LA RESACA DE LA SEGUNDA VOTACIÓN DE INVESTIDURA DE RAJOY

Sánchez promete "trabajar sin descanso" con Podemos y C's para "poner fin" a Rajoy

El líder socialista se apoya en el sorpresivo nombramiento de Soria para el Banco Mundial para preguntar a los dos emergentes qué más "razones" necesitan para sacar al PP de La Moncloa

Foto: Sánchez, con el candidato socialista a la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, y la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, este 3 de septiembre en Oroso, A Coruña. (EFE)
Sánchez, con el candidato socialista a la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, y la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, este 3 de septiembre en Oroso, A Coruña. (EFE)

La llama de una alternativa al Partido Popular revive. La prendió Pedro Sánchez con más fuerza este viernes en el Congreso y la alimentó hoy en un acto preelectoral en Galicia. El secretario general garantiza a los suyos que trabajará "sin descanso" para acordar con Podemos y Ciudadanos cómo poner "fin" al Gobierno de Mariano Rajoy. ¿Cómo? La respuesta no saldrá antes de la reunión de la ejecutiva socialista convocada ya para este próximo lunes

Sánchez, así, prefirió este sábado no despejar la incógnita que él mismo había construido este viernes. Acompañó al candidato a la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, en la Festa dos Socialistas de Galicia, en el municipio coruñés de Oroso. El líder socialista presumió de haber cumplido con lo que garantizó a los votantes el 26-J. "A lo largo de su historia, el PSOE ha demostrado ser un partido coherente con su memoria, con su historia, con su programa, con su palabra y con la confianza que millones de españoles depositan en todos los procesos electorales al PSOE. Os dimos nuestra palabra de que no íbamos a permitir que Mariano Rajoy fuera presidente del Gobierno y hemos cumplido", aseguró entre los aplausos de militantes y simpatizantes. El presidente, abundó, acudió al debate "falto de votos, pero sobrado de soberbia", y así fue derrotado "legítimamente" por el conjunto de las fuerzas parlamentarias. 

"Y al igual que os dimos esa palabra, os doy mi palabra de que trabajaremos sin descanso, con humildad y con generosidad, para poder entendernos entre todas las fuerzas del cambio y poner fin al fracaso de Mariano Rajoy", añadió, en una frase que sintetizaba la novedad de su discurso de este sábado. 

El secretario general se sirvió del sorpresivo enchufe de José Manuel Soria en un cargo directivo del Banco Mundial, que el Gobierno anunció dos minutos después de fracasada la investidura del presidente en funciones vía comunicado. El dirigente canario tuvo que dimitir como ministro de Industria después del reguero de mentiras con las que intentó salvarse de su aparición en los papeles de Panamá. "Ya lo vísteis ayer -advertía este sábado Sánchez-. Con una mano Rajoy señalaba al PSOE diciendo que éramos responsables de su fracaso político al no concitar la mayoría suficiente y con la otra nombraba a Soria candidato al Banco Mundial. Rajoy no tiene remedio. Por eso digo a todas las fuerzas del cambio qué más razones necesitamos para ponernos de acuerdo y poner fin al fracaso de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno".

Los socialistas y el grupo de Unidos Podemos registraron este sábado la petición de comparecencia del ministro de Economía, Luis de Guindos, por la colocación de Soria [solicitud aquí en PDF], exigencia a la que se suma asimismo el partido de Albert Rivera. 

Sánchez promete "trabajar sin descanso" con Podemos y C's para "poner fin" a Rajoy

"Un Gobierno limpio, justo, creíble, dialogante"

Aunque sin concretar cómo, Sánchez sí venía a confirmar que su deseo es construir un Gobierno del cambio con Podemos y Ciudadanos. Es decir, quiere dar vida a aquello que ya intentó en la pasada legislatura, sin éxito, por el veto recíproco de los dos partidos emergentes. La diferencia es que ahora el líder socialista no se postula abiertamente, porque quiere que lo hagan sus interlocutores. En todo caso, esta maniobra le da cobertura a su estrategia de sacudirse la culpa en caso de que haya una repetición de las elecciones en diciembre. Algunos detalles más se conocerán este lunes, cuando se reúna la permanente de la ejecutiva federal (su núcleo duro), convocada anoche, pasadas las 21 horas, ya finalizada la sesión parlamentaria. 

Sánchez se reserva los detalles de su estrategia para la reunión de la permanente de la ejecutiva federal, convocada el viernes al término del debate

El secretario general convino, como hiciera el miércoles en el debate de investidura, en que España necesita un Gobierno "con urgencia", pero matizó a continuación que "sobre todo" el país precisa "un Gobierno limpio, social, justo, creíble y dialogante", y ese "nunca será" un Ejecutivo encabezado por el líder del PP. Los simpatizantes gallegos respondían con euforia cada acometida a Rajoy. Igual que ayer, el jefe socialista instó a los populares a que extraigan "alguna conclusión" de la doble derrota parlamentaria de su líder, "incapaz" de gestionar la fragmentación en la Cámara. "No lo van a hacer, pero es su responsabilidad". De hecho, este sábado el comité ejecutivo de los conservadores reafirmó su confianza en Rajoy. Sánchez recordó que ese rechazo que genera en la Cámara se debe a su gestión en estos casi cinco años y a sus casos de corrupción. 

