EL BLOQUEO EN LA formación de gobierno

Diputados de la antigua CDC tantearon al PP para las negociaciones de Presupuestos

Diputados y ex parlamentarios nacionalistas habían hecho llegar el mensaje al Grupo Popular de que querían "volver a hacer política" nacional en el Congreso y alejarse del desafío independentista

Foto: El portavoz del PDC, Francesc Homs (d), pasa ante el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)
El portavoz del PDC, Francesc Homs (d), pasa ante el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)

El desafío y amenaza de desobediencia al Tribunal Constitucional de los dirigentes de la antigua Convergencia, desde el parlamento y el ejecutivo autonómico, han acabado de romper los puentes entre el PP y el grupo parlamentario heredero de la fenecida CiU. Medio en secreto, algunos diputados y exeurodiputados nacionalistas habían hecho llegar al partido dirigido por Mariano Rajoy que tenían un plan a medio plazo para empezar a "bajarse del monte" del independentismo y que necesitaban recuperar en el Congreso su antiguo papel de grupo "moderado" y comodín para complementar mayorías, negociar presupuestos y estar en las instancias donde se dirimen las políticas "de Estado".

En fuentes del Partido Popular reconocen ahora la existencia de esos mensajes posteriores al 26-J y contradictorios con los primeros pasos dados por el Partido Demócrata Catalán que encabeza Artur Mas; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la presidenta de la Cámara autonómica, Carmen Forcadell.

El papel del portavoz parlamentario en Congreso, Francesc Homs, es una incógnita añadida por su ambivalencia, según apuntan en los mismos medios, ya que no saben en qué sector del partido está, si en el más ultra separatista o el que busca un desmarque, si es que existe.

El PP no contaba con los votos de los ocho diputados de la antigua CDC para la investidura de Mariano Rajoy, pero sí le interesaba ser receptivo al recado de que los miembros de su grupo parlamentario estaban dispuestos a volver a "hacer política" nacional.

De ahí la predisposición previa de los populares a facilitar a los nacionalistas la constitución de grupo propio en el Congreso: ofrecían margen de negociación posterior para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, buscar acuerdos en política económica y tenían un colchón añadido de votos para frenar posibles contrarreformas como la laboral. Con los 32 escaños de Ciudadanos, más los 5 del PNV, el de Coalición Canaria y los 8 de ex CDC sumaban un bloque de 183 diputados para mantener una línea económica muy similar a la seguida en la legislatura de la mayoría absoluta.

En clave más política, en el Partido Popular consideraban conveniente que ERC no monopolizara el título y la voz del nacionalismo catalán en el Congreso desde sus posiciones más ultras. Preferían otra versión "moderada" por si era verdad que empezaba el enfriamiento del reto al marco constitucional. De ese intercambio de mensajes en el que participó Homs surgió el apoyo de varios diputados de CDC (no todos) al pacto PP-Ciudadanos para la Mesa del Congreso.

Tanto el Partido Popular como el PSOE estaban en principio de acuerdo en hacer la vista gorda en la Cámara para que el nuevo PDC tuviera grupo parlamentario propio siempre que hubiera un resquicio reglamentario para disimular. Forcadell y Puigdemont dinamitaron inmediatamente todo el proceso de las 'cortesías parlamentarias' desarrollado en Madrid por los representantes de su partido. Al poner en marcha los principales dirigentes de la formación en Barcelona el proyecto de secesión, socialistas y populares reconsideraron en Madrid sus planes originales.

Al margen de lo que sostenía el informe jurídico de los letrados aportado a la Mesa, que los 8 diputados en cuestión seguían sin cumplir con los requisitos reglamentarios y no había precedente parecido, los representantes del PP y del PSOE no estuvieron por la labor de buscar lo que llaman "la interpretación más favorable" de ese mismo reglamento.

De CiU a sólo CDC y ahora al PDC, los representantes del nacionalismo moderado del centro derecha y de la burguesía catalana ha pasado de ser la clave parlamentaria de las mayorías en el Congreso a sentarse en el Grupo Mixto con los diputados batasunos, hoy de Bildu.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios