ÚLTIMA JORNADA DE LA RONDA DE BARONES CON SÁNCHEZ

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

Los presidentes de Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón se oponen a que el PSOE capitanee un Gobierno alternativo. La procesión de líderes territoriales evidencia las diferencias internas

Foto: Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE en Ferraz, para su reunión con Pedro Sánchez, este 8 de julio. (EFE)
Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSOE en Ferraz, para su reunión con Pedro Sánchez, este 8 de julio. (EFE)

El comité federal de los socialistas de este sábado dirá claramente 'no' a la investidura de Mariano Rajoy. De eso no hay dudas dentro del partido, pese a la zozobra interna y pese a que dirigentes como el expresidente Felipe González sugieran ya la abstención. Pero ese 'no' no es igual de firme para todos. Para los barones más próximos a Pedro Sánchez, es definitivo y rotundo, ahora y siempre. Para los líderes territoriales de mayor peso, ese 'no' no es tan tozudo e inamovible. La brecha sobre qué hacer es visible dentro del PSOE. 

El secretario general culminó este viernes su ronda de contactos con los barones de mayor peso en la sede de Ferraz con la reunión con nueve de ellos. Y quien puso el punto final fue la andaluza Susana Díaz. De forma sorprendente. Apenas se vio 20 minutos con Sánchez. Fue la entrevista más corta de todas las sostenidas hasta ahora por el jefe del PSOE. Un gesto elocuente que ejemplifica la relación tensa y fría que ambos mantienen. La presidenta de la Junta, que llegó acompañada de su número dos, Juan Cornejo, fue abordada por los periodistas a la entrada: "No voy a hacer declaraciones. Ya conocen mi opinión, la di hace unos días. Y ahora vengo a escuchar la valoración del secretario general y la hoja de ruta que tiene prevista, y eso es lo que vengo a escuchar y no vengo a hacer declaraciones". Eso fue todo lo que dijo. Y al salir, al cabo de 20 minutos, repitió a los informadores la misma idea."Mi opinión ya la conocen, yo he venido a escuchar al secretario general y lo que él tenga que contar lo contará cuando estime adecuado, hoy o mañana", 

Díaz afirmó que quería ser "respetuosa" y que había "venido a escucharlo a él [a Pedro Sánchez], que es quien tiene que hablar y dar su opinión". "La mía la conocen perfectamente, porque la di la semana pasada. Yo ya he dicho todo lo que tenía que decir la semana pasada y no he cambiado nada", añadió, tras esgrimir que cuando ofrece su visión es "consciente" de lo que cree "que es mejor siempre". 

Díaz se agarra a que su opinión ya es conocida y la ha dado. Javier Fernández también rechaza hacer declaraciones: la charla se queda entre Sánchez y él

Igual de parco fue el presidente asturiano, Javier Fernández, otro de los barones críticos con Sánchez. "Lo que yo hablo con el secretario general se queda entre él y yo y nada más puedo decir. Mi opinión se la he dado y mañana la daré al comité", aseguró a los periodistas. Sin más. Fernández siempre cuida y mide muchísimo sus declaraciones a la prensa. 

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

El presidente extremeño modula su discurso

El turno de mañana lo cerró el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y él, sutilmente, puso voz a la segunda posición, como ha venido haciendo en estos últimos días en diversas entrevistas en medios de comunicación. "En la vida nunca se puede decir 'definitivo' a nada, pero no veo elementos en el ambiente para que podamos cambiar de criterio", contestó cuando los periodistas le preguntaron, al concluir su reunión con Sánchez, si el no a Rajoy y al PP debe ser "definitivo". Con Page sintonizó el jefe de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que moduló su discurso y lo acompasó al resto de presidentes socialistas críticos al no hablar tan directamente de la abstención, como hizo nada más cruzar el umbral del 26-J

"No se dan las circunstancias ni preveo que Rajoy vaya a gestionar circunstancias que nos obliguen a cambiar el planteamiento", precisa el líder manchego

Page y el resto de barones de mayor peso discrepaban de la estrategia seguida hasta ahora por Vara, y que este viernes él mismo enmendó. Entendían que sería hacerle el trabajo al presidente en funciones, o crearle la expectativa de que sin moverse podrá conseguir la investidura porque al PSOE le podrá el miedo a unos nuevos comicios a finales de año. Por eso el líder manchego mantuvo la posición de partida: Un "no claro, que lo es ahora y lo va a ser en el futuro más inmediato porque no preveo que cambien las condiciones".

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

El PP, sostuvo, se ha "equivocado" acudiendo a la "vía cómoda", la de apelar -y hasta "acosar"- a los socialistas, intentando que le "resuelvan los problemas", que sean el "monaguillo de su proyecto", sin tan siquiera ensayar el "acercamiento" a quienes son sus más afines ideológicos. "Ahora no se dan las circunstancias [para cambiar el no] ni preveo que Rajoy vaya a gestionar circunstancias que nos obliguen a todos los partidos, no solo al PSOE, a cambiar de planteamiento". Pero, en efecto, "en la vida nunca se puede decir 'definitivo' a nada". El partido tiene "claro" que los ciudadanos quieren que sea "alternativa" y la encabece. 

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

"Haga lo posible por que haya un Gobierno cuanto antes. Es su responsabilidad", le apremió por su parte Vara a Rajoy. "Mañana nosotros tenemos que decir que nos vamos a la oposición y que no nos presentamos a las elecciones para que Rajoy sea presidente del Gobierno. Él tiene la obligación de formar gobierno. No se puede poner de lado y estar de brazos cruzados. Lo que vaya a ocurrir en el futuro ya veremos", sentenció el jefe del Ejecutivo extremeño cuando se le preguntó por la futura abstención, que no descartó. Vara se quejó del comportamiento "abusivo" del líder del PP y de la "presión de primera magnitud" que está sufriendo el PSOE. "Estaremos a la altura", prometió, pero que Rajoy se mueva, dijo una y otra vez: "El PSOE irá a resolver problemas cuando Rajoy sea activo, no diletante [...]. Lo que no se nos puede pedir es que eso (la abstención) sea el primer plato".

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

Analizar "con otro sosiego"

Page dejó otras señales de que la decisión que se tome este sábado puede ser reversible. Sostuvo que el compromiso del PSOE es "con los españoles antes que con los militantes", y que siempre tomará decisiones "responsables y explicables", aunque para ello Rajoy debería "esforzarse más" en buscar sus apoyos y asegurar la estabilidad durante la legislatura. "Para que se pueda dirigir al PSOE demandando cualquier cosa y ganar en credibilidad, tiene que abandonar el juego de comodidad y el ratón y el gato de diciembre [cuando pegó la espantada tras recibir el encargo del Rey], aceptar la investidura y buscar consensos con quienes están más cerca de él".

Page insiste en que si llegan "escenarios muy de vértigo", solo queda "confiar en el conductor": quiere que Sánchez sea el que decida sobre la abstención

Es decir, que el PSOE sólo podría plantearse cambiar de postura si ve que los populares han sumado más escaños de los que ya tiene, 137. Ya lo dijo este viernes él mismo en Antena 3: si se da escenario, el PSOE puede analizar su posición "con otro sosiego". Pero si no lo hace, que no mire a Ferraz: "Si el PP busca estirar el chicle como para que al PSOE no le quede más remedio [que abstenerse], que tenga ojo porque estamos muy acostumbrados a esas maniobras de acoso". 

Otro indicativo: la imagen del "conductor", que ya empleó el pasado miércoles en la Ser. La repitió este viernes el presidente manchego: "Llega un momento en el que la política trae escenarios en el que hay que tomar decisiones muy de vértigo. Y yo soy partidario de que cuando vas conduciendo y en el retrovisor hay un punto ciego, y nadie queremos encontrarnos con él, no hay más remedio que confiar en el conductor". El conductor es, obviamente, Sánchez, a quien "le sobra intuición y experiencia como para tomar la decisión que más convenga al país y al PSOE". El presidente manchego, por tanto, quiere que llegado el caso extremo de que el PSOE deba abstenerse, la decisión la tome el secretario general. Que sea él quien se cargue el muerto. Como explicaban en su entorno: "Quien haga la abstención, la paga".

Los presidentes socialistas críticos insisten en que el PSOE debe ir a la oposición y dejan abierta la puerta a una futura abstención, aunque no la explicitan

Con Vara y Page (y también con Díaz, Fernández y Puig) se alinea el aragonés Javier Lambán. Él tampoco quiso entrar en escenarios futuros, pero no está en el no definitivo de los sanchistas. Insistió en que "lo que tiene que hacer el PP es trabajar". "El señor Rajoy debe dejar de estar en La Moncloa haciendo 'footing' por la mañana y fumando puros por la tarde y lo que debe hacer, sin que sirva de precedente y por una vez en su vida, es trabajar, sentarse con sus interlocutores naturales, que son los partidos de la derecha, y buscar acuerdos de gobierno", porque "si se lo propone, lo conseguirá" y así dejará "de una vez por todas en paz" al PSOE, que lo que tiene que hacer es "dedicarse a ser oposición". 

El presidente de Aragón, Javier Lambán, a la salida de su reunión con Sánchez, este viernes. (EFE)
El presidente de Aragón, Javier Lambán, a la salida de su reunión con Sánchez, este viernes. (EFE)

Lo que desde luego Page, Vara y Lambán descartaron abiertamente es que Sánchez deba intentar liderar una alternativa, como esta semana plantearon la presidenta balear, Francina Armengol, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. "Buscar el poder o la Presidencia del Gobierno a cualquier precio o fijar nuestra posición esperando a que se estrelle Rajoy para de alguna manera indirecta luego intentarlo nosotros no es nuestra intención", apuntó Page. El presidente manchego recordó que los partidos que negociaron un pacto tras el 20-D perdieron votos y escaños el 26-J. "Me gustaría que los españoles vieran un PSOE serio, que no hace teatro ni filibusterismo político". Eso sí, "nadie quiere terceras elecciones". 

Vara y Lambán, al igual que la cántabra Rosa Eva Díaz Tezanos -vicepresidenta del Gobierno regional- también remarcaron que el sitio del PSOE es la "oposición", intentar que sea constructiva y "útil", y desde allí debe reconstruirse. "El PP ha ganado las elecciones y el PSOE las ha perdido", resumió el jefe del Ejecutivo aragonés. 

El no sí es definitivo para Tudanca

El presidente manchego fue el último en desfilar por el despacho de Sánchez en la sesión de mañana. Antes le precedieron los secretarios generales de Castilla y León y Murcia, Luis Tudanca y Rafa González Tovar, y la presidenta de la gestora gallega, Pilar Cancela. Tudanca, al igual que había hecho en anteriores declaraciones públicas, apostó directamente por la vía defendida el miércoles por Francina Armengol y Miquel Iceta: el intento de una nueva investidura por parte del PSOE, ya que en su opinión el no al PP debe mantenerse "desde el principio hasta el final", porque jamás puede romper el partido "la palabra dada a los españoles" ni compartir las "políticas muy crueles del PP". Dejar pasar a los populares, sostuvo, sería un "suicidio". 

Tudanca: "No sé si es porque la tramontana también sopla en Burgos, pero el PSOE tiene la responsabilidad y el deber de, si Mariano fracasa, intentarlo"

"No sé si es porque la tramontana también sopla en Burgos" e incluso "sopla con fuerza", "pero este partido tiene la responsabilidad y el deber de, si Mariano vuelve a fracasar, intentarlo por el bien de todos los españoles", aseguró Tudanca, burgalés de origen, a su salida de la reunión. En esa frase, que llevaba pensada, estaba contenida una evidente colleja a su compañero de partido Javier Lambán. El presidente aragonés descalificó este jueves la propuesta de Armengol como "un producto de la tramontana, que en determinadas épocas del año altera las mentes". El líder castellanoleonés es uno de los barones más próximos a Sánchez, sin fisuras. Eso explica también su apoyo a la presidenta balear -su planteamiento es "razonable"- y su feroz crítica directa a Lambán, que en cambio está alineado con la andaluza Susana Díaz. Tudanca defendió asimismo la pertinencia de una consulta a la militancia: no la ve necesaria ahora mismo porque la posición que salga del comité federal será mayoritaria, pero llegado el caso, sería "fantástico". 

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

Sánchez ya recurrió al referéndum interno tras su pacto con Ciudadanos, y en los últimos días los barones y dirigentes de su cuerda están alimentando esa posibilidad, de modo que para nada se descarta que anuncie un nuevo proceso mañana. El propio Antonio Hernando, portavoz socialista en el Congreso y miembro de su sanedrín, no lo hizo en una entrevista en la Ser. "Soy partidario de que se voten acuerdos más de que se voten desacuerdos pero en todo caso no descarto ni mucho menos que la militancia del PSOE también tenga su opinión y tenga que ser consultada al respecto".

Llamamiento "a todas las fuerzas"

Tampoco descartó la hipótesis del plebiscito otro de los barones próximos a Sánchez, Rafa González Tovar. El secretario general murciano cree que solo cabría plantearlo "si hubiera un cambio de marco muy importante". Pero, "llegado el momento", y "si fuera oportuno", considera que el líder no pondría pegas a convocar a las bases. 

Tovar y Cancela también creen que el no es definitivo, pero a diferencia de Tudanca rehúsan aclarar si Sánchez debe intentarlo si Rajoy se estrella

La eventual consulta tampoco suscita consensos. Los barones más alejados de Sánchez no acaban de verlo. Page no comentó esta hipótesis con él durante su charla, pero sí advirtió a la salida que no comparte "el modelo de 'partido test' en el que se pregunte a la gente qué es lo que prefiere", sin más. "Tiene que haber primero una posición fija y clara y contundente del secretario general del partido. Se puede consultar sobre una posición tomada, en barbecho no lo veo lógico", porque entonces llevaría a una situación análoga a la que ha ocurrido en el Reino Unido con el Brexit, comparó. El presidente apuntó que él no es "contrario" a los referendos. "Pero no hay que esconderse detrás de los militantes. Hay que decirles la opinión que tiene el jefe". Una opinión compartida por Vara: "Yo que defiendo el sufragio universal en algunos ámbitos, creo que no se puede estar sometiendo a la militancia todos los días decisiones", porque para eso hay una dirección, una estructura. "Hay que tener cuidado", avisó, porque no se puede "eludir la responsabilidad".  

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

Tovar no defendió la 'vía Armengol', aunque tampoco la rechazó. Ante los medios sí subrayó que el no a Rajoy "es definitivo" y no revisable posteriormente -como sí creen los barones de mayor peso-, así que si Rajoy naufragara y, para evitar nuevas elecciones, lo pertinente, cree, sería hacer un "llamamiento a todas las fuerzas políticas para que busquen soluciones de salida". A "todas", enfatizó, y no solo al PSOE. Así, estaba sugiriendo una fórmula que ya ha sido esbozada por otros dirigentes: que se abstengan diputados de distintos grupos para facilitar la reelección a Rajoy. En todo caso, "cuando cambie el escenario", será el momento de plantear "todas las opciones". 

El líder murciano insistió en que la "presión" no debe recaer en su partido, sino en el PP, que es el que ganó el 26-J y al que no hay que dar por "fracasado", porque sería "prematuro". Los socialistas deben estar donde les "corresponde", "con responsabilidad y en la oposición". Pero "por coherencia el no es definitivo". 

Díaz se ve con Sánchez apenas 20 minutos: "Conocen mi opinión. Vine a escucharlo a él"

Las declaraciones de Tovar caminaron en la línea de las de la presidenta de la gestora del partido en Galicia, Pilar Cancela. Ella también dio el no de mañana como el último, el definitivo: "El no es una palabra muy cortita y que sólo tiene dos letras, y es la posición del PSOE". Así que no apoyará de ninguna manera, ni con la abstención, defendió, al PP. También convino que el PSOE actuará desde la oposición porque Rajoy tiene "la encomienda de formar gobierno" y el partido socialista es "responsable y coherente con lo que dice". Cancela, muy próxima también a Sánchez, rehusó ponerse en la hipótesis de un Ejecutivo liderado por Sánchez: "Lo está intentando Mariano Rajoy y hay que dejarle trabajar tranquilamente. Lo que pase después ya se verá poco a poco en función de como vayan las cosas". 

Lambán pide disculpas a Armengol por su "broma eólica": no quiso "zaherirla"

Unas palabras evidenciaban este jueves el grado de crispación interna del PSOE: "Yo creo que eso es un producto de la tramontana [viento típico de las islas], que en determinadas épocas del año altera las mentes". Lo dijo el presidente aragonés, Javier Lambán, y así descalificaba la idea de la jefa del 'Govern' balear, Francina Armengol, de que Pedro Sánchez intente la investidura en caso de que Mariano Rajoy no recabe los respaldos suficientes. 

Las declaraciones, suficientemente contundentes, molestaron a la afectada. Pero Lambán, según informó este viernes la portavoz del Ejecutivo del archipiélago, Pilar Costa, pidió perdón a Armengol por teléfono esta misma mañana. 

"Evidentemente se aceptan las disculpas", afirmó Costa, quien no obstante tachó de "lamentables" las palabras del presidente aragonés, informa Efe. "Por tanto, nos quedamos con el debate político, que es lo que le interesa a la gente", dijo la portavoz, que agregó que la defensa de las propuestas políticas se hacen con "argumentos". 

Por la tarde, ante los periodistas, Lambán explicó que no tuvo la intención de insultar a su compañera. Admitió "discrepancias" y diferencias de "matiz" y señaló que "respeta profundamente" a la presidenta de las islas por la que siente "afecto personal". "En ningún caso mi comentario trató de zaherirla ni mucho menos de herir a Baleares ni al Gobierno balear ni nada por el estilo" con su "broma eólica", alegó. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios