RECTA FINAL PARA LA INVESTIDURA

Rivera garantiza su estabilidad y pide a Rajoy que "escuche" para que la legislatura dure

El líder de centro blindó su acuerdo con el PP y prometió estabilidad en los grandes asuntos de Estado. Advirtió a Rajoy de que si no escucha a la Cámara, "esto durará muy poco"

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en la segunda jornada del debate de investidura. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en la segunda jornada del debate de investidura. (EFE)

Los 32 diputados de Ciudadanos votaron sí al candidato del PP y lo volverán a hacer el sábado por la tarde para que Mariano Rajoy salga reelegido presidente del Gobierno por mayoría simple y gracias a las abstenciones de los socialistas. Albert Rivera hizo un alegato en favor de la nueva configuración parlamentaria, “los ciudadanos votaron dos veces al PP, pero también decidieron que no existieran mayorías absolutas”, y puso en valor la necesidad del diálogo y el consenso en un periodo en que ambos serán necesarios para sacar adelante cada ley. Con el partido de centro, el Gobierno podrá contar: “Vamos a hacer una oposición responsable”, pero los asuntos de Estado “deben debatirse entre todos”, afirmó.

El líder centrista reprochó al candidato popular el pesimismo constante en sus intervenciones señalando lo difícil y duro que será gobernar en minoría, y le garantizó “que todo irá bien” si cumple las exigencias pactadas con su partido, porque le servirán para tener una cuantiosa mayoría —aunque insuficiente— y tirar hacia adelante las reformas que se propongan. “Exigencias”, en palabras de Rivera, recogidas en el acuerdo de investidura pactado el pasado agosto, que los centristas esperan que actúen como hoja de ruta de la legislatura que la semana que viene arrancará definitivamente tras constituirse el nuevo Ejecutivo.

Rivera garantiza su estabilidad y pide a Rajoy que "escuche" para que la legislatura dure

Eso sí, el líder de Ciudadanos no titubeó al recordar a Rajoy la necesidad de cambiar de actitud y “escuchar a la Cámara”, ante la evidencia de que necesitarán a otros partidos en el trabajo legislativo. Si el presidente en funciones continúa pensando en un formato de mayoría absoluta, en palabras de Rivera, “esto va a durar muy poco”. En efecto, la primera prueba de fuego que encontrará el veterano inquilino de La Moncloa será la aprobación de los Presupuestos Generales del próximo año. De momento, solo cuenta con el apoyo de Ciudadanos, y sin los socialistas u otros caminos que el PP empieza a tantear, como podría ser el PNV… no saldrán adelante.

Mariano Rajoy durante la segunda jornada del debate de investidura. (Reuters)
Mariano Rajoy durante la segunda jornada del debate de investidura. (Reuters)

Rivera aprovechó su discurso en la segunda jornada del debate para dirigirse a los socialistas apelando, una vez más, su sentido de responsabilidad. Y como no podía ser de otra manera, lo hizo recordando el pacto firmado con el PSOE en marzo, cuando los centristas apoyaron la candidatura de Pedro Sánchez en la primera investidura del año. “Nosotros, señor Hernando, firmamos un acuerdo bueno de 150 reformas, de las que 100 están en nuestro pacto con el PP”. Ante la evidencia de un espacio común, Rivera pidió a modo de reflexión ser capaces de sentarse a una mesa de negociación para cumplir “aquello en lo que estamos de acuerdo” y, sobre todo, para que la legislatura sea fructífera.

No se extendió, pero sí enumeró los puntos comunes en ambos acuerdos que más pueden poner contra las cuerdas al PSOE: un complemento fijo para los salarios más bajos, un pacto contra la pobreza infantil, frenar los recortes en Sanidad o un pacto nacional por la Educación. Con todo, el centrista lanzó el mensaje más claro posible al candidato a la reelección: “El que se tiene que adaptar al Parlamento es usted. Y usted es el mayor responsable de que esto vaya bien o mal”.

En esta ocasión, Rivera no sacó los colores a Rajoy con la corrupción, más allá de las metáforas parafraseando al expresidente Suárez en varias ocasiones, “hemos tenido que cambiar las cañerías sin cambiar el agua”, y advirtiendo al candidato de que le estarán “vigilando” desde muy cerca con todos los recursos que tiene la oposición.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el pleno de investidura. (Reuters)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el pleno de investidura. (Reuters)

El presidente de Ciudadanos centró su ataque a Unidos Podemos, que se ganó a pulso convertirse en líder de la oposición ‘virtual’. En efecto, Rivera pidió al líder del grupo, Pablo Iglesias, que aclarara qué papel jugará la formación en la legislatura, afeando la participación y el respaldo de muchos de sus diputados a la marcha Rodea el Congreso, organizada el próximo sábado coincidiendo con la votación de la que saldrá investido Rajoy. “No sé si ustedes van a trabajar cumpliendo con su programa o ya se han olvidado de los electores y están obsesionados solo con el ‘sorpasso’ y con destruir al PSOE”, atizó el centrista.

En varias ocasiones, Rivera apeló a los líderes de la Transición —Suárez, pero también Carrillo—, y cargó contra los dirigentes de Unidos Podemos por hablar de “investidura ilegítima” o “golpe de Estado”, señalando a la cúpula del techo del hemiciclo en la que están las marcas de los disparos del 23-F. “Aquello fue un golpe de Estado de verdad”.

Rajoy perdió la primera votación antes de las ocho de la tarde este jueves, y será el sábado a la misma hora cuando de nuevo reúna 170 síes —los 137 del PP, 32 de C’s y el escaño de Coalición Canaria—. Esta vez le servirán porque contará con la abstención del grupo parlamentario socialista —o al menos de la mayoría de sus diputados— y será reelegido presidente del Gobierno por mayoría simple.

Elecciones Generales

El redactor recomienda