Es noticia
Menú
Las bases de Podemos decidirán sobre los acuerdos de investidura con el PSOE
  1. Elecciones Generales
todos los pactos están amenazados

Las bases de Podemos decidirán sobre los acuerdos de investidura con el PSOE

Podemos inicia una nueva fase en la relación con el PSOE tras consumarse la abstención a Rajoy, pasando del apoyo a los barones socialistas a una oposición férrea y mayores exigencias

Foto: El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante una sesión plenaria. (EFE)
El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante una sesión plenaria. (EFE)

Los dirigentes autonómicos de Podemos cuentan con el respaldo de la dirección estatal para “cambiar o romper” sus acuerdos de investidura con el PSOE. El resultado, según coinciden en señalar desde los grupos regionales que ya han abierto esta discusión, no será en ningún caso una moción de censura que facilitaría al PP recuperar el poder en Aragón, Baleares, Valencia, Castilla-La Mancha y Extremadura. Se trata, en su lugar, de elevar las exigencias sobre los barones que fueron investidos gracias al apoyo de Podemos y de abandonar su papel como socios preferentes para sacar adelante iniciativas parlamentarias. Una nueva era en las relaciones entre Podemos y PSOE que pasa por endurecer la línea política desde la oposición y cuya primera consecuencia se visualizará en la negociación de los Presupuestos.

Esta nueva hoja de ruta se someterá a consulta de las bases en Aragón y Baleares, aunque no se descarta que se sigan estos mismos pasos en el resto de territorios. En la comunidad aragonesa, el dirigente de Podemos Pablo Echenique asegura que la opinión “mayoritaria” del partido es que las políticas del PSOE en esta comunidad están más cerca del PP que de la formación morada. “Espero que los militantes tomen nota para votar la nueva hoja de ruta”, explicó ayer el portavoz de Podemos en Aragón, tras afirmar, en referencia a su relación con el presidente, Javier Lambán, que “cada vez es más difícil ponernos de acuerdo en las políticas que quiere sacar adelante, y el último paso de apostar por un Gobierno del PP en Madrid marca que esta trayectoria ha entrado en barrena”.

Los documentos que marcarán la acción política del partido para el próximo año estarán listos este fin de semana y se someterán a votación entre el 7 y el 9 de noviembre. Las aportaciones realizadas subrayan los incumplimientos de los acuerdos de investidura por parte del PSOE y la necesidad de marcar perfil propio alejándose de sus políticas. En esta línea, la diputada de Podemos y presidenta de las Cortes aragonesas, Violeta Barba, argumenta en uno de los textos incorporados a este proceso que “si hay algo que nos ha quedado claro en estos 15 meses, es que el presidente Lambán tiene como finalidad afianzar las mismas políticas económicas que sus predecesores, que solo benefician a las élites y mantienen la histórica correlación de fuerzas entre clases sociales”.

Echenique: “Lambán debería ser presidente de Aragón todos los días y no solo cuando está en su despacho”

La presidenta de las Cortes explica que “no ES de extrañar que el propio presidente del Gobierno socialista aragonés, ante la posibilidad de un Gobierno estatal progresista con Podemos o apoyar la investidura del Partido Popular, optara públicamente por defender la segunda opción”. Ante esta coyuntura, defiende que “no podemos permanecer tibios ante el mantenimiento de las políticas continuistas, ejerciendo como hasta ahora eso que hemos denominado oposición responsable”. Su apuesta, por tanto, “es ejercer la oposición, en la que nuestras propuestas políticas sean defendidas y votadas visual y férreamente, y en la que las transacciones sean el instrumento para su apoyo, y no a la inversa”.

En la misma línea se manifiesta el portavoz adjunto del grupo parlamentario y secretario de Organización de Podemos Aragón, Román Sierra, en sus aportaciones al documento que ratificarán las bases. “Si el PSOE de alguna manera facilita el Gobierno del PP, se convierte en cómplice de las políticas austeritarias e injustas que aplicará sin duda el Gobierno del PP. Tampoco podemos obviar el papel del secretario general del PSOE aragonés y presidente del Gobierno de Aragón, en frenar la posibilidad de explorar la vía de gobiernos alternativos al del PP”, argumenta. Como consecuencia de esta y otras consideraciones extraídas tras el primer año de Gobierno de Lambán, Sierra entiende que “cambia nuestro papel de intentar conseguir políticas más justas en Aragón a también impedir que estas políticas de recortes se lleven adelante, siendo la oposición más combativa frente a la austeridad”.

En Baleares, la revisión de los acuerdos de investidura con la presidenta socialista Francina Armengol se someterá a consulta de la asamblea ciudadana. La portavoz parlamentaria Laura Camargo así lo explicó este lunes: “Será la gente la que tenga que expresar si quiere que se continúe con el apoyo externo”. Todo ello, en un momento en el que la formación está negociando los Presupuestos regionales con el PSOE. Una negociación que, reconocen, se está “encallando”. Camargo también pone en evidencia los incumplimientos de las medidas plasmadas en el acuerdo de investidura.

El Pacto del Botánico, “amenazado”

En Valencia existe una mayor división interna sobre la nueva hoja de ruta a adoptar, por lo que el papel de Compromís como intermediario, en el Gobierno junto al socialista Ximo Puig, será fundamental para salvar los compromisos adquiridos en el denominado Acuerdo del Botánico. Tras la celebración de un consejo ciudadano autonómico con carácter extraordinario en la tarde de ayer, el secretario general del partido en esta comunidad, Antonio Montiel, aseguró que este acuerdo “está amenazado” por el propio PSOE y Puig. Su objetivo inmediato pasa por “rescatar” este acuerdo, haciendo que “se amplíe y se cumpla”. Para ello, pretenden crear una nueva comisión de seguimiento, incorporando en ella a nuevos actores municipales y de la sociedad civil para que no caiga en una “patrimonialización” del PSOE y “pueda volar más alto”.

La relación entre Podemos y PSOE tampoco mejora en Extremadura y Castilla-La Mancha. El grupo parlamentario de la formación morada en esta última comunidad fue el primero en visibilizar la ruptura del acuerdo. “La posición sigue siendo la misma, se ha confirmado lo esperado”, explica el portavoz José García Molina, “y por tanto, si las relaciones estaban en punto muerto, se añade una pendiente cuesta arriba”. El líder de Podemos en Castilla-La Mancha considera que será “difícil avanzar”, porque “parece que en muchas políticas el PSOE tiene más afinidad con el PP que con nosotros”. Los Presupuestos serán la prueba de fuego, aunque García Molina avanza que no están sobre la mesa cuestiones fundamentales como la renta garantizada, las alternativas habitacionales a los desahucios o políticas en defensa de los servicios públicos sin las cuales nunca apoyará las cuentas que presente Emiliano García-Page.

El presidente extremeño, Javier Fernández Vara, ya tuvo que aprobar los últimos Presupuestos con el apoyo del PP. Una senda que podría repetirse este año, aunque desde el grupo parlamentario de Podemos reclaman cautela hasta conocer “qué planteamientos tiene la Junta, que es la que tiene que llevar la iniciativa”. Las líneas generales se enviarán a los grupos la próxima semana y la formación espera mantener una reunión a cuatro para conocer de primera mano cuáles serán las líneas generales.

En Asturias, las negociaciones para los Presupuestos entre el presidente Javier Fernández y Podemos están prácticamente rotas, mientras que el PP ya se ha ofrecido al PSOE para sacarlos adelante. Asimismo, el líder regional de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha amenaza con retirar el apoyo de su formación al barón socialista, que también preside la gestora del partido. En este sentido, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, añadió que “habrá que ir evaluando el grado de cumplimiento” de los acuerdos programáticos con los socialistas y ha reconocido que el grado de exigencia será mayor, para no tener que “aplicar recortes que haya aprobado Mariano Rajoy con el PSOE”. Como consecuencia, no descarta que el PSOE, Javier Fernández en este caso, acabe echándose en brazos de la derecha.

Los dirigentes autonómicos de Podemos cuentan con el respaldo de la dirección estatal para “cambiar o romper” sus acuerdos de investidura con el PSOE. El resultado, según coinciden en señalar desde los grupos regionales que ya han abierto esta discusión, no será en ningún caso una moción de censura que facilitaría al PP recuperar el poder en Aragón, Baleares, Valencia, Castilla-La Mancha y Extremadura. Se trata, en su lugar, de elevar las exigencias sobre los barones que fueron investidos gracias al apoyo de Podemos y de abandonar su papel como socios preferentes para sacar adelante iniciativas parlamentarias. Una nueva era en las relaciones entre Podemos y PSOE que pasa por endurecer la línea política desde la oposición y cuya primera consecuencia se visualizará en la negociación de los Presupuestos.

Baleares Javier Lambán Valencia Aragón Ximo Puig Mariano Rajoy Emiliano García-Page Compromís
El redactor recomienda