LA COALICIÓN INTENTA que NO cale el 'discurso del miedo'

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

La salida del Reino Unido de la UE acrecienta los temores en Unidos Podemos a que arruine sus expectativas. Socialistas y populares creen que el nuevo escenario puede movilizar votos a su favor

Foto:  Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera durante el cierre de campaña, este 24 de junio.
Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera durante el cierre de campaña, este 24 de junio.

El Brexit devoró el final de la campaña española del 26-J. Todo pasó a un segundo plano, porque todo giraba ayer en torno al 'shock' mundial por la sorpresiva salida del Reino Unido de la Unión Europea, por un 51,9% del voto de los británicos en referéndum. Incertidumbre en el país, estragos en los mercados bursátiles, crisis sin precedentes en una Europa que pierde uno de sus motores claves y la obliga a repensar su proyecto de futuro... Y en España, otro poderoso ingrediente que añade aún más confusión ante unas segundas elecciones generales, las de este domingo, en las que el mapa de la gobernabilidad dista de estar despejado. Un agente al que se suma el escándalo Jorge Fernández Díaz. Ambos elementos han dado un vuelco a la recta final de la campaña. 

Con el apagón de las encuestas por imperativo legal y con la apertura de las urnas tan inmediata, los partidos tienen difícil calcular el impacto real del Brexit en la mente de los votantes, pero sí vaticinan movimientos en el electorado que pueden ser decisivos cuando se llega a la recta final sin los números claros. Unidos Podemos teme que la consulta en el Reino Unido le castigue, una consecuencia que también predicen en los estados mayores de PP y PSOE, que sienten que pueden ser los más beneficiados -sobre todo, los socialistas- en un escenario teñido por el miedo. Ambos, igual que Ciudadanos, coincidieron en utilizar sus últimas balas para colocar mensajes de advertencia en sus respectivos cierres de campaña sobre las consecuencias que tendría para España un "Gobierno populista". 

La coalición tuvo que salir a la defensiva poniendo como "aval" a los 'ayuntamientos del cambio' y recalcando que hizo campaña en UK por el 'remain'

La coalición formada por Podemos e IU se vio obligada a salir a la defensiva. Primero, poniendo como “aval” a los 'ayuntamientos del cambio', que “no han hundido” las ciudades en las que gobiernan, sino que se han erigido como garantes de la “ley y el orden” frente a los “antisistema” que los precedieron en las instituciones. Segundo, defendiendo que han sido el único partido que hizo campaña en el Reino Unido por el 'remain' y situando las razones del 'leave' en las políticas de austeridad de la UE que ellos pretenden combatir.

Tuits elocuentes

El temor a que el Brexit ponga en peligro el pretendido 'sorpasso' que han señalado todas las últimas encuestas -aunque las 'prohibidas' de 'El Periòdic d'Andorra' hablaban ya de empate con el PSOE- se dejó sentir en las últimas declaraciones públicas de los líderes de Unidos Podemos. La llamada, sin apenas predicamento, del responsable del programa económico, Nacho Álvarez, era clara al respecto: “No utilicen los resultados del referéndum para hacer campaña en España".

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

El secretario de Organización, Pablo Echenique, calificaba en las redes sociales de “infames” los ataques de Rivera y Rajoy, “aunque esperables”. Que lo haga Sánchez, añadía, es “triste” y lo animaba a mantener su “responsabilidad de Estado”. Más sintomático sobre el temor al giro de la campaña era otro de sus tuits en el que afirmaba: “No olvides a [Jorge] Fernández Díaz aunque no esté en las portadas y su ángel guardián ya no se llame Marcelo, sino Brexit”.

El fuego abierto por el expresidente socialista Felipe González en un acto junto a Pedro Sánchez -el PSOE no puede ser "socio" de quien, como David Cameron, asume el "riesgo" de "trocear" su país- fue sorteado poco después por Pablo Iglesias con un tono de cierta inquietud: "Todo el mundo tiene que calmarse. El problema no es el referéndum, sino lo que piensan la mayor parte de los británicos. No hagamos defensas del totalitarismo ni del autoritarismo por decisiones que no nos gustan". "El problema no es que los ciudadanos voten, es que el proyecto de la UE está en crisis y eso se soluciona con más democracia, no con menos", añadió. Ya por la noche, en el mitin de cierre de campaña en Madrid Río, Alberto Garzón, líder de IU y número cinco por Madrid, proclamó que Unidos Podemos es la "esperanza de otros pueblos de Europa" y recordó frente al "miedo" hay que oponer la "sonrisa" y el "programa, programa, programa" de Julio Anguita. 

