Es noticia
Menú
El PP se agarra a la tranquilidad de Rajoy para confiar en un pacto 'in extremis'
  1. Elecciones Generales
diputados del psoe apoyan la abstención

El PP se agarra a la tranquilidad de Rajoy para confiar en un pacto 'in extremis'

En la dirección del PP, dan por hecho que su jefe tiene datos y gestiones hechas que no cuenta e insisten en aumentar la presión sobre el PSOE para evitar las terceras elecciones

Los portavoces parlamentarios de los partidos han empezado las negociaciones para formar la próxima Mesa del Congreso (presidente, cuatro vicepresidentes y otros cuatro secretarios) sin novedades en el panorama de bloqueo para la investidura del nuevo Ejecutivo. En el Partido Popular se agarran a la tranquilidad y serenidad habituales mostradas por Mariano Rajoy para confiar en un acuerdo de gobernabilidad a última hora, aunque ahora no se vislumbre el cómo. Dan por hecho que su jefe tiene datos y gestiones hechas que no cuenta.

La dirección del PP intenta infundir optimismo a sus diputados, con la idea de que la situación es complicada pero se irá resolviendo en los próximos días, y la instrucción de aumentar la presión sobre los socialistas. En el Grupo Popular, se registran además las manifestaciones de varios diputados del PSOE, de los de más peso en la Cámara, a favor de la abstención de su grupo para facilitar la investidura de Rajoy.

Dirigentes socialistas con escaño y cargo reconocen esa posición a título particular, en la misma línea que barones como Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page, por considerar que es la mejor salida después de las elecciones. Consideran que el PP debe formar Gobierno con su abstención, incluso sin pedir nada a cambio, y el PSOE, cumplir con sus responsabilidades como oposición y reorganizarse después de obtener el26-J los peores resultados electorales de su historia.

El difícil camino hacia la investidura

En el Grupo Popular se limitan a tomar nota de la contradicción de esas opiniones con la posición oficial de Sánchez, el "no es no", sin que Rajoy les haya dado información o impresión añadida alguna después de su entrevista con el secretario general del PSOE. Han entrado ya en la fase del secreto total, hasta que el próximo lunes se reúna la junta directiva nacional para aprobar los nombres de sus aspirantes a los puestos en la Mesa del Congreso y el Senado y los nombramientos de los portavoces y secretarios generales de los grupos parlamentarios.

"No solo está tan tranquilo como siempre, sino que parece confiado en resolver el embrollo como si tuviera ya algo encauzado desde antes incluso de la reunión con Sánchez", se limitan a elucubrar en fuentes de la dirección. También reconocen su absoluta desconfianza ante las posibles maniobras de socialistas y riveristas en las negociaciones sobre la Mesa del Congreso. El precedente del 20-D no ayuda: admitieron la presidencia para Patxi López con los votos del PSOE y Ciudadanos cuando Albert Rivera decía que el Legislativo y el Ejecutivo no podían tener responsables del mismo partido; pero a continuación C's apoyó la candidatura de Sánchez a La Moncloa.

El PSOE, ¿llave para la investidura de Rajoy?

En el PP reconocen que preferirían ya un acuerdo completo con los socialistas: Mesa del Congreso, investidura de Rajoy y acuerdo de gobernabilidad para garantizar el arranque de la legislatura con las líneas generales de los Presupuestos del Estado acordadas. Si el PSOE no se muestra proclive al entendimiento o prefiere buscarlo con otros grupos, el Grupo Popular hará valer sus 137 diputados para hacerse con la presidencia del Congreso y cuatro de los otros ocho puestos en juego. Salvo acuerdo entre los demás (PSOE, Podemos, independentistas y Ciudadanos), podría hacerse con la mayoría en la Mesa, además de la presidencia.

Ciudadanos tendrá que elegir socio. Depende de la generosidad del PP o del PSOE para obtener una vicepresidencia o una secretaría. O sigue asociado a Sánchez, como en la pasada y fallida legislatura, o apoya al Grupo Popular, para formar una mayoría de centro derecha en la dirección del Congreso. Según fuentes parlamentarias, el presidente de la Cámara saliente, Patxi López, no cuenta con repetir en el cargo.

Los portavoces parlamentarios de los partidos han empezado las negociaciones para formar la próxima Mesa del Congreso (presidente, cuatro vicepresidentes y otros cuatro secretarios) sin novedades en el panorama de bloqueo para la investidura del nuevo Ejecutivo. En el Partido Popular se agarran a la tranquilidad y serenidad habituales mostradas por Mariano Rajoy para confiar en un acuerdo de gobernabilidad a última hora, aunque ahora no se vislumbre el cómo. Dan por hecho que su jefe tiene datos y gestiones hechas que no cuenta.

Patxi López Mariano Rajoy Moncloa Guillermo Fernández Vara Emiliano García-Page
El redactor recomienda