ACTO CENTRAL DE LA CAMPAÑA NARANJA

Ciudadanos descarta a Sáenz de Santamaría como "sucesora" de Rajoy

El gran cónclave electoral del partido de Rivera ha servido para que el número uno de la formación por Barcelona entrase de nuevo en las valoraciones internas sobre el PP

Foto: El presidente de Ciudadanos (C's) y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, durante su intervención hoy en el acto central de campaña del partido naranja en el madrileño Parque de Berlín. (EFE)
El presidente de Ciudadanos (C's) y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, durante su intervención hoy en el acto central de campaña del partido naranja en el madrileño Parque de Berlín. (EFE)

Más de un millar de personas se concentraron en el Parque de Berlín, en el barrio de Chamartín, para escuchar a Albert Rivera en el acto central de campaña cuando sólo faltan siete días para las elecciones generales. Abanicos naranjas, sombreros de paja y botellas de agua en busca de combatir un domingo de calor en Madrid en el que el presidente de Ciudadanos quiso hacer un llamamiento a los indecisos: “Hay un 20% de personas que van a ir a votar el 26 de junio y aún no han decidido su voto. Hay que convencerles con argumentos, cabeza y corazón”. El líder naranja dedicó gran parte de su intervención a pedir “la movilización” para que "los moderados no se acomodaran mientras son los extremistas los que se movilizan".

Un acto en el que el número uno de la lista de Ciudadanos por Barcelona, Juan Carlos Girauta, ha dicho que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría le parece una persona "honradísima", aunque la ha excluido como posible candidata a suceder a Mariano Rajoy por formar parte de su equipo.

Girauta ha explicado que si hace unos días citó como posibles dirigentes populares a sustituir a Rajoy a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, entre otros, fue porque le preguntaron "por personas honradas y en las que se podía confiar dentro del PP".

Albert Rivera y su equipo tras el mitin de Madrid. (Reuters)
Albert Rivera y su equipo tras el mitin de Madrid. (Reuters)

Tras intervenir en el acto central de la campaña de Ciudadanos en Madrid, ha insistido en que no quiere hablar de nombres concretos porque "cuando uno habla bien de alguien del PP lo machacan y me sabe mal por ellos".

Ciudadanos ya dejó claro hace unos días que no facilitará un gobierno del PP presidido por Rajoy, ni votando a favor ni con la abstención de sus diputados y solo negociarían un posible acuerdo si el líder del PP se echa a un lado.

Ni corruptos ni populismo

El presidente de Ciudadanos postuló a su formación, “el cambio moderado”, como la “única capacitada para cambiar las cosas sin romperlas” y aseguró que no serán “comparsa ni de corruptos ni del populismo” [en referencia a PP y Unidos Podemos] aprovechando para ‘atizar’ a Pedro Sánchez. “El PSOE ya no se representa eso. Optó a apoyar al populismo en Madrid y Barcelona”, zanjó. Rivera criticó duramente a conservadores y socialistas, “que ni se hablan”, preguntando a las más de mil personas que seguían atentas su intervención “¿cómo iban a ser capaces de ponerse de acuerdo para gobernar un país?”. 

Albert Rivera. (EFE)
Albert Rivera. (EFE)

Precisamente los portavoces en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, que tuvieron gran protagonismo en el acto, quisieron poner sobre la mesa su experiencia en este primer año en política. La abogada que lidera el grupo municipal naranja aseguró que “lo ocurrido este primer año en Madrid” con el consistorio dirigido por Manuela Carmena “puede ocurrir en España los próximos cuatro años” si el partido de Pablo Iglesias alcanza el poder. “Ya se ha producido el ‘sorpasso’ en empleo”, afirmó Villacís recordando que según los últimos datos oficiales en la capital hay más paro que en la Comunidad autónoma. Aguado, por su parte, enumeró los ‘logros’ obtenidos por su formación desde que hace un año Cristina Cifuentes fue investida presidenta de la Comunidad “gracias a la firma de 76 condiciones que nosotros pusimos sobre la mesa, como parar la privatización del Canal de Isabel II o la gestión de la sanidad”, insistió.

Rivera insistió al tomar la palabra que el 26 de junio “nos jugamos muchísimo. No si tenemos cinco escaños más o menos, sino la sociedad que dejamos a nuestros hijos”. Albert Rivera aseguró sobre su política de pactos que el partido que dirige ha decidido “formar parte de un Gobierno si hace falta, arremangarnos y mojarnos”, dijo, “para recuperar el proyecto de regeneración español”. El candidato naranja a la presidencia aseguró que su partido pondrá en marcha “en cien días” más cosas que el PP y PSOE “en treinta años”. En este punto, enumeró diez medidas -las más importantes de su programa electoral- que tuvieron buena acogida entre del público. Entre ellas, el aumento de maternidad y paternidad, el pacto nacional por la Educación, el contrato único y varias medidas para los autónomos -también iniciativas ‘estrella’ del ideario naranja.

Serrat y la lucha contra el independentismo

Como no podía ser de otra manera, la batalla contra el independentismo en Cataluña cobró gran relevancia en el acto central de la campaña de Ciudadanos. La candidata al Congreso, Marta Rivera, recordó que eran “otros partidos los que permitieron que el independentismo siguiera adelante” y se dirigió con orgullo a Rivera para asegurar “que fue él quién lo frenó”. El ‘momentazo’ del acto llegó de la mano del ex eurodiputado y cabeza de lista por Barcelona, Juan Carlos Girauta, que con guitarra en mano tomó el micrófono y cantó ‘Mediterráneo’ de Joan Manuel Serrat, acompañados de Rivera y el resto de dirigentes del partido como Fran Hervías, José Manuel Villegas, Carina Mejías, Fernando de Páramo o Juan Marín en aras de demostrar “la igualdad entre todos los españoles”.

Ciudadanos descarta a Sáenz de Santamaría como "sucesora" de Rajoy

Girauta puso en valor la trayectoria del líder naranja, “el hombre que articuló la voz de los silenciosos” en Cataluña, que a pesar de la intención de otras formaciones políticas de “polarizar”, consigue representar “esa España tolerante que es la que trae la prosperidad y las libertades pasando por delante de los sectarismos”. El número uno por Barcelona al Congreso lanzó un mensaje a Podemos insistiendo en que “no hay nada más fácil que el populismo”, camino por el que su formación no optará “nunca” dijo, aunque “el camino sea más díficil”.

Albert Rivera terminó su discurso afirmando que el día 26 de junio “empieza el cambio”, un cambio  dijo, “que está en vuestras manos” instando a la gente a acudir a las urnas. La alta participación es fundamental para el resultado que finalmente obtenga la formación naranja y el candidato a la presidencia no dudó en repetir que “los problemas que tiene España no se solucionan dejándolos pudrir” ni tampoco “con cambios como el de Grecia” donde los PP y PSOE griegos “arruinaron el país” y después llegó Tsipras, “con quien Pablo Iglesias se da abrazos” para consumar “el cambio a peor”. Rivera mencionó al Rey Felipe al inicio de su intervención para hablar de una sociedad “en la que ya no existen enemigos” que es la que él quiere gobernar durante los próximos cuatro años.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios