Reacciones tras el debate a cuatro

Del triunfalismo del PP al enemigo común de PSOE y Ciudadanos: el "farsante" de Iglesias

Todos han ganado. Así se desprende de las reacciones de los cuatro principales partidos. El PP vio "efectista" a Iglesias, contra quien cargan fuera de plató PSOE y C's

Foto: El candidato por Unidos Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)
El candidato por Unidos Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)

Finalizado el debate a cuatro entre Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera -que tuvo una audiencia media de 10,5 millones y una cuota de pantalla del 57%-, llega el momento de las reacciones: todos han ganado. Sin ningún ápice de crítica y sin entonar el 'mea culpa' por pasar de largo en temas como la violencia de género, la cultura o la ciencia, o enzarzarse en debates caducos y sin trasfondo, el triunfalismo es el denominador común en la actuación de los cuatro principales dirigentes políticos.

[¿Quién dijo qué? Las mejores frases del debate]

Mientras el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, considera que Mariano Rajoy "ganó claramente el debate" y vaticina lo que ya dan por hecho las encuestas, que el PP ganará el próximo 26 de junio, el PSOE ha tirado de dialéctica para ahondar aún más en la distancia que Pedro Sánchez puso entre su partido y Podemos durante el debate. El secretario de Organización de los socialistas, César Luena, ha considerado que Sánchez fue el ganador por "desmontar la gestión económica de Rajoy" y presentar propuestas de empleo y regeneración democrática que "rompieron" a Iglesias, al que ha calificado de "la soberbia 'in person" y de ser "un farsante" por fingir durante durante las más de dos horas que duró el debate.

Para el PSOE, Rivera "estuvo correcto"

El pacto de no agresión que mantuvieron Sánchez y Rivera durante gran parte de la noche parece repetirse en los pasillos de las sedes del PSOE y Ciudadanos, aunque con matices. A pesar de que Luena considera que Rivera "estuvo correcto" en el debate, ha calificado a la formación naranja de "un partido de centro derecha al que si puede, le gusta más mantener que cambiar". Por su parte, Ciudadanos ha evitado valorar la intervención de Sánchez, aunque sí ha dado el nombre del perdedor de la noche del lunes: Pablo Iglesias. "Defendió el socialismo bolivariano, el patriotismo español o la república catalana dentro de los países catalanes", ha asegurado Juan Carlos Girauta.

[Las mentiras y verdades del cara a cara entre Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias]

De esta manera, PSOE y Ciudadanos coinciden en que Iglesias es su enemigo común tanto fuera como dentro del plató, evitando tender puentes ante unos resultados electorales que requieren acuerdos entre, al menos, dos formaciones políticas. Así lo ha evidenciado la candidata del PSC por Barcelona, Meritxell Batet, que en poco más de 24 horas ha pasado de decir que ve más "coincidencias" con Podemos que con Ciudadanos para un pacto de gobierno a señalar que Iglesias "es incapaz de estar a la altura" y "dar un voto positivo" a Sánchez.

Los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno. (EFE)
Los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno. (EFE)

Iglesias, "efectivo y efectista" para PP

A pesar de que el centro de las críticas parece girar en torno a Iglesias, el líder de Podemos recibe halagos no solo desde su formación sino de la de los populares, ya que el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, candidato del PP por Barcelona el 26-J, considera que fue el más "efectivo y efectista" de los cuatro. "El más agresivo con Rajoy fue Rivera", ha criticado.

Precisamente contra Rajoy también han ido dirigidos los dardos de las reacciones. Si en el debate hubo varios momentos en que Sánchez, Iglesias y Rivera estrecharon el cerco en torno al presidente del Gobierno, la 'jugada' se ha vuelto a repetir, sobre todo por parte del PSOE, que le ha calificado de "político desfasado" que está "acostumbrado a cobrar en negro". Por su parte, Ciudadanos ha vuelto a insistir en la dificultad de apoyar a un Gobierno liderado por el líder popular.

Ante esto, la cúpula al completo del PP ha salido en defensa de Mariano Rajoy, apelando a la "experiencia" y "hechuras de presidente", como han hecho la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, que ha destacado el "desconocimiento" en la gestión del Gobierno por parte de los otros tres candidatos a la presidencia.

[Los 'memes' y anécdotas del debate]

Rajoy tacha de "cenizos" a sus rivales

A pesar de que Rajoy mantuvo ayer la compostura en ciertos momentos de presión, el popular, ya lejos del plató, ha calificado de "cenizos" y "frívolos" a Sánchez, Rivera e Iglesias, advirtiendo de que España "se merece algo más que chascarrillos y críticas de personas que no han gestionado ni un solo euro en su vida".

Por su parte, Pedro Sánchez ha evitado hablar sobre el debate en su primer acto tras la contienda electoral, mientras pedía en voto en el centro de Madrid. "¿Nos dejáis repartir un poquito de propaganda, por favor? ¡Venga, por favor, vamos!", ha dicho a los periodistas mientras charlaba con algunos viandantes para poco después subirse en el coche que le esperaba rumbo a Oviedo, donde esta tarde tiene un mitin.

Un debate "enconsertado, con poca vida"

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, han coincidido en que el debate fue "encorsetado, con poca vida".

Álvarez ha precisado en rueda de prensa que, si de verdad se quieren confrontar propuestas, hay que buscar otras fórmulas, porque la de ayer "no consiguió avanzar". Ambos dirigentes sindicales se reunieron en la sede de UGT con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien entregaron el documento '20 actuaciones urgentes por el progreso y el bienestar social'. El líder de UGT ha reconocido que, si no fuera por sus obligaciones, "hubo momentos en que ni hubiera seguido el debate".

Elecciones Generales

El redactor recomienda