Echenique asegura que "la autonomía es buena"

Podemos arranca con 57 diputados porque sus confluencias buscan autonomía

Solo la confluencia catalana En Comú Podem ha decidido ir de la mano con la formación estatal, al igual que los de IU y Equo

Foto: Las confluencias de Podemos buscan autonomía. (EFE)
Las confluencias de Podemos buscan autonomía. (EFE)

El grupo confederal de Unidos Podemos arrancará con 57 diputados, de los 71 obtenidos el 26-J, después de que los nueve representantes de A la Valenciana se registrasen como grupo propio el pasado viernes y de que los cinco de En Marea anunciasen que harán lo propio esta misma tarde. De este modo, las confluencias territoriales de Podemos reivindican su autonomía e independencia respecto a la fuerza matriz además de poder ejercer acciones legales en el Tribunal Constitucional si, como todo parece indicar, la Mesa del Congreso rechaza sus aspiraciones.

Solo la confluencia catalana En Comú Podem ha decidido ir de la mano con la formación estatal, al igual que los de IU y Equo. Las confluencias catalanas podrán así elevar una demanda al Tribunal Constitucional en caso de que se les deniegue grupo propio. De darse este presupuesto, lo más previsible según lo manifestado por el resto de grupos que componen la Mesa del Congreso, los diputados de las confluencias tendrán 48 horas para elegir si se vuelven al grupo confederal o se mantienen en el Mixto.

Según ha podido saber este diario, A la Valenciana se dividirá en dos, con los cinco representantes de Podemos y el de IU que se volverían al confederal y los cuatro de Compromís repetirían en el Mixto como en la pasada legislatura. Asimismo, los de En Marea tienen previsto decantarse también por el confederal, por lo que finalmente el grupo de Unidos Podemos contaría con 67 escaños en la presente legislatura.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos aplaude tras la sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)
El grupo parlamentario de Unidos Podemos aplaude tras la sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)

El secretario de organización, Pablo Echenique, ha explicado que la "autonomía (de las confluencias) es buena", resaltando que España es un país diverso y que sus socios territoriales tienen capacidad para tomar sus propias decisiones al margen de la dirección de Podemos.

Sin disciplina de voto

Los comunes mantendrán todas las características propias de un grupo parlamentario propio, a pesar de registrarse dentro de Unidos Podemos. Así contarán disciplina de voto propio, lo que a su juicio, "ratifica que somos una fuerza política de estricta obediencia catalana", además de asegurarse la presencia en todos los debates importantes y contar con representantes en todas las comisiones del Congreso.

La decisión del grupo liderado por Xavier Domènech, se enmarca en una hoja de ruta por la que pretenden fomentar "las relaciones de alianzas fraternales" desde "el pleno respeto a la diversidad", y responde al "bloqueo del sistema político". En referencia a la negativa anunciada por PP, PSOE y Ciudadanos para otorgar grupo propio a las confluencias de Podemos, desde la dirección de En Comú han explicado que no les sorprende la reacción de "aquellos partidos que tienen miedo a los cambios democráticos que vivimos". Estos partidos, añaden, "son los mismos que niegan la pluralidad dentro del hemiciclo, negando el uso del catalán, el euskera y el galego".

Los diputados de Izquierda Unida, al igual que los de Equo, no han barajado en ningún momento otra opción que no sea formar parte del grupo confederal. Con todo, los de Alberto Garzón contarán con autonomía dentro de Unidos Podemos. El coordinador federal de IU ocupará una de las portavocías adjuntas, junto a Irene Montero e Íñigo Errejón, que será el portavoz parlamentario.

Elecciones Generales

El redactor recomienda