debate de investidura

Rajoy promete frenar el secesionismo catalán y ofrece 7 pactos de Estado al PSOE

El jefe del Ejecutivo en funciones ha hecho un largo discurso de oferta general de consenso en el que la principal novedad ha estado en las referencias a Cataluña

Foto:  El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)

Mariano Rajoy ha pedido el respaldo del Congreso para ser investido presidente del Gobierno con su conocida panoplia de pactos de Estado dirigida al PSOE, con un llamamiento general a todas las fuerzas constitucionalistas a evitar las terceras elecciones y un capítulo aparte para comprometerse en la defensa de la unidad de España frente al desafío secesionista en Cataluña.

[Lea aquí el discurso completo de Mariano Rajoy]

El jefe del Ejecutivo en funciones ha hecho un largo discurso de oferta general de consenso, en el que la principal novedad ha estado en las referencias “al reto más grande que tiene planteado España en este momento”. Se refería a la situación en Cataluña, a “la amenaza contra la unidad territorial y la igualdad de los españoles y contra su convivencia”. Ha sido el punto del pacto suscrito con Ciudadanos en el que más se ha extendido, para acusar a los independentistas de utilizar las instituciones en su intento de liquidar la soberanía nacional y privar a los españoles de su capacidad de decidir sobre su propia nación.

Rajoy ha invocado las Cortes de Cádiz para recordar los orígenes de esa soberanía cuestionada por los separatistas catalanes desde la Generalitat y para asegurar que siempre ha estado dispuesto a buscar fórmulas que acomoden mejor “la necesaria solidaridad interregional” o una unión más justa y duradera. Pero también ha dejado claro que el primer requisito para buscar salida al conflicto planteado por los independentistas “es el respeto a la legalidad y a los derechos de todos los españoles”.

Sin citar por su nombre a Pedro Sánchez ni al Partido Socialista, el presidente del PP ha insistido en que tanto las urgencias económicas como las de volver a la normalidad institucional después de ocho meses sin Gobierno y dos elecciones, como los propios desafíos al régimen constitucional, obligan a todos a ser responsables ante los españoles por encima de sus intereses partidarios o personales.

“No son las diferencias las que hoy cuentan, sino las concordancias”, ha proclamado Rajoy, para reiterar que España vive en una situación excepcional, “y tenemos que actuar en consecuencia”. En clara referencia al PSOE, ha remachado que esa responsabilidad compromete especialmente a quienes desde el Gobierno de España han "contribuido, con planteamientos distintos, a engrandecer nuestro país”.

Además de agradecer los acuerdos y apoyos logrados con Ciudadanos y Coalición Canaria para concurrir a la sesión de investidura con el respaldo de 170 diputados, el candidato del PP ha dedicado buena parte de su discurso a emplazar al PSOE a negociar cinco grandes pactos de Estado y a sumarse a otros dos “sectoriales” que sirvan para poner la legislatura en marcha y afrontar los grandes retos de España.

Rajoy ha invitado a los socialistas a un gran pacto para el sostenimiento de las prestaciones del Estado, desde las pensiones a la sanidad y la educación. Un acuerdo sobre “un modelo estable” para garantizar la igualdad de los españoles a la hora de recibir servicios de la Administración. En ese punto, ha introducido lo que más directamente afecta a los barones del PSOE: la reforma del sistema de financiación de las autonomías, responsables de la mayoría de esos servicios.

También se compromete Rajoy a convocar el Pacto de Toledo en cuanto logre ser reelegido presidente del Gobierno, para negociar cualquier cambio en el sistema de pensiones; y a buscar el consenso en una nueva reforma educativa que dé estabilidad al sector y garantice el acceso de todos a la educación en igualdad de condiciones.

En el capítulo del fortalecimiento de las instituciones, el presidente del Ejecutivo ha aprovechado para recordar que lo más urgente que se puede hacer para prestigiar la política y las instituciones es formar Gobierno, que para eso han votado los ciudadanos ya dos veces y sería una falta de respeto a los españoles volver a llamarlos a las urnas.

Además de invitar a los socialistas al pacto en la política exterior, de defensa y sobre la UE (el Brexit apremia), Rajoy ha reclamado “que todos nos pongamos al servicio del consenso”. En alusión a Sánchez, el presidente del PP ha remachado la idea de que “si no hay alternativa viable”, es cuestión de mera voluntad política y de sentido de responsabilidad facilitar la formación de Gobierno. Pero ni siquiera ha utilizado la palabra 'abstención'.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios