JORNADA CLAVE FINAL DE LOS CONTACTOS DEL JEFE DEL ESTADO

El Rey busca en su cita con Rivera y Sánchez la llave que evite las terceras elecciones

Los líderes que pasaron estos días por la Zarzuela no dejan dudas: la amenaza de terceras elecciones está más presente que nunca. Las reuniones de C's y PSOE son cruciales para explorar un acuerdo

Foto: Pedro Sánchez y Albert Rivera, tras firmar su acuerdo de legislatura, el pasado 24 de febrero en el Congreso. (Reuters)
Pedro Sánchez y Albert Rivera, tras firmar su acuerdo de legislatura, el pasado 24 de febrero en el Congreso. (Reuters)

La jornada clave dentro de la ronda de consultas en el Palacio de la Zarzuela arranca este jueves a las diez y media de la mañana con la reunión de Albert Rivera y Felipe VI. Después será el turno de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, y ya por la tarde, Mariano Rajoy se entrevistará con el monarca. La situación de bloqueo permite arrojar poca luz -al menos de momento- y el Rey afronta en las próximas horas dos citas cruciales para poner negro sobre blanco si será posible un entendimiento futuro o España está más cerca de unas terceras elecciones generales en menos de un año.

[Siga en directo la ronda de consultas del Rey]

Las posiciones que los líderes de PSOE y Ciudadanos trasladarán al jefe del Estado no advierten cambios: Rivera insistirá en el esfuerzo que para su partido supone pasar del voto en contra a la abstención -máxime tras las últimas noticias sobre el procesamiento del PP en el caso de la destrucción de discos duros de la formación-, mientras que Sánchez negará toda posibilidad de permitir un Gobierno de los conservadores. En este punto y después de que Mariano Rajoy no haya conseguido sumar ni un solo apoyo -hasta Coalición Canaria retiró el apoyo de su escaño- será complicado que el Rey designe al jefe de Génova como candidato el mismo jueves por la tarde. Primero, para evitar una investidura fallida y, segundo, porque tampoco el presidente en funciones tiene intención de solicitar la confianza de la Cámara Baja sin la certeza de que la obtendrá.

Fuentes de los distintos grupos que despacharon con el Rey indicaban que las posibilidades de unos terceros comicios son mayores "hoy por hoy"

Todos los representantes de las fuerzas parlamentarias que pasaron por el despacho de la Zarzuela estos dos días de atrás reconocieron públicamente que no descartan ya la celebración de unas terceras elecciones. Incluso fuentes de los distintos grupos -PNV, Convergència, ERC, Compromís y En Comú- indicaban que “hoy por hoy” las posibilidades de que se convoquen nuevos comicios son "mayores" de que haya un acuerdo suficiente para que salga adelante la investidura del candidato del PP. "Hasta de un 80%", ilustraban hasta dos portavoces. Y todo pese a que Felipe VI trasladó la necesidad de evitar a toda costa ese escenario, tan costoso a todos los niveles para la sociedad, como confirmó la líder de En Marea, Alexandra Fernández, y el portavoz de En Comú, Xavi Domènech.

El Rey busca en su cita con Rivera y Sánchez la llave que evite las terceras elecciones

Cambio de caras, políticas, equipos

Las mismas fuentes insisten en que a juzgar por las primeras reuniones mantenidas con el monarca, la situación está lejos de desbloquearse. Aunque algunas encuestas publicadas recientemente aseguran que la participación bajaría drásticamente en caso de que antes de las próximas navidades los ciudadanos debieran volver a las urnas, las grandes formaciones no perciben esa penalización teniendo en cuenta que el pasado 26-J, la participación sólo disminuyó tres puntos en plena víspera de las vacaciones de verano y con el supuesto mismo hartazgo en la sociedad.

El Rey busca en su cita con Rivera y Sánchez la llave que evite las terceras elecciones

De hecho, las posturas de los principales partidos que podrían dar la vuelta a la situación, permanecen inmóviles. La reunión del monarca con Rivera y Sánchez es clave para obtener información de si realmente existe la opción de un pacto, y en caso afirmativo, qué sería necesario para lograr un cambio de opinión, es decir, una modificación en el sentido del voto. En el caso de Ciudadanos, los principales dirigentes naranjas son contundentes: cambio de caras, políticas y equipos. El partido naranja no votará a favor del proyecto actual liderado por Mariano Rajoy, como ya anunció el propio Rivera tras la ejecutiva nacional que acordó la abstención de los 32 diputados en la segunda vuelta si se celebra una sesión de investidura. Una posición que esta semana se ha visto todavía más reforzada, a juicio de los de centro, a causa del auto judicial que procesa al Partido Popular en el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas.

Rivera está convencido de que su postura se ve reforzada cada vez que un nuevo escándalo salpica al PP. Trasladará al Rey "el esfuerzo" de la abstención

Así lo reconocen fuentes de la formación de centro, que no dudan en afirmar que su posición se ve afianzada cada vez que salta un nuevo escándalo en torno a los conservadores. El presidente del partido insistió en esa idea este miércoles durante la reunión del grupo parlamentario, en la que aprovechó para lanzar un nuevo ataque al jefe del Gobierno en funciones: "No votaremos a favor porque no es nuestro candidato, ni nuestro proyecto, ni lo que queremos. Rajoy no puede abanderar la nueva etapa política". En ese sentido, el líder centrista no dudará en trasladar ese mensaje a Felipe VI esta mañana durante su reunión. También insistirá en que el presidente debe someterse a la investidura, y "buscar" al PSOE para conseguir su abstención.

El Rey busca en su cita con Rivera y Sánchez la llave que evite las terceras elecciones

Sin "sorpresas"

Pero no la encontrará. Sánchez reproducirá ante el jefe del Estado su reiterado no a Rajoy y al PP, en todas y cada una de las votaciones. "No habrá sorpresas", ratifican desde el entorno del secretario general. Porque si la negativa ya estaba "clara", también lo está más ahora después del procesamiento del partido del presidente, tal y como advertía este miércoles el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, el encargado de anticipar que su grupo pedirá la comparecencia del jefe del Ejecutivo en el Congreso para que dé cuentas del escándalo, iniciativa a la que se sumó C's.

Sánchez subrayará que Rajoy "debe ir a la investidura" y no "huir", como hizo en la pasada legislatura. Le reiterará su no al PP y al presidente

Aunque Sánchez "no dirá al Rey qué tiene que hacer" y cómo resolver el atasco, sí le trasladará que Rajoy "debe ir a la investidura", "por responsabilidad constitucional" y exponerse al escrutinio de los grupos, e incluso quemarse con el rechazo de la Cámara. "Nosotros no vamos a poner problemas si Mariano necesita más tiempo para armar su pacto, todo lo contrario de lo que hizo el PP con Pedro, cuando quería que se fijara el pleno lo antes posible. Pero queremos que vaya al debate", indicaban fuentes próximas al líder. Los socialistas, en consecuencia, no comparten el escenario de la apertura de un periodo de reflexión tras la ronda de audiencias del monarca. Creen que debe nominarse a un candidato, que a su vez se presente a la investidura para que los plazos constitucionales -el "reloj de la democracia" que tantas veces invocó Sánchez durante su proceso de negociación- empiecen a correr. Porque a los dos meses de la primera votación, las Cámaras se disolverán automáticamente y se convocarán elecciones generales. De ahí que la cúpula no deje de repetir en las últimas semanas que Rajoy no puede "huir" otra vez más, no puede pegar la "espantada" y decir no al monarca, como remachaba Hernando.

El Rey busca en su cita con Rivera y Sánchez la llave que evite las terceras elecciones

Ferraz también percibe la amenaza de terceras elecciones. La considera "posible", aunque no deseable, y sobre todo achaca la culpa al presidente por no mover ficha. Aunque hay dirigentes que no sería la peor opción de todas, porque anticipan que el PSOE podría recuperarse y Unidos Podemos y Ciudadanos, retroceder. Algunos responsables cercanos a Sánchez ratifican que podría ser más asumible el coste de una nueva convocatoria a una abstención que facilitase el Ejecutivo al PP. "El caso del procesamiento no es el único, porque hay más sumarios en marcha. Y lo que demuestra es que no quieren colaborar con la Justicia. Que es el mismo PP de siempre y que con él es muy difícil, porque no hay propósito de enmienda en Rajoy", sentencia un miembro de la dirección del grupo.

La posibilidad de buscar una mayoría alternativa ha sido planteada por barones y dirigentes cercanos a Sánchez, y él no ha cerrado totalmente esa puerta. Pero, según remarcan desde su entorno, él no se postulará este jueves ante el Rey. No obstante, tanto las confluencias de Podemos como PNV y Convergència se mostraron abiertos a apoyar al líder socialista. Los barones más recelosos y más lejanos a él desconfían y temen que intente encabezar una alternativa.

Rivera y Sánchez son los platos fuertes de una jornada intensa en la Zarzuela. Pero nada indica que la investidura se vaya a desbloquear. Como afirmaba Domènech, España puede entrar en el "limbo", en una "zona desconocida". Sin Gobierno y sin el cronómetro aún en marcha.

Elecciones Generales

El redactor recomienda