el camino hacia la investidura

Las propuestas en materia laboral de C's ralentizan sus negociaciones con el PP

La segunda jornada de negociaciones entre populares y naranjas no se ha cerrado con acuerdos específicos. El PP se resiste a aceptar el programa sobre empleo de Ciudadanos

Foto: Reunión de los equipos negociadores de PP y Ciudadanos esta mañana en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Reunión de los equipos negociadores de PP y Ciudadanos esta mañana en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Los equipos negociaciones de PP y Ciudadanos han dado hoy un nuevo paso para que los 32 escaños de la formación de centro se sumen a los 137 de los conservadores. El cada vez más cercano pacto de investidura entre ambas formaciones llevará a Mariano Rajoy hasta los 170 escaños (incluyendo el apoyo de Coalición Canaria, con quien se mantienen negociaciones paralelas), todavía insuficientes para evitar el fracaso del candidato popular. Es por ello que todas las miradas se dirigen hacia Ferraz, cuyo enroque en el no anticipa una investidura fallida la próxima semana. 

Durante la segunda jornada de negociaciones entre populares y naranjas, centrada en el bloque de economía y empleo, no se han cerrado acuerdos específicos, ya que Ciudadanos aspira a cerrar un acuerdo en su conjunto, no por puntos. La reforma laboral es uno de los puntos en los que se han manifestado más discrepancias, puesto que Ciudadanos mantiene las medidas estrella de su programa, como son la reducción de las modalidades de contrato, el complemento salarial o la 'mochila austríaca'. Como ha expresado el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, durante el receso de este mediodía, su formación tiene la intención de modificar los tipos de contrato y no sacará esta reivindicación de la mesa de negociación. 

La jornada de hoy se presentaba como una de las más intensas, según las previsiones de los equipos negociadores de ambos partidos, y por ello continuarán durante la tarde. Durante las casi tres horas y media que ha durado el encuentro matutino, no han logrado concretarse medidas y se está lejos de una redacción definitiva. En esta última se incluirán los cuatro bloques pactados (que, además de economía y empleo, forman sociedad del bienestar, transparencia y fortalecimiento de las instituciones), así como un quinto consensuado hoy mismo y que versará sobre el papel de España en la Unión Europea y el mundo. 

A pesar de la falta de concreción y la ralentización inesperada de las negociaciones, así como la falta de acuerdo en algunas cuestiones que han reconocido desde el PP, el objetivo de "desbloquear" la situación institucional y evitar terceras elecciones parece prioritario. Desde el equipo negociador de los populares, se ha apuntado que el clima es de cordialidad y de "entendimiento entre ambas partes", mientras que desde el equipo de la formación centrista advierten de la falta de tiempo y vaticinan una semana "frenética e intensa de trabajo".

El diputado centrista ha corroborado que existen cuestiones en las que ambos están "muy de acuerdo", pero reconociendo al mismo tiempo que cuestiones relativas a la generación de empleo de calidad todavía se tienen que "abordar con más delicadeza". En cualquier caso, Gutiérrez ha señalado que las medidas laborales se tienen que entender "como un todo".

La propia negociación y la disposición para alcanzar un acuerdo han sido utilizadas como un arma arrojadiza por parte del PP para aumentar la presión sobre el PSOE. "Cada minuto que pasamos sentados para dialogar, la posición de Sánchez se hace más insostenible", ha explicado el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, que forma parte del equipo negociador de los populares. De alcanzarse finalmente un acuerdo, el diputado del PP opina que el líder de los socialistas tendrá dificultades para argumentar su no en la investidura. Una actitud, ha añadido Maillo, que lleva al bloque y derivaría en terceras elecciones, "que parece que es lo que busca".

CC se acerca al pacto y Garzón pide una alternativa

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ya ha comenzado a moverse hacia el sí, al mostrarse dispuesta a considerar su apoyo, previas negociaciones en las que el PP se comprometa a acometer cambios en sus políticas a nivel nacional y de Canarias. Negociaciones que se desarrollarán durante los próximos días, pues Oramas advierte de que no cederá a un "voto de adhesión" sin condiciones.

 Así las cosas, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha adelantado que de sellarse finalmente el acuerdo entre PP y C's, "será solamente consolidar los años de mayoría absoluta del PP". El diputado de Unidos Podemos también ha rechazado el "falso dilema", ha dicho, de Rajoy o terceras elecciones, volviendo a apostar por que Pedro Sánchez "tome la iniciativa" y se preste a explorar una vía alternativa de Gobierno, como viene pidiendo la candidatura unitaria desde el pasado 26-J, si Rajoy no logra los apoyos en la investidura.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios