SU EJECUTIVA NACIONAL DECIDE HOY su POSTURA FINAL

La ejecutiva de C's ultima dar la abstención a Rajoy para poner contra las cuerdas al PSOE

Rivera abrió la puerta a la abstención, aunque será la ejecutiva quien anuncie el voto final hoy. C's vuelve a dejar la pelota en el tejado de Sánchez: o se une a su postura o habrá elecciones

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la reunión que ambos mantuvieron en el Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la reunión que ambos mantuvieron en el Congreso. (EFE)

"No apoyaremos ni estaremos en el Gobierno, pero seremos un partido responsable". Albert Rivera abrió la puerta a la abstención en la futura investidura de Mariano Rajoy, que podría producirse a finales de mes, tras mantener una reunión de aproximadamente hora y media con el candidato conservador. La decisión final sobre el voto la debate la ejecutiva nacional del partido esta mañana desde las 9:30 en la sede de Ventas. Con toda seguridad, la respuesta confirmará de forma unánime la abstención que el líder dejó entrever ayer en el Congreso. Y la clave de la postura se entiende por dos razones: evitar que se repitan terceras elecciones y la evidencia, tras los resultados de las generales, de que el PP es el partido que debe formar Gobierno, aunque sea en minoría.

"Haremos una oposición responsable, constructiva, dialogante". La idea expuesta por el dirigente de centro al término de la primera cita decisiva para el PP -la segunda se celebra hoy, con Pedro Sánchez- no dejó lugar a dudas sobre que Ciudadanos está dispuesto a llegar a acuerdos en los asuntos más importantes y urgentes para España, como la concreción del techo del déficit público y los Presupuestos Generales para 2017, que deberían cerrarse a finales de agosto. El objetivo de Rivera al manifestar un primer acercamiento al candidato de Génova, al dar a entender que facilitará su investidura, incrementa notablemente la presión sobre el Partido Socialista y termina de poner contra las cuerdas a Pedro Sánchez.

La ejecutiva de C's ultima dar la abstención a Rajoy para poner contra las cuerdas al PSOE

Esta es la estrategia que sigue Ciudadanos desde el mismo 27 de junio, un día después de las elecciones: dejar la pelota en el tejado de los socialistas, insistiendo en que el partido naranja "no es decisivo", puesto que sin la abstención del PSOE, el PP no podría sacar adelante la investidura y, sobre todo, porque aritméticamente los votos de Ciudadanos no son necesarios en ninguno de los escenarios posibles. Otra cosa es que los socialistas condicionen su abstención al sentido del voto de los de centro: si los 32 escaños de Rivera se posicionaran a favor de los populares -como también lo podría hacer Coalición Canaria-, la suma que Rajoy llevaría al pleno de investidura ascendería a 170 escaños y Ferraz entiende que el coste de su decisión sería menor.

El presidente de Ciudadanos, sin embargo, descartó este martes "apoyar" el Gobierno de Rajoy, es decir, votar sí en la investidura tras el encargo que haga Felipe VI. La aproximación sitúa a los de centro únicamente en la abstención, al menos de momento, y Pedro Sánchez deberá decidir si se une a la posición de Rivera y permite a Rajoy formar un Ejecutivo en minoría. La rueda de prensa de la formación de centro para dar cuentas sobre la decisión final del partido será al tiempo que se esté produciendo el encuentro entre los líderes popular y socialista.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión con Rajoy. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión con Rajoy. (EFE)

La cúpula naranja ratificará hoy lo anunciado el martes por Rivera. Por concretar están los detalles: el líder de centro no habló de condiciones ni de exigencias a cambio de facilitar la investidura de Rajoy, aunque sí mencionó que pedirán "cambios". Una vez la ejecutiva haga oficial la postura de los naranjas, las negociaciones seguirán su curso y Ciudadanos podría poner sobre la mesa una serie de condiciones, empezando por la retahíla de reformas de regeneración democrática que el partido lleva por bandera y que ayer apenas comentó.

De descartar abstenerse al "nunca hubo veto"

"No hay veto a Rajoy, nunca lo ha habido". La frase es de Albert Rivera y la ha repetido en múltiples ocasiones, incluso después de haber pronunciado frases como "no vamos a apoyar a Mariano Rajoy" o exigir la renovación de caras y equipos afirmando que "Rajoy no puede abanderar la nueva etapa política". Tras el 26-J, Ciudadanos 'suavizó' la ofensiva contra la figura del popular, que se vio reforzado con 137 escaños y dos millones de votos más que la segunda fuerza.

La ejecutiva de C's ultima dar la abstención a Rajoy para poner contra las cuerdas al PSOE

El giro de Ciudadanos se debe, según miembros de la formación y el propio líder, "a la responsabilidad del partido" ante la evidencia de que si el PP no consigue formar Gobierno, habrá nuevas elecciones. Pero, incluso durante la campaña electoral, Rivera llegó a afirmar que ni siquiera se abstendría si Rajoy fuera el candidato. Lo hizo en un desayuno informativo al ser preguntado expresamente sobre si Ciudadanos descartaba abstenerse para que Rajoy siguiera como presidente. El líder de la formación naranja respondió textualmente: "Sí. Nosotros no queremos que Rajoy gobierne, más claro no lo puedo decir. No queremos que Rajoy siga gobernando, queremos un cambio de entrenador".  

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios