ESPERAN A QUE HAYA CAMBIOS EN EL PSOE

Ciudadanos cree que “hay partido” después de las elecciones vascas y gallegas

Los dirigentes de Ciudadanos esperan que algo se mueva en la filas de Pedro Sánchez después de las elecciones vascas y gallegas, cuando no haya más citas con las urnas

Foto: Albert Rivera, en los pasillos del Congreso, durante el debate. (EFE)
Albert Rivera, en los pasillos del Congreso, durante el debate. (EFE)

“Hay partido”, pero hasta después de las elecciones vascas y gallegas, está todo vendido. Esa es la opinión que expresan en privado los dirigentes de Ciudadanos, que no creen en la posibilidad de que se vaya a llegar hasta unas terceras elecciones. Y de ser ese el caso, tienen claro también que éstas no serán el día de Navidad, con los turrones encima de la mesa. Porque antes, creen, se hará una reforma exprés de la ley electoral para reducir el plazo de convocatoria electoral (los 54 días que marca el texto) y permitir que la cita con las urnas se adelante al domingo 18 de diciembre.

Así las cosas, y a la espera de que la votación del viernes certifique la insistencia en el bloqueo a Mariano Rajoy, en Ciudadanos esperan a que el PSOE pueda mover ficha en alguna dirección después de los comicios del 25-S. Entonces, y sin un calendario por delante lleno de citas electorales en las que el PSOE pueda ser castigado, los de Rivera confían en que algo cambie en las filas de Pedro Sánchez. Los socialistas tendrían dos años por delante sin elecciones de ningún tipo para aguantar la presión posterior a una posible abstención y para demostrar que pueden hacer una oposición muy dura al PP.

Ese movimiento sobre el que conjeturan podría pasar por pedir la cabeza de Rajoy y exigir otro candidato del PP a la investidura o por poner unas condiciones muy difíciles para su abstención. Eso o que Sánchez se atreva a articular algún tipo de mayoría alternativa con otras formaciones de la Cámara.

De optar por este último camino, Sánchez debería rehacer los vínculos con Albert Rivera, con quien no dialoga en privado desde hace semanas. De momento, la oferta que Rivera ha puesto sobre la mesa es una llamada a Sánchez para que, ambos y desde la oposición, legislen los cambios que España necesita y controlen juntos a un Gobierno en minoría del PP. Consideran, en este sentido, que los 85 diputados que ahora tiene el PSOE valen mucho más que los que tenía en la anterior legislatura, ya que son decisivos para decidir cuándo comienza y termina el hipotético segundo mandato de Rajoy.

Sea como fuere, todo queda supeditado ahora hasta la noche del 25 de septiembre. Hasta entonces, todas las formaciones vuelven a entrar en modo campaña.

Elecciones Generales

El redactor recomienda