COMIENZA LA RONDA DE BARONES EN FERRAZ

El PSOE no descarta revisar su veto a Rajoy en un segundo comité federal

Idoia Mendia y Sara Hernández, las primeras líderes territoriales en verse con Sánchez, subrayan que de la cita de este sábado saldrá el voto en contra a la investidura del presidente en funciones

Foto: Idoia Mendia, secretaria general del PSE, atiende a los medios tras su entrevista con Pedro Sánchez en Ferraz, este 5 de julio. (EFE)
Idoia Mendia, secretaria general del PSE, atiende a los medios tras su entrevista con Pedro Sánchez en Ferraz, este 5 de julio. (EFE)

Del comité federal del PSOE del próximo sábado saldrá, salvo sorpresa, un no a la investidura de Mariano Rajoy. El voto en contra, que es la posición que comparten tanto Ferraz como la mayoría de federaciones. Pero también todos quieren evitar unas terceras elecciones, y de ahí que no se cierren todas las puertas de antemano en caso de que el presidente en funciones no recabe los apoyos suficientes para ser renovado en el cargo. Esa abstención del PSOE, si llega, no se adelantará en la reunión del máximo órgano de dirección del día 9. Puede que, dentro de unas semanas, el veto se levante si la investidura se atasca, previa cita del comité federal.

Idoia Mendia, líder de los socialistas vascos, fue quien dejó abierta esa posibilidad, la de una nueva reunión del comité para más adelante, después de su despacho con Pedro Sánchez en Ferraz, ya de vuelta después de unos días de descanso. Preguntada por los periodistas a la salida si descarta que el máximo escalón de poder del PSOE se convoque por segunda vez por si hiciera falta 'activar' el resorte de la abstención -o total o de algunos diputados- para facilitar así la investidura de Rajoy, Mendia contestó: "Yo no lo descartaría, porque realmente hemos celebrado en otras ocasiones comités federales sucesivos y no hay ningún problema. Es bueno que el comité federal se reúna todas las veces que sean necesarias, porque al final es el órgano máximo entre congresos, ahí nos sentamos los representantes políticos de todas las federaciones y es el lugar idóneo para tomar una decisión de calado. Así que ningún problema y puede darse perfectamente".

Otra alternativa sería que el comité de este sábado delegara en la ejecutiva federal cualquier replanteamiento en el sentido del voto

La jefa del PSE es uno de los líderes territoriales más cercanos a Sánchez. No está alistada, para nada, en el frente crítico. Lo ha demostrado en reiteradas ocasiones, y este martes repitió su "coincidencia plena" con el secretario general en los planteamientos sobre la investidura, la razón por la que él ha planteado esta ronda de barones previa al comité federal del sábado y que comenzó con ella. Mendia no hacía sino verbalizar una alternativa que está sobre la mesa: que de primeras se diga claramente no a Rajoy y que luego esa posición pueda modificarse, llegado el caso, si el proceso de investidura encalla.

El PSOE no descarta revisar su veto a Rajoy en un segundo comité federal

"Ahora" no toca "poner el foco en el PSOE"

Según precisaron fuentes próximas a la secretaria general de Euskadi, durante su charla con Sánchez no emergió explícitamente esta opción de un segundo comité federal -que podría celebrarse en agosto-, pero insistieron en que puede ser una salida. No la única: otro camino, señalaron, puede ser que el comité de este 9 de julio decida delegar en la ejecutiva federal un cambio en el sentido de la votación a Rajoy. Pero, dada la trascendencia de la decisión, sostuvieron que quizá sería más pertinente convocar al máximo órgano. ¿Cuándo? Una opción podría ser entre la primera y la segunda votación de investidura, que están separadas por 48 horas. En la primera, el PSOE votaría no, y en la segunda podría virar a la abstención si al PP no le dieran los números.

El PSOE no descarta revisar su veto a Rajoy en un segundo comité federal

De cara a la reunión de este sábado, la cita más inminente, Mendia compartió la hoja de ruta general: el PSOE proclamará su voto en contra a Rajoy. "Somos la alternativa al PP, hemos venido defendido las políticas alternativas a las del PP y no podemos favorecer ni facilitar un Gobierno del PP, así que el voto a Rajoy será no". Cuando se le preguntó si cabe la "abstención mínima" -la de unos cuantos diputados, los que sean necesarios para posibilitar la investidura-, por la que apostó el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ella no dio un portazo: "Somos la alternativa y defendemos políticas diferentes a las del PP, que han causado mucho dolor a la ciudadanía". No se negó a esa opción. También rehusó confirmar si el consenso que se alcance en el comité del sábado contendrá un no rotundísimo como el que se le dio al PP en diciembre. Alegó que la redacción se irá decantando en el transcurso de la semana, al tiempo que Sánchez vaya entrevistándose con todos los barones. Quizá la última en pasar por Ferraz sea la baronesa con más poder, la andaluza Susana Díaz.

Mendia defiende que es ahora a Rajoy al que le corresponde "trabar acuerdos" con sus afines que le permitan salvar su investidura y poder gobernar

Pero "ahora lo que toca y lo que corresponde" no es "poner el foco en el PSOE, sino en el PP", puesto que es la fuerza más votada y es quien tiene que "moverse, tratar de trabar acuerdos con sus afines ideológicamente". O sea, que Rajoy hable con Coalición Canaria, con quien se reunió este martes, con Ciudadanos y PNV, y llegue a un pacto que le permita salvar "no solo la investidura", sino los días siguientes, ya que se trata de "gobernar" con un mínimo de "estabilidad".

El PSOE no descarta revisar su veto a Rajoy en un segundo comité federal

Los números son los que son. Los populares disponen de 137 parlamentarios, y los 32 de C's, los cinco de los nacionalistas vascos -que se enfrentan además en otoño a unas autonómicas- y el escaño de Coalición Canaria no les bastan para llegar a los 176 asientos. Los socialistas amplían el abanico de posibles aliados de Rajoy a Convergència Democràtica (ocho diputados), como por ejemplo recordó este martes el presidente manchego, Emiliano García-Page, pero esa hipótesis suena más bien a un imposible. De ahí que puede que la única vía para impedir unas nuevas elecciones sea la abstención del PSOE. Mendia no se quiso situar en el escenario de unos terceros comicios, dado que estamos en una fase anterior y el PP es el que tiene que "buscar acuerdos". La secretaria general del PSE remarcó que el veto no es a Rajoy, sino a las "políticas" y la "forma de gobernar" de los conservadores. No bastaría con derogar una u otra ley para atraerse a los socialistas.

Mendia encontró al secretario general "tranquilo", "bien" y "sorprendido" por la "parsimonia" del PP a la hora de "moverse". Y no habló con él sobre la fecha del siguiente congreso federal. Sobre la posibilidad de que el Gobierno ceda el control de las cárceles al PNV a cambio de su apoyo a la investidura, como esta mañana sugirió en la Ser Borja Sémper, portavoz de los populares en el Parlamento vasco, la líder del PSE confesó que se "sorprendería" si la base de un pacto PP-PNV pivotara sobre la "preocupación número 22 de los vascos", según el Euskobarómetro. A los ciudadanos de Euskadi les inquietan, señaló, otras cuestiones. Es verdad, convino, que hace falta un "final ordenado" del terrorismo, pero hay que "diferenciar" la transferencia de la competencia de Prisiones de la política penitenciaria, que seguiría siendo del Gobierno central.

"No es no"

Ya por la tarde, Sánchez se reunió con la secretaria general de los socialistas madrileños, Sara Hernández. Ella, como Mendia, es muy cercana al secretario general. Y trasladó ideas semejantes: voto en contra a Rajoy -"no es no", "absolutamente claro" y "rotundo", porque los socialistas son "la alternativa al PP", el "partido de la corrupción y los recortes y que ha generado tanta desigualdad"-. Pero tampoco descartó que esa decisión se pueda revertir. Preguntada explícitamente por la posibilidad de otro comité federal, más adelante, contestó: "Es difícil. Los socialistas madrileños hacemos muchas cosas, pero aventurar el futuro lo tenemos de momento un poco complicado. Madrid lo tiene muy claro, y lo hemos debatido en nuestra ejecutiva regional: nuestra postura de cara al [comité federal del] sábado es un no, el PSOE de Madrid dirá no a la investidura del PP, no a Rajoy". Pero en su respuesta estaba el matiz: ese veto es "de cara al sábado".

Hernández, sobre un segundo comité: "Aventurar el futuro lo tenemos un poco complicado. De cara al sábado, lo tenemos muy claro: un no a Rajoy"

Hernández, secretaria general del PSOE-M desde hace algo menos de un año y alcaldesa de Getafe, comentó que Sánchez no le había trasladado la "intención" de que haya nuevas reuniones del máximo órgano entre congresos: "Ahora estamos centrados en el del día 9, y la postura es clara". La regidora subrayó que la gobernabilidad de España "pasa única y exclusivamente por el PP", y es a él a quien hay que demandar que busque los apoyos suficientes para procurar su elección.

El PSOE no descarta revisar su veto a Rajoy en un segundo comité federal

Sánchez seguirá con la ronda de barones en los próximos días. Mañana miércoles, desde las 16:00, desfilarán los presidentes de Valencia y Baleares, Ximo Puig y Francina Armengol, después el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y cerrará el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page. Y hasta el viernes irán pasando los demás. El líder socialista no tiene prevista ninguna comparecencia pública hasta el sábado, y entonces intervendrá para los suyos, sin admitir preguntas de los medios. Sánchez es el único líder político que no ha atendido a los periodistas desde el 26-J.

Ferraz niega todo tipo de contactos con el PP

Los socialistas no han mantenido ningún tipo de contacto, "ni de primer nivel, ni de segundo nivel", con los populares, según afirmaron con rotundidad este martes fuentes del entorno del secretario general. 

El desmentido venía a cuento de las informaciones publicadas sobre unas supuestas llamadas preparatorias para una reunión de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. No ha "existido ningún contacto en ese sentido", indicaron las mismas fuentes, que reiteraron su petición al PP y al presidente en funciones de que trabajen para encontrar los apoyos suficientes "entre las fuerzas políticas afines". 

Además, Sánchez llamó al presidente canario, Fernando Clavijo, con quien los socialistas cogobiernan en las islas y con quien mantiene "una buena relación", después de que el secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán, se hiciera eco en una entrevista en televisión de los rumores sobre esos contactos PP-PSOE. El líder socialista trasladó a Clavijo, que se reunió este martes con Rajoy en La Moncloa (con Barragán), que de su partido solo habla el PSOE, y que es mejor "no seguirle el juego al PP". 

Óscar López, uno de los hombres de confianza de Sánchez, comentó en 'Las mañanas de Cuatro' que la posición del partido es "clara" y está "decidida", y es el voto en contra a Rajoy, "como es lógico". ¿Y el PSOE puede abstenerse, como sugirió el extremeño Guillermo Fernández-Vara? "Por supuesto que no. El PSOE votará en bloque, como no puede ser de otra forma. Somos un partido serio y sus decisiones las acatan todos sus miembros", contestó.

Elecciones Generales

El redactor recomienda