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

La decisión adoptada por los británicos puso un colofón agridulce a una campaña que en el caso de Unidos Podemos se enfocó de forma conservadora, al calor de unas expectativas demoscópicas que llamaban a evitar riesgos innecesarios. Como explicaba Íñigo Errejón, número dos y jefe de campaña de Podemos, en una entrevista a El Confidencial, en esta campaña llegaba "en condiciones diferentes". Si para el 20-D arriesgó más con la "la remontada como diseño discursivo y conquista práctica al final", ahora la apuesta era más conservadora, "de segunda vuelta o desempate", para afianzar su posición.

"Todo el mundo tiene que calmarse. El problema no es el referéndum, sino lo que piensan la mayor parte de los británicos", intenta tranquilizar Iglesias

Los impredecibles efectos electorales del Brexit trastocaron en el último momento la agenda diseñada por Errejón. “Una mala noticia”, se afanaron en interpretar desde la dirección del partido. Con esta lectura hacían referencia a la culminación de la crisis política del proyecto europeo, pero queda por comprobar en las urnas si la “mala noticia” se debe también a que el discurso del miedo logre calar entre el electorado. El consumado 'sorpasso' quedó cuestionado a solo 48 horas de la apertura de las urnas.

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

El PSOE cree que dará "la sorpresa"

El PSOE cree, sin embargo, que las maniobras de última hora no funcionarán a Unidos Podemos. "No sé si a estas alturas el Brexit sumará mucho al PP, que tiene a sus votantes movilizados, pero en el espectro de la izquierda sí ayuda a movilizar voto a nuestro favor", aseguraba este viernes a este periódico Óscar López, vicecoordinador de Estrategia de la campaña de Pedro Sánchez. "No tanto por el miedo, sino porque quien mejor representa la solidez y seguridad, la apuesta por el europeísmo es el PSOE. La salida del Reino Unido sirve para visualizar las consecuencias del populismo y de los referéndums de autodeterminación", añade. 

López cree que los indecisos pueden optar por la "solidez" del voto al PSOE y porque tiene que "operar en contra" la apuesta por los referéndums de Iglesias

González, igual que Sánchez, ligaron el Brexit al derecho a decidir que defiende Podemos como arma de combate, que no obstante ya en los últimos días venía explotando el candidato para remarcar que el PSOE no transigirá con esa línea roja de Iglesias. El secretario general apuntó que lo ocurrido en el Reino Unido es producto de la "confluencia entre la derecha irresponsable y el populismo". Convergencia que él no quiere para España y que para evitarla requiere de un PSOE "fuerte" y "ganador". Por la noche, en el mitin de cierre de Sevilla, junto a Susana Díaz, el candidato pedía el voto para "vacunar del populismo y nacionalismo" a España y "avanzar hacia una mayor integración de la UE". La presidenta andaluza disparó directamente a los líderes de Podemos: "No querían a España en Europa y si hoy no lo dicen es porque piensan que les puede venir mal para el domingo".

El Reino Unido, pues, regaló un argumento al PSOE. "Podemos ha hecho del referéndum uno de sus caballos de batalla, así que el Brexit tendría que operar en su contra y a favor del PSOE", analizaba también López. Otro miembro del equipo de campaña lo contaba de forma más cruda: "Esto hace mucho daño a Unidos Podemos. Los que estaban dudosos optarán por una opción segura. El 20-D, hubo quien decidió su voto el último día, y aquí también puede pasar, y el Brexit influye". 

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

Los socialistas afrontan el 26-J con la amenaza de convertirse en tercera fuerza en escaños y votos, un resultado letal que abriría en canal al partido y probablemente se llevaría por delante a Sánchez. Pero ni en Ferraz ni fuera de ella, ni siquiera entre los dirigentes críticos, se espera ese pésimo escenario. Confían en "dar la sorpresa" en la noche electoral o, si no, mantenerse segundos en diputados y papeletas, aun empeorando algo su resultado respecto al 20-D. Incluso quedar terceros en sufragios y segundos en parlamentarios sería visto con cierto alivio, porque mejoraría las previsiones demoscópicas. Y el 26-J, para bien o para mal, los barones medirán a Sánchez en función de las expectativas. 

Los socialistas están satisfechos por haber roto el "juego" de la polarización de PP y Podemos, haber movilizado a los suyos y fluido de menos a más

En el comité electoral se dibuja un balance de campaña positivo, porque "no funcionó la estrategia de polarización de PP y Podemos", ya que "ambos han jugado al 'sorpasso'", porque ha evolucionado de menos a más -el PSOE suele movilizarse en las rectas finales- y logrado animar a los abstencionistas, porque "todo el partido ha remado unido", disimulando las grietas internas, porque incrementó sus ataques a Iglesias y porque ha encontrado el viento a favor en el último tirón, como el escándalo que afecta al ministro del Interior en funciones y el Brexit. "Vamos a ver si no pasa nada por abajo, porque hay un millón de socialistas que si se movilizan, son muchos y pueden dar la vuelta a los resultados", confía López. El dirigente agrega que el partido ha intentado centrar el debate en las propuestas -hasta 15 documentos de compromisos programáticos ha presentado a lo largo de las últimas semanas, en distintas materias [aquí en PDF]-, pero el objetivo no se ha conseguido: no ha habido polémica, los textos pasaron desapercibidos por completo. La campaña ha pivotado más sobre "pactos y encuestas", acusación que el PSOE lanzaba a PP y Podemos. . 

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

El PP, confiado en que impulse "el voto útil"

El PP cerró su campaña con la esperanza de que el Brexit anime a última hora el voto útil de la estabilidad política que reclaman en su beneficio. Según los datos manejados en la dirección antes de conocerse el resultado del referéndum en el Reino Unido, el PP solo pasaba por décimas del 30% en estimación de voto, menos de dos puntos por encima de sus resultados del 20-D. Y con Unidos Podemos en segundo lugar ya a menos de cuatro puntos. En el partido reconocen que el portazo británico cambia el panorama e inutiliza la realización de nuevos 'trackings' internos, por lo que habrá que esperar a las 'israelitas' del domingo por la tarde.

Los dirigentes del PP se movilizaron para rentabilizar el nuevo factor de inestabilidad política y económica que supone la próxima salida del Reino Unido de la UE

La escasa mejoría experimentada en el tramo final de la campaña gracias a un mínimo trasvase de votos procedentes de Ciudadanos apuntaba hasta el mismo jueves por la noche que los populares se podían quedar con un número de escaños muy similar al obtenido hace seis meses: entre los 123 y los 129 en el mejor de los casos.

Según fuentes del PP,  el dato del continuo ascenso de los de Iglesias, por encima del 26%, añadía otro factor de incertidumbre ante la posibilidad de que podemistas y socialistas pudieran estar al borde de sumar la mayoría absoluta. En la sede de Génova dan por hecho que en ese caso habrá otro intento del bloque de izquierdas de formar Gobierno, incluso aunque el PSOE se vea relegado a la condición de tercera fuerza. Pero eso no está tan claro, porque si Sánchez hunde a su partido a la tercera plaza, se abrirá el debate sobre una encrucijada diabólica: abstenerse y dejar al PP en el poder -tal vez con otro candidato- o investir a Iglesias. 

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

Con el Brexit como protagonista absoluto de la última jornada de la campaña, los responsables de la misma en el PP se movilizaron desde primera hora de la mañana para rentabilizar el nuevo factor de inestabilidad política y económica que supone la próxima salida del Reino Unido de la UE. Dedujeron que el llamamiento a concentrar el voto útil o del miedo podía calar mejor en la opinión pública frente a las aventuras y nuevos experimentos que la opción de Podemos, a su juicio, representa.

Identificar Brexit con Podemos

Mariano Rajoy, ministros, dirigentes del partido y demás candidatos incidieron en esa línea, en la de ofrecer seguridad y estabilidad ante un panorama económico que se complica, durante todo el día, hasta el doble acto de clausura de la campaña protagonizado por el presidente, primero en Valencia y después en Madrid. María Dolores de Cospedal empezó a primera hora en las emisoras de radio, al tiempo que Rajoy lanzaba su mensaje institucional. Y siguieron a continuación Soraya Sáenz de Santamaría y Luis de Guindos al término del Consejo de Ministros.

El Brexit dispara las alarmas en Podemos-IU por el 'sorpasso' y da munición a PSOE y PP

Desde Génova improvisaron dos vídeos marca de la casa para reclamar el voto útil frente a la incertidumbre añadida del Brexit y con un llamamiento específico a los 1,6 millones de antiguos votantes del PP que se abstuvieron en los comicios del 20-D y ahora tienen en su mano las papeletas que podrían evitar una mayoría de izquierdas de Podemos con el PSOE.

Según los cálculos del PP sus candidatos necesitarán esos votos para consolidarse como primera fuerza, alcanzar o superar los 130 escaños y marcar distancias con el segundo para, de rebote, evitar además que morados y socialistas no sumen más de 170-172 escaños. El ambiente de temor al retroceso económico es el último factor con que cuentan en el PP para obtener algunos diputados más que en diciembre, con el añadido de que si eso modifica algo las tendencias de la campaña, también podría beneficiar al PSOE frente a Podemos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
77 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios