pleno DE INVESTIDURA

Pablo Iglesias pondrá al mismo nivel a PP, PSOE y C's en su discurso: "La triple alianza"

Para el líder de Unidos Podemos, la "triple alianza" no será un fenómeno puntual, de cara a la investidura de Rajoy, sino que se mantendrá a lo largo de la legislatura en cuestiones estratégicas

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), y el portavoz parlamentario de Unidos Podemos, Íñigo Errejón (i), durante el debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), y el portavoz parlamentario de Unidos Podemos, Íñigo Errejón (i), durante el debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy. (EFE)

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, centrará su discurso de este jueves, durante la segunda jornada del pleno de investidura, en defender su papel como alternativa frente a la “triple alianza” que forman PP, PSOE y Ciudadanos. Una gran coalición que no solo será puntual, para investir a Rajoy, sino que se mantendrá a lo largo de la legislatura en cuestiones estratégicas, tal y como ya pronosticó tras reunirse con el Rey. Una consideración que se ha visto reforzada tras un discurso en el que Rajoy se ha centrado en tender la mano al PSOE para afrontar las grandes reformas de España.

La reedición de un Gobierno del PP no sería posible sin el apoyo de Ciudadanos y PSOE, ha recordado Iglesias a la salida del pleno de investidura, por lo que se referirá a estas tres formaciones en su discurso en lugar de dirigirse solo al candidato, como es habitual. El secretario general de Podemos también ha afeado al candidato el bajo nivel de su discurso, además de reprocharle que “la Cámara y los españoles se merecen más respeto”, por remitir en su intervención al diario de sesiones y no tener así que repetir las consignas que ya expresó en la primera investidura a la que se sometió.

Pablo Iglesias pondrá al mismo nivel a PP, PSOE y C's en su discurso: "La triple alianza"

Para el líder de la formación morada, la situación política actual es histórica y excepcional, dijo, por el hecho de que los socialistas hayan “entregado el Gobierno al PP”. Unas consideraciones que resaltará en su discurso de este jueves, recuperando su tono académico, de politólogo, para describir lo que significa este contexto en términos históricos, y que según ha avanzado durante los últimos días se basa en "el fin del turnismo" entre PP y PSOE y el advenimiento de un nuevo ciclo de restauración del régimen del 78. “Humildemente, vamos a elevar el nivel del debate”, ha zanjado a las puertas del hemiciclo.

El portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, han coincidido en la falta de capacidad retórica del candidato a la investidura y ha concluido que la intención de Rajoy era precisamente provocar “rendición por agotamiento” del resto de partidos y “hastío” de la ciudadanía. Tanto el PP como el PSOE “vienen a una investidura de trámite”, sin ánimo de confrontar propuestas ni modelos de país, añadió, “que es lo que se hace cuando uno se avergüenza de algo o no está orgulloso de ello”.

Respecto al contenido del discurso del presidente todavía en funciones, el número dos de Podemos ha resaltado la falta de innovación, “porque ya la introduce el PSOE”, con lo que denominó “un golpe palaciego en Ferraz” para permitir a Rajoy volver a ser presidente. La falta de propuestas concretas y de modelos es para Errejón la razón por la que su partido debe encarnar la alternativa frente la denominada 'gran coalición' en la próxima legislatura.

La "oposición real"

Según el secretario político de Podemos, para Rajoy el diálogo significará volver a realizar "el mismo chantaje al PSOE una y mil veces", en referencia a la convocatoria de elecciones, "para pedir una abstención de país" para tramitar los Presupuestos, "el hachazo a las pensiones" o los recortes que volverá a exigir Bruselas. Todo ello, ha concluido en su valoración del discurso de investidura defendido por Mariano Rajoy, "no es una señal de fortaleza, sino de debilidad".

Como en las anteriores sesiones de investidura en las que ha estado presente Unidos Podemos, este grupo parlamentario plurinacional repartirá los tiempos para que también puedan intervenir los portavoces de las confluencias territoriales del partido (Xavier Domènech de En Comú Podem y Alexandra Fernández de En Marea), además del coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

En la línea con lo que ya ha avanzado Iglesias durante los últimos días, Podemos pretende convertirse en la "oposición real" al Gobierno del PP, aunque priorizarán más la lucha en las calles que en las instituciones, como ya demostraron este miércoles con su activa participación en la huelga general de educación. "No podemos ser una fuerza solo en el Parlamento", defendió Iglesias en la víspera de la investidura, sino que se pondrán "al servicio de los movimientos populares para perseguir el empoderamiento democrático". La presencia este martes de un buen número de diputados con las camisetas de la marea verde en defensa de la Educación pública de calidad es una buena muestra estética de cómo afrontan esta nueva fase.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios