negociaciones para formar gobierno

Rajoy intenta que su investidura incluya un pacto sobre los Presupuestos para 2017

A la espera de que Sánchez se reactive y el PSOE acepte que sin su colaboración no podrá haber Gobierno, Rajoy está más ocupado en la visita de Obama a España

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (Reuters)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (Reuters)

A la espera de que Pedro Sánchez se reactive después de sus vacaciones y el PSOE acepte que sin su colaboración no podrá haber nuevo Gobierno, Mariano Rajoy está más preocupado por las consecuencias del Brexit y la visita de Barack Obama a España que por el no de los portavoces socialistas al acuerdo. El presidente del Gobierno en funciones ha ordenado a los suyos que aplacen la presión pública sobre el PSOE hasta la próxima semana, pero que recuerden las tareas urgentes para las nuevas Cámaras: fijar el techo presupuestario y pactar.

En el PP cuentan con la resistencia de los socialistas al entendimiento y, como reveló El Confidencial, por eso barajan el plan B para el arranque de la legislatura en dos fases, primero investidura en agosto y luego, a partir del otoño, pactos generales y sobre reformas para cuatro años. Pero como apuntó el propio Rajoy, el compromiso mínimo para que pueda formarse un Gabinete estable, además de las abstenciones imprescindibles, tiene que incluir un acuerdo sobre las líneas generales de los próximos Presupuestos.

Rajoy intenta que su investidura incluya un pacto sobre los Presupuestos para 2017

Este mismo mes el Gobierno en funciones tiene que lidiar en Bruselas con la amenaza de multa por incumplimiento de los objetivos de reducción de la deuda pública. Y en cuanto se constituya el próximo Gabinete, su primera tarea será fijar el techo de gasto del próximo Presupuesto (la Constitución obliga a presentar un proyecto en septiembre) y un cuadro macroeconómico que confirme su intención de ajustar las cuentas. El Grupo Popular solo tendrá 137 diputados para sacar esos Presupuestos adelante en vez DE los 185 con que contó el verano pasado para aprobar los últimos.

Rajoy ha impuesto la discreción absoluta sobre sus primeras llamadas y conversaciones para formar Gobierno. Solo consta la cita con el presidente de la comunidad autónoma de Canarias, Fernando Clavijo, aunque en fuentes de la dirección de su partido no descartan que haya hecho otras gestiones con dirigentes socialistas.

Rajoy intenta que su investidura incluya un pacto sobre los Presupuestos para 2017

En el comité de dirección del partido celebrado ayer en la sede de Génova, el jefe de Ejecutivo no dio pista alguna sobre esas conversaciones, según comentaron varios de sus miembros, como el portavoz Pablo Casado. Además de la reunión del comité federal del PSOE previsto para el día 9, Rajoy está también pendiente de la visita de Obama a España que empieza ese mismo día y concluye con una conferencia de prensa conjunta el lunes día 11. Además, tiene que asistir a la cumbre de la OTAN a finales de esta semana.

El viaje del presidente de los Estados Unidos es un gran éxito de la diplomacia española que el jefe del Ejecutivo en funciones quiere resaltar y rentabilizar para su llamamiento a la gobernabilidad. Y en ese empeño, el primer objetivo es la colaboración del PSOE. "La llave para desbloquear la situación la tienen ellos, sea en bloque o sea por una sola abstención", destacó el PP a través de Casado después de reunirse con Rajoy.

En fuentes del PP insisten en las urgencias del próximo Gobierno, los Presupuestos, para añadir al guion de los futuros pactos las reformas que se pueden abordar después, como la de la ley electoral, el funcionamiento del Senado o el pacto sobre la educación, ya esbozadas en los cinco acuerdos de Estado ofrecidos por el presidente de su partido desde la legislatura pasada.

Elecciones Generales

El redactor recomienda