Sánchez llevó a Galicia el "apoyo explícito" de su dirección federal a la candidatura de Fernández Leiceaga a la Presidencia de la Xunta. Un respaldo explícito muy significativo en una federación tremendamente fracturada y cuyo último conflicto ha sido la oposición de Pontevedra -y en concreto Vigo, con su poderoso alcalde, Abel Caballero, a la cabeza- y Ourense a las planchas aprobadas por la comisión federal de listas. El secretario general remarcó que comparte "muchas cosas" con el cabeza de cartel del PSdeG, pues ambos han sido concejales, tienen experiencia docente y defienden los "valores progresistas y socialistas" que necesita la comunidad, gobernada por el popular Alberto Núñez Feijóo desde 2009.

Sánchez promete "trabajar sin descanso" con Podemos y C's para "poner fin" a Rajoy

"Galicia necesita un cambio, un partido que gobierne ese cambio, y el partido que garantiza el cambio es el PSdeG y Xoaquín como candidato", enfatizó, dirigiéndose al número uno, que compartía la primera fila con la presidenta de la gestora, Pilar Cancela. Ambos son totalmente afines a Ferraz. Al aspirante le recomendó, "por experiencia", no atender las encuestas, que dibujan un escenario negro -superados los socialistas no solo por el PP, sino también por En Marea-, y acercarse a los ciudadanos para "convencerles" de su proyecto, y entonces Feijóo "será pasado" y "ganará el cambio". "Hasta entonces, lo único que te puedo ofrecer es trabajo, compromiso y todo el esfuerzo de la ejecutiva y mío para que consigas el objetivo de todo el socialismo gallego, el cambio y que seas presidente de la Xunta", remató Sánchez, despedido por los suyos al grito de "¡presidente, presidente!". 

Sánchez lleva a Galicia el "apoyo explícito" de su ejecutiva a Leiceaga y se muestra convencido de que el 25-S "ganará el cambio" que encarna el PSdeG

La romería campestre en Oroso contó con una clamorosa ausencia, la de Abel Caballero, que ya adelantó hace días que no se desplazaría al municipio coruñés para quedarse en su ciudad, a una concentración de trabajadores, pero en su decisión influye su profunda irritación por los cambios en las listas del PSdeG. Leiceaga, por su parte, aludió a la "responsabilidad histórica" del partido en la cita del 25-S, ya que el "cambio transformador y de progreso" depende de su formación, informa Efe.

Sánchez promete "trabajar sin descanso" con Podemos y C's para "poner fin" a Rajoy

Rodríguez Zapatero: "Pactar no es traicionar"

José Luis Rodríguez Zapatero ya previno a principios de agosto contra una repetición de elecciones, y entonces abogó por abrir un diálogo interno dentro del PSOE, tesis que recientemente han venido secundando distintos barones. Este sábado, el expresidente del Gobierno volvió a remachar la idea de que sería "muy grave" ir a unos terceros comicios, aunque en esta ocasión apeló al entendimiento de los partidos, sin precisar qué cauces debe seguir ese diálogo. 

El exjefe del Ejecutivo habló esta vez desde Valencia, adonde fui invitado por el PSPV y su secretario general y 'president' de la Generalitat, su amigo Ximo Puig, a clausurar la Escola d'Estiu. Zapatero, a preguntas de los periodistas, insistió en que una nueva convocatoria electoral socavaría la confianza de los ciudadanos en los partidos, mientras que un pacto entre partidos para salir del atasco político sería una iniciativa que los españoles "sabrán valorar". 

Para el expresidente, "pactar no es traicionar", sino que "forma parte del mejor ADN de los partidos políticos". Y aunque "no es fácil el diálogo con algunas fuerzas políticas" -una velada alusión al entendimiento de PSOE y PP-, los ciudadanos necesitan "esa respuesta", por lo que apeló a la responsabilidad de las diferentes formaciones y sentarse a dialogar. "Repetir elecciones impactaría de manera seria en el futuro de nuestra democracia, en la confianza entre representantes y representados". Así que "todos han de contribuir" a ese diálogo que evite unas terceras elecciones en la que los candidatos tendrían que dar la batalla contra la abstención y que encima podrían arrojar "una situación parecida" a la actual, de fragmentación política. 

¿Qué partidos deben hablar para pactar un Gobierno? Zapatero no quiso contestar: "No estoy en los despachos". Sí apuntó que ahora hay "cuatro partidos más o menos relevantes, y, para que una mayoría funcione, al menos tres han de tener un entendimiento mínimo". El que tiene más "responsabilidad" con España es el PP, y no el PSOE, porque es el que tiene "más votos y escaños".

Preguntado si Mariano Rajoy debe dar un paso atrás para facilitar un acuerdo de su partido con el PP, el expresidente aseguró que eso "suscitaría todo un debate". "Hay que interiorizar primero la situación -recomendó-, pero no para la investidura sino para toda la legislatura, dure lo que dure, que no ha de ser para cuatro años sino que puede ser una de objetivos concretos", informa Efe.

Zapatero juzgó "preocupante" que en este periodo tan largo de interinidad -el Gobierno de Rajoy está en funciones desde el 21 de diciembre de 2015-, no se hayan abierto las "carpetas pendientes" de España y gobiernos autonómicos como el de Ximo Puig afrontan, mientras tanto, "dificultades serias" de financiación. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios