Som exploraría alianzas por la situación de excepcionalidad que se vivía. Esa situación no ha desaparecido con el juicio", explica por teléfono. Su partido, Som Alternativa, tiene prevista una reunión este sábado para decidir si busca ir con ERC a las elecciones. En los pasillos del Senado y del Congreso ya se da por hecho la incorporación de Fachin, el que fuera hombre de Pablo Iglesias en Cataluña, a las listas de ERC, sea al Congreso o al Senado.

Marta Sibina, pareja de Dante Fachin, ha sido la voz crítica de los comunes en el Congreso. La diputada comenzó hace unas semanas a votar en contra de todas las decisiones del Gobierno en protesta por retener los barcos de rescate de inmigrantes como el Open Arms y votó en contra de los Presupuestos de Pedro Sánchez como hicieron ERC y PDeCAT. Fachin tiene muy buena relación con diputados como Gabriel Rufián y ha visitado a Junqueras en la cárcel y criticado el juicio del Supremo.

La situación es muy grave para Podemos porque su rama catalana se desangra. Comunistes de Catalunya es un partido que forma parte de EUiA, que a su vez está integrado en los Comunes de Ada Colau. El líder de Comunistes de Catalunya es Joan Josep Nuet, quien ha ha convocado para hoy un Comité Central urgente para romper con los Comunes y plantear una alianza con ERC en las generales del 28-A. En la práctica, lo mismo que están haciendo Alamany o Dante-Fachín. Fuentes de EUiA han explicado que en su Ejecutiva celebrada hoy Nuet se ha abierto a la posibilidad de pactar con ERC para las próximas generales.

Con Elisenda Alamany, si Nuet también se va los Comunes perderían dos diputados en el Parlament. Eso no llegaría a sumar una mayoría independentista porque hay cuatro diputados de JxCAT que no pueden votar al haberse negado a ceder el voto, entre ellos Carles Puigdemont. Pero el panorama cambia y se pone peor para Cs y el resto de partidos constitucionalistas.

Fuentes parlamentarias de Podemos recuerdan que Pablo Iglesias fue a la cárcel a negociar los Presupuestos con Junqueras y que este le paga ahora alentando la división en la listas. Soberanistes, la corriente que dice defender el derecho a decidir pero no la independencia, ya tiene varios acuerdos en listas municipales con ERC, pero al adelantarse las generales se puede ampliar. Los críticos con Ada Colau argumentan que, además de lo ideológico, los comunes han sido implacables con la disidencia y que no les han dado puestos.

La maniobra no es nueva, pero se acentúa en el peor momento. A las puertas de unas elecciones en las que Ada Colau se juega el Ayuntamiento de Barcelona. En la rueda de prensa de Elisenda Alamany anunciando que dejaba el grupo parlamentario de Catalunya en Comú, lo hacía con Joan Josep Nuet, coordinador general de EUiA detrás de ella. Nuet no ha seguido la senda de Alamany, pero la amenaza latente estaba muy clara. Alamany puede ser la primera pero no la última. ERC lleva años atrayendo a miembros de los comunes, debilitando el espacio de la izquierda catalana y haciendo prevalecer el eje nacional sobre el eje social.

ERC lleva años atrayendo a miembros de los comunes, debilitando el espacio de la izquierda catalana y haciendo prevalecer el eje nacional

Así, el hoy procesado Raül Romeva proviene de ICV. De ahí viene también Joan Oloriz, que dimitió de sus cargos en ICV en Girona para sumarse al proceso soberanista. Otros no se han acercado a ERC pero han optado por acercarse al entorno de Carles Puigdemont. Es el caso de Toni Morral, antiguo alcalde de Cerdanyola por ICV y que ahora es el nuevo secretario general de la Crida y hombre de confianza del antiguo presidente de la Generalitat. Otro personaje forjado en las filas de ICV es nada más y nada menos que Jordi Sànchez.

De manera que el independentismo ha sido una sangría constante para ICV. Y lo sigue siendo: la línea de defensa de la legalidad democrática y de evitar mecanismos unilaterales que defendía Joan Coscubiela se ha ido debilitando en el seno de los comunes. La ironía es que este fenómeno está sucediendo en el momento en que más se ha acercado Colau a los soberanistas. La alcaldesa está haciendo gestos constantes hacia el independentismo, el último, boicotear a Felipe VI en el Mobile World Congress. Pero eso no basta. Habrá que ver la rentabilidad electoral que saque ERC en las generales de estas concesiones.

ERC juega a largo plazo y al atraerse a los Comunes intenta con los años el soberanismo pase del 47% actual de los votos a más del 50% del electorado

En todo caso, ERC está tomando la delantera en el espacio soberanista. Mientras tanto, JxCAT, la marca con la que presumiblemente se presentarán los de Puigdemont, está debatiendo sobre las listas y va con retraso en comparación con la rapidez con que se mueve ERC. Los republicanos juegan a largo plazo. Ahora, el independentismo tiene el 47% de los votos. Si los comunes se siguen fragmentando y sumándose a la causa independentista a largo plazo, el soberanismo acabará sumando más del 50% del electorado en Cataluña. Donde Puigdemont quiere unilateralidad ahora mismo, Junqueras opone una gota malaya, tal vez más lenta pero a lo mejor mucho más peligrosa para la unidad de España.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios