Es noticia
Menú
Rajoy pide silencio y transmite el mensaje de que es posible evitar las elecciones
  1. Elecciones Generales
la gestora socialista gira hacia el desbloqueo

Rajoy pide silencio y transmite el mensaje de que es posible evitar las elecciones

El PP ordena a sus portavoces que sigan el guion: mano tendida al PSOE y nada de exigencias previas para no dar pretextos al sector de Pedro Sánchez partidario del bloqueo

Foto: El presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

La dirección del PP ha reiterado a sus miembros y portavoces la orden de silencio ante la crisis del PSOE y que sigan el mismo guion "en positivo" del mensaje lanzado por Mariano Rajoy: mano tendida a los socialistas sin condiciones previas. Mientras, en los principales ministerios del Gobierno, se extiende la idea de que ahora sí las terceras elecciones son evitables y podrían poner fin a su peculiar situación (10 meses en funciones) en las próximas semanas.

El jefe del Ejecutivo intenta que su partido quede al margen del debate o la pelea interna de los socialistas en su giro para permitir el desbloqueo institucional una vez destituido Pedro Sánchez. Tuvo que aclarar que su habitual petición de apoyo para los próximos Presupuestos y pactos de Estado no son una condición previa para hablar sobre su investidura, aunque también dejó claro que lo planteará en cuanto le dejen. Las urgencias de mantener la recuperación económica y de responder al desafío separatista en Cataluña obligan a ese entendimiento de mínimos entre populares y socialistas, según insisten en fuentes del PP.

Es el mismo discurso que Rajoy repite desde el 21 de diciembre del pasado año, cuando propuso de entrada un Gobierno de coalición entre los partidos constitucionalistas (PP, PSOE y Ciudadanos) y que rescató íntegro el 26 de septiembre ante su comité ejecutivo, al día siguiente del nuevo fracaso electoral de los socialistas, esta vez en las autonómicas de Galicia y el País Vasco.

El PP dice que no quiere terceras elecciones y emplaza al PSOE a sentarse a hablar

El presidente del Gobierno en funciones 'corrigió' a sus portavoces, pero solo en los plazos: lo primero es asegurar el desbloqueo (la abstención) para evitar las terceras elecciones y luego asegurar la gobernabilidad. Las instrucciones a sus portavoces son no inmiscuirse en los problemas internos del PSOE y ayudar con el silencio a que la gestora consiga restablecer el orden interno y completar el giro dentro de la organización y sobre todo en el Grupo Parlamentario. Nada de dar pretextos para que los partidarios de Sánchez hablen de humillación o entrega al PP.

En el Partido Popular dan por hecho que la gestora tomó el mando en Ferraz para evitar esas terceras elecciones, y que una vez arrancada la legislatura una nueva dirección socialista podrá recuperar las relaciones con los populares, en el poder pero en minoría, y al menos para las cuestiones fundamentales, donde serán necesarios los pactos de Estado.

Fernández, sobre que Rajoy asegura no querer terceras elecciones: "Yo tampoco"

En los principales ministerios y en el Grupo Popular se ha extendido desde el pasado martes (después de la primera conversación entre Rajoy y Javier Fernández) la idea de que se pueden evitar las terceras elecciones. En fuentes del PP advierten de que esa nueva interlocución entre ambos partidos será muy distinta a la de los tiempos de Sánchez, siempre pendiente de su imagen y de su carrera personal.

En La Moncloa, confían ahora en la seriedad y la discreción del presidente del Gobierno del Principado de Asturias para restablecer vínculos con el PSOE, los mismos que hubo en la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando de sus conversaciones no se enteraban a veces ni los miembros de sus respectivos gabinetes.

En el PP esperan al calendario que se fije Fernández para darle la vuelta al discurso de bloqueo de Sánchez, primero en la reunión prevista de todos los barones del partido y luego en el comité federal que debería aprobar el cambio de posición de los socialistas ante una nueva investidura de Mariano Rajoy. El pleno correspondiente tendría que celebrarse en la última semana de octubre.

La dirección del PP ha reiterado a sus miembros y portavoces la orden de silencio ante la crisis del PSOE y que sigan el mismo guion "en positivo" del mensaje lanzado por Mariano Rajoy: mano tendida a los socialistas sin condiciones previas. Mientras, en los principales ministerios del Gobierno, se extiende la idea de que ahora sí las terceras elecciones son evitables y podrían poner fin a su peculiar situación (10 meses en funciones) en las próximas semanas.

Mariano Rajoy Recuperación económica Moncloa Alfredo Pérez Rubalcaba
El redactor recomienda