sondeo DYM: pp 29%; unidos 24,9; psoe 21; cs 15,2

Todo sigue igual a 10 días del 26-J: motivar al votante de centro será la clave

En el ecuador de la campaña, todo parece seguir igual. El PP gana con unas décimas más que el 20-D, el PSOE no se recupera y Unidos Podemos camina firme hacia el 'sorpasso'

Apenas a 10 días de las elecciones, el temor a que la situación siga igual de bloqueada que el 21 de diciembre va tomando cuerpo. El PP ganaría el 26-J con el 29% del voto (tres décimas más que el 20-D), seguido de Unidos Podemos (24,9% frente al 24,4% que sumaron ambas formaciones en las pasadas elecciones). Por su parte, el PSOE sigue sin recuperarse tras la bala fallida del debate y quedaría en tercera posición con un 21% frente al 22% que obtuvo en diciembre. En cuarto lugar, y con el mayor crecimiento, Ciudadanos, con un 15,2%, 1,3 puntos más que el 20-D.

La encuesta de DYM para El Confidencial, realizada el martes y miércoles de esta misma semana, arroja una preocupante invariabilidad de los resultados que hace presagiar un nuevo escenario imposible para los pactos el 27-J. Según el sondeo, se confirma que el PP tiene muchas dificultades para superar el ansiado 30% de los votos, que le permitiría ganar algunos escaños y acumular más de los 123 que consiguió en diciembre.

Pero, también, lo que muestra la encuesta es que Pedro Sánchez sigue sin levantar cabeza: el debate le dio claro perdedor entre los cuatro candidatos y el PSOE sigue cayendo en intención de voto. Unidos Podemos es claramente la segunda fuerza en porcentaje y aventaja ya en casi cuatro puntos a los socialistas. Según los cálculos que manejan los 'ingenieros' de Podemos, una diferencia porcentual de 2,5 puntos supone un empate en escaños con el PSOE, y a partir de tres, "una diferencia holgada". Por ello, los 3,9 puntos que señala la encuesta de DYM vendrían a confirmar los cálculos del último CIS y el 'sorpasso' se produciría también en escaños.

En intención declarada de voto, el sondeo coloca a Unidos Podemos en primera posición, con un 18%, seguido del PP, con un 13,9%; del PSOE, con un 11,6%, y de Ciudadanos, con un 10,3%. Destaca que el 39,4% de los entrevistados o bien no irá a votar (6,9%), no sabe qué votará (20,4%) o prefiere no contestar (12,1%). La encuesta advierte también de que, pese a que se estimaba en un principio que habría una mayor abstención que en las elecciones de diciembre (por el comienzo de las vacaciones, el buen tiempo y el hartazgo de las urnas seis meses después), se ha detectado una mayor movilización en las últimas semanas (casi se han duplicado las inscripciones para el voto por correo), y el sondeo se ha realizado con una estimación de participación del 72-73%.

Problemas para PSOE y C's: la fidelidad de voto

Entre los que tienen decidido ir a votar, PSOE y Ciudadanos tienen un problema: la fidelidad del voto. Solo siete de cada 10 votantes del PSOE en diciembre pasado se muestran seguros de volver a votar por la candidatura socialista (69,3%), una cifra aún menor en el caso de los votantes movilizados y declarados de Albert Rivera, donde solo el 64,9% insiste en que repetirán. El trabajo de PSOE y C's en este tramo final de campaña es, pues, defensivo: convencer a la mayoría de ese 30,7% en el caso del PSOE y del 35,1% en el de Ciudadanos de que no se vayan a la abstención o a otras opciones políticas.

Ese problema es menor en el caso de Unidos Podemos y del PP, puesto que la fidelidad de sus votantes del 20-D es mucho mayor: en el caso de Unidos Podemos, un 75,9% de quienes les votaron en las pasadas elecciones está convencido de volver a hacerlo, un porcentaje del 73,3% en el caso del Partido Popular.

La mitad de los votantes de centro, indecisos

El sector de los indecisos, de aquellos votantes no movilizados, será la clave de las elecciones del 26 de junio. Mientras que los electores de los segmentos de izquierda y derecha están concienciados de la importancia que tendrá depositar su papeleta en las urnas, un alto porcentaje de personas que se autoposicionan en el centro puro ideológico no están convencidas de hacerlo. En concreto, el 49,7%, según el estudio de DYM.

El estudio pone negro sobre blanco cómo la polarización de la campaña, articulada entre los populares y el partido dirigido por Pablo Iglesias, ha conseguido una altísima movilización en su electorado. El 68% de los españoles que se sitúan en la izquierda y el 69,3% que se consideran de centro-izquierda acudirán a votar el 26 de junio. De la misma manera que el 67,3% del centro-derecha y el 73,1% de los que se autoposicionan en la derecha ideológica también están convencidos de no fallar en su cita con las urnas. Una vez más, será el centro el que incline la balanza hacia un lado u otro.

Es decir, lo que decida este colectivo en los días previos a la votación y el mismo 26 de junio determinará las posibles variaciones en los resultados estimados. El PSOE y Ciudadanos son las formaciones que lucharán en esta última semana por arengar a sus votantes. En el caso del PSOE, el voto urbano es determinante, ya que Unidos Podemos lo encabeza, según las encuestas, y confirmaría el 'sorpasso' en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.

En el partido de centro, el objetivo pasa también por movilizar a un electorado que es el menos convencido de ir a votar. Y es que, según explican dirigentes de la cúpula naranja a este diario, existe un importante sector de la sociedad que, "si se decide por votar, apostaría por la papeleta naranja", pero que aún no tiene claro si acudirá. De ahí que para el partido de Rivera sea vital una alta participación, que concretamente no baje del 70%. La fecha de las nuevas elecciones -26 de junio, en pleno arranque del verano- fue muy criticada por estos dos partidos, a los que perjudica claramente un menor número de votantes. El estudio de DYM confirmaría que la participación podría llegar al 72 o 73%.

Ficha técnica

Ámbito: nacional.

Universo: población española mayor de 18 años. 

Método de recogida de la información: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI) realizadas a teléfonos móviles seleccionados aleatoriamente mediante la administración de un cuestionario estructurado. 

Tamaño y distribución de la muestra: 1.011 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.

Error de muestreo: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±3,2%.

Equipo de trabajo de campo: equipo de entrevistadores de Instituto DYM.

Proceso de datos: Departamento de Proceso de Datos de Instituto DYM.

Fechas de trabajo de campo: 14-15 de junio de 2016. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios