Es noticia
Menú
Iglesias y Rajoy, los que generan más rechazo pese a ir por delante en estimación de voto
  1. Elecciones Generales
ENCUESTA PREELECTORAL DEL INSTITUTO DYM PARA EL CONFIDENCIAL (II)

Iglesias y Rajoy, los que generan más rechazo pese a ir por delante en estimación de voto

El presidente de Ciudadanos es el candidato más valorado y el que generaría más satisfacción como presidente. El segundo de Sánchez. Pero los jefes de PP y Podemos suscitan más reservas

Foto: De izquierda a derecha y de arriba abajo: Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante el debate a cuatro, el pasado 13 de junio. (EC)
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Mariano Rajoy, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante el debate a cuatro, el pasado 13 de junio. (EC)

Ningún líder político puede darse por satisfecho de cara a las elecciones generales del próximo 26 de junio. Al menos, en lo que respecta a su valoración ciudadana. Todos suspenden: ninguno alcanza el cinco. La paradoja es que aquellos que parten con ventaja en todas las encuestas son los que generan mayor rechazo.

Es una de las conclusiones del estudio preelectoral del Instituto DYM para El Confidencial, realizado a partir de 1.011 entrevistas telefónicas entre el 14 y el 15 de junio. O sea, después del único debate a cuatro de los candidatos a la presidencia del Gobierno en televisión. El sondeo sitúa al PP como primera fuerza, con un 29% de los votos -28,72% en las generales del 20-D-, seguido de Unidos Podemos, con un 24,9%, algo por encima del 24,33% que sumaban Podemos y sus confluencias más Izquierda Unida. En el tercer lugar queda el PSOE, con una estimación del voto del 21%, por el 22,01% de diciembre. Y en último lugar Ciudadanos, que crece del 13,93% al 15,2%. Unos datos, en síntesis, semejantes a los ofrecidos por el CIS y en línea con el resto de estudios demoscópicos privados publicados en los últimos días.

Rajoy continúa en el 'ranking' como el peor valorado. La calificación del 3,4 es la misma que en diciembre, aunque mejor que en abril, cuando clavó el 3

El sondeo de DYM para este periódico sitúa a Albert Rivera como el líder con una mejor valoración. Recibe un 4,7 de los entrevistados. Pero su nota es algo menor quela de anteriores oleadas: en abril obtuvo un 5 y en diciembre estaba en un 5,3. El segundo en la clasificación es Pedro Sánchez, que logra un 4,1. También baja respecto a los estudios previos de DYM: un 4,4 antes de la disolución de las Cámaras y un 4,7 a finales de 2015. Pablo Iglesias, en cambio, con su 3,8, avanza ligerísimamente si se compara con lo que sucedía en abril (3,7), pero empeora respecto a diciembre (4,1). Mariano Rajoy continúa en el 'ranking' como el peor valorado. La calificación ciudadana es del 3,4, la misma que en diciembre, aunque algo mejor que en abril, cuando clavó el 3. La escala de Rivera-Sánchez-Iglesias-Rajoy, de más a menos apreciado por los españoles, es la misma que en el CIS.

Por voto y posicionamiento ideológico

Rivera gana en valoración entre los hombres y las mujeres (4,7) y aprueba incluso entre los encuestados de 46 a 55 años (con un 5) y entre los mayores de 65 (con un 5,1). El presidente de Ciudadanos es el que obtiene mejor nota no solo entre sus electores (6,9), sino incluso entre los que votaron en las últimas elecciones al PP (le dan un 5,2) y al PSOE (5,4). Sí suspende más claramente entre quienes optaron por IU o por Podemos el 20-D (3,6). Sin embargo, cuando se pregunta a los entrevistados por su posicionamiento ideológico, Rivera solo supera el 5 entre los que se definen de centro derecha (5,7) y derecha (5,6) y se queda al borde del aprobado entre los que se etiquetan de centro (4,9).

El secretario general del PSOE solo consigue el aprobado entre sus electores (un 6,9). Los de Ciudadanos le endosan un 3,5, y los de Podemos e IU, un 4. Entre los votantes de centro izquierda (4,4) y de izquierda (4,2) no logra tampoco llegar al 5.

Iglesias recibe de su caladero electoral un 6,8. Los que votaron al PSOE el 20-D le asignan un 4,2. El líder de Podemos sí supera el umbral del aprobado con holgura entre los que se definen de izquierdas (5,4) y de centro izquierda (5,7).

Rivera aprueba también entre los votantes de PP y PSOE. Sánchez, Iglesias y Rajoy solo consiguen traspasar el umbral del cinco entre sus electores

Por último, Rajoy obtiene muy buena nota entre quienes eligieron al PP en las últimas generales, hasta un 7,2, pero es pésimamente visto por el resto de votantes: un 2,5 le dan los del PSOE, un 1,4 los de Podemos e IU y un 4 los de Ciudadanos. El presidente del Gobierno en funciones aprueba solo entre los electores de centro derecha (5,4) y derecha (6,6).

El barómetro de DYM también pregunta por el sentimiento que provocaría a los ciudadanos cada candidato en caso de ser elegido presidente del Gobierno. Ninguno de los cuatro líderes despierta un entusiasmo elevado. Pero es Rivera de nuevo quien se queda en cabeza: un 26,4% se daría por satisfecho si llegara a La Moncloa. Le sigue de cerca Iglesias, con un 24,4%. En la cola, Sánchez, cuyo ascenso al Ejecutivo agradaría a un 20,9%, y Rajoy, al que no disgustaría que siguiera al frente del Gobierno el 19,3%.

Sin embargo, si se mide el nivel de rechazo, las cosas cambian. El presidente de Ciudadanos genera antipatía al 22,5%, y el líder socialista, al 29,7%. Que el jefe de Podemos fuera el próximo inquilino de La Moncloa suscita reticencias en el 41,6%, mientras que para el 48,7% el hecho de que continúe el presidente del PP en el poder provoca rechazo. Por tanto, los dos candidatos de las dos formaciones con mayor intención de voto (PP y Unidos Podemos) son a la vez los que generan mayores reservas entre los ciudadanos.

Saldo positivo, para Rivera

Hay otra forma de mensurar la simpatía o distancia de los entrevistados hacia los aspirantes a La Moncloa: con el índice de aceptación, que se halla restando el porcentaje de satisfechos con el de aquellos que manifiestan rechazo. El saldo es negativo para Sánchez (-8,8%), Iglesias (-17,2%) y Rajoy (-29,4%). Solo es positivo para Rivera (4,0%).

El presidente de la formación naranja obtiene un índice de aceptación en verde entre los que votaron PP (22,5%), PSOE (14,1%) y, obviamente, C's (75,2%) el 20-D. Y también convence entre los que se etiquetan de centro (11,1%), centro derecha (34,3%) y derecha (35,1%).

En el caso del secretario general de los socialistas, solo cosecha un índice de aceptación positivo entre los suyos (75,3%) y, por los pelos, entre quienes se definen de izquierdas (1,8%) y de centro izquierda (1,9%). Iglesias logra porcentaje en verde (72,6%) entre quienes optaron por Podemos o IU el 20-D, y también entre los que se rotulan como ciudadanos de izquierda (33,3%) y centro izquierda (32,9%).

Iglesias convence menos a las bases socialistas, mientras que el candidato del PSOE genera menos rechazo entre los que eligieron Podemos o IU

Es peor el saldo que se apunta Iglesias entre los votantes del PSOE en diciembre (-18,7%) que el de Sánchez entre los que prefirieron ala formación morada o IU en aquellas generales (-10,3%). Dicho de otro modo, que el líder de Podemos convence ahora menos a las bases socialistas, mientas que el candidato del PSOE genera menos reticencias en aquellos que se inclinaron por opciones más a la izquierda en las últimas generales.

Por último, Rajoy. El jefe del Ejecutivo en funciones se anota un índice de aceptación elevado, del 70,4%, cuando se pregunta a los que metieron la papeleta del PP en la urna el 20-D, pero los porcentajes se hunden hasta el -88,9% cuando se inquiere a los electores de Podemos e IU y hasta el -68,9% cuando se trata de los votantes del PSOE. Rajoy genera más rechazos que adhesiones (-13,9%), aunque en menor medida, entre los simpatizantes de Ciudadanos. El índice hacia el líder de los populares es positivo para aquellos que se posicionan en la casilla del centro derecha (16,3%) o derecha (44,9%).

Despiece

Ningún líder político puede darse por satisfecho de cara a las elecciones generales del próximo 26 de junio. Al menos, en lo que respecta a su valoración ciudadana. Todos suspenden: ninguno alcanza el cinco. La paradoja es que aquellos que parten con ventaja en todas las encuestas son los que generan mayor rechazo.

Campañas electorales Mariano Rajoy Ciudadanos Pedro Sánchez
El redactor recomienda