EL CAMINO HACIA EL 26-J

Sánchez no bajará al barro en el debate a cuatro para pulir su perfil "presidencial"

El candidato busca proyectar el tono y "propositivo" de su campaña y presentarse como la alternativa solvente al PP. Es su oportunidad para dar un vuelco a las encuestas y convencer a los indecisos

Foto: Pedro Sánchez, durante el mitin de apertura de campaña, el pasado 9 de junio en la plaza de Pedro Zerolo de Madrid. (Reuters)
Pedro Sánchez, durante el mitin de apertura de campaña, el pasado 9 de junio en la plaza de Pedro Zerolo de Madrid. (Reuters)

"El presidente del Gobierno tiene que ser una persona decente, y usted no lo es". La frase retumbará para siempre en las hemerotecas, en los compilados de elecciones generales en España. Pedro Sánchez necesitaba sacar toda su artillería contra Mariano Rajoy para animar a su parroquia y le calzó un puñetazo en el estómago. El candidato socialista ganó por la mínima y logró activar una campaña hasta entonces plana y difícil

El secretario general bajó hasta el barro en aquel cara a cara con el presidente en funciones. Pero ahora, en su duelo contra el mismo Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y Albert Rivera, el único debate de los aspirantes presidenciales de este trayecto hasta el 26-J, no prevé emplear la misma munición. Sánchez no quiere recurrir al golpe bajo contra sus oponentes, porque quiere trasladar un mensaje "en positivo", acorde con su línea de campaña -presidida por el lema 'Un sí por el cambio'-, y pulir su perfil "presidencial". Es el tono que ha venido trabajando con su equipo y con el comité de expertos en los últimos días, y este mismo domingo en su casa. Este 13-J es la oportunidad del jefe del PSOE para intentar dar un vuelco a las malas encuestas, recuperar cuando menos el segundo escalón en el pódium y convencer a parte del 32,4% de indecisos que dibuja el CIS

"El PSOE conoce los problemas de los españoles y cómo solucionarlos. Pedro tiene equipo y proyecto y está preparado para gobernar", alegan en su entorno

En el entorno del líder del PSOE apuntan que "si algo demostró" el cara a cara de Rivera e Iglesias la semana pasada en el programa 'Salvados' de Jordi Évole es que "los ciudadanos no quieren ataques duros ni aspereza", sino "un debate de verdad, en el que se confronten ideas sobre España". "Pedro será muy propositivo. El PSOE conoce los principales problemas de España (paro, desigualdad, pensiones, educación...) y cómo solventarlos. Tiene equipo y proyecto y está preparado para gobernar España", comentan las citadas fuentes. Este punto es fundamental para los estrategas, y un aspecto diferencial respecto a Podemos porque Iglesias "no tiene propuesta ni tiene equipos". No en vano, este sábado, en una entrevista en 'La Sexta noche', subrayó que lo que se decide este 26-J es "quién es mejor", quién es más "capaz" para dirigir España: o el jefe de la formación morada o él mismo, puesto que da por desahuciado a Rajoy, ya que "nadie" quiere pactar con él. 

Sánchez no bajará al barro en el debate a cuatro para pulir su perfil "presidencial"

No habrá "salidas de tono"

Por tanto, anticipan sus colaboradores, los telespectadores del debate a cuatro no verán "salidas de tono" de Sánchez, "ni ataques porque sí" al resto de adversarios. Tampoco "tendría sentido" ahora, una vez que reconoció que se equivocó en las formas al llamar "no decente" a Rajoy. Pero sí confrontará el programa socialista con la gestión del PP en los últimos cuatro años, aprovechando la previsible audiencia millonaria del espacio. "Se explicará qué ha pasado, porque el presidente en funciones querrá olvidarse del sufrimiento que ha provocado su Gobierno para centrarse en los últimos meses". A Sánchez le interesa aparecer como la alternativa real y fiable al PP, grabar en la conciencia de los ciudadanos que es la "única garantía de cambio" y desmontar en consecuencia que el rival de Rajoy sea Iglesias, el que se consolida como segundo en votos y escaños en las últimas encuestas, empezando por la del CIS. 

Los asesores de los candidatos Jorge Moragas (PP), Antonio Hernando (PSOE), Fernando de Páramo (C's) e Irene Montero (Podemos) visitan el plató donde se celebrará el debate. (EFE)
Los asesores de los candidatos Jorge Moragas (PP), Antonio Hernando (PSOE), Fernando de Páramo (C's) e Irene Montero (Podemos) visitan el plató donde se celebrará el debate. (EFE)

Ferraz ya asume que el líder de la coalición Unidos Podemos no se saldrá de su tono conciliador con los socialistas. Como sabe que le interesa medirse con el PP y polarizar la campaña. "El PSOE y su secretario general, Pedro Sánchez, se están equivocando dirigiendo la campaña contra nosotros y muchos socialistas honestos ya se han dado cuenta -señalaba este mismo domingo el número dos de la formación morada, Íñigo Errejón, desde Valencia-. El enemigo está en el otro lado, está en quien ha saqueado las instituciones. Desde aquí, mano tendida a todos los que quieren el cambio".

Sánchez no tiene previsto ir a la yugular de Iglesias, pese a que dirigentes como Patxi López o Susana Díaz sí le atizan duramente para proteger su espacio

Sánchez intentará "levantar un cortafuegos" desde el primer momento, recordando que si hay una repetición de las generales y si Rajoy sigue en La Moncloa es por la "intransigencia" de Iglesias, que pedía la firma de un "contrato de adhesión" para apoyarle en la investidura. Así, el candidato resaltará lo "contradictorio" de la posición de Iglesias, pues "por un lado habla de mano tendida y luego vota con Rajoy en contra de un presidente socialista". Como advierten desde el gabinete del secretario general, "sí explicará por qué no se han podido poner en marcha medidas como un ingreso mínimo vital, la recuperación de la sanidad universal, una ley contra la pobreza energética o la acogida de la cuota de refugiados que corresponde a España... y tantas soluciones que son urgentes". Es previsible que el secretario general siga con el tono empleado hasta ahora y no caiga en el lenguaje duro y lleno de gruesas descalificaciones hacia Podemos de Patxi López o Susana Díaz

Sánchez no bajará al barro en el debate a cuatro para pulir su perfil "presidencial"

¿Qué diferencia el duelo de este 13 de junio con los debates a cuatro en Atresmedia y a dos organizado por la Academia de Televisión de la pasada campaña? Fuentes próximas al candidato sostienen que hay una fundamental: "Ahora Pedro no tiene que demostrar que no pactará con el PP y que no será a presidente a cualquier precio, porque ya se ha visto en estos meses que es un político que hace lo que dice. Pedirá el voto para que aumente la fuerza del PSOE y el cambio no dependa de los independentistas". Y el rival es, de cara a este 26-J, "la abstención", como lleva advirtiendo en los últimos días, y por eso "dará motivos para ir a votar". Este es uno de los objetivos confesados de la campaña socialista: despertar a sus propios votantes, movilizarles y llevarlos a las urnas. Especialmente las mujeres y los mayores. Sin embargo, las encuestas no dan resuello y siguen colocando a Unidos Podemos por delante. 

La importancia del 'minuto de oro'

Otra diferencia importante: Sánchez cerrará el debate, será el último en intervenir en el 'minuto de oro', después de Iglesias, Rivera y Rajoy. En el choque de Atresmedia, el último fue el jefe de Podemos, que aprovechó su tiempo para encajar un discurso efectista y emotivo. En Ferraz no quieren adelantar aún si habrá sorpresas en ese turno final o si Sánchez recurrirá a golpes de efecto. "Lo que no hará será reproducir los errores que cometió Pablo en Atresmedia, cuando se hizo un lío al citar PricewaterhouseCoopers [dijo House Water Watch Cooper] o cuando habló de un referéndum de autodeterminación en Andalucía que jamás existió". 

El candidato pretende ofrecer "motivos para votar" al PSOE, consciente de que su rival es "la abstención" y de que sus electores no están despiertos

El candidato ultima la preparación del debate, pero no desde la sede federal. Este domingo lo hace desde casa, aunque no se descarta que el lunes por la mañana pase por Ferraz. Está "tranquilo", comentan en su gabinete, porque ya tiene experiencia en estos formatos y material suficiente, por lo que sólo se trataba de "ordenar las ideas". En los últimos días, pidió papeles de las diversas áreas que vertebrarán el espacio televisivo -economía y empleo, políticas sociales, reformas institucionales y regeneración democrática y política exterior- a su 'Gobierno en la sombra' y a los miembros de la ejecutiva. También le ha ayudado el vicecoordinador de Estrategia y Comunicación del comité electoral, Óscar López, un pivote fundamental de la campaña socialista del 26-J. Desde la apertura, la agenda del jefe del PSOE ha discurrido al ralentí, precisamente para dejar huecos y poderse empollar el debate

Sánchez no bajará al barro en el debate a cuatro para pulir su perfil "presidencial"

Documento sobre igualdad

En esa línea de discurso "en positivo" se enmarca el documento de 12 páginas presentado este domingo en Barcelona por la cabeza de lista del PSC y secretaria de Programas de la ejecutiva federal, Meritxell Batet, 'Las mujeres, protagonistas del cambio' [consúltalo aquí en PDF]. La dirigente, acompañada de la consellera valenciana y responsable de Igualdad de la dirección de Sánchez, Carmen Montón, reclamó avanzar hacia una "segundad revolución para la igualdad real" de género, lo que exige actuar en cuatro ámbitos: lucha contra la violencia machista, democracia paritaria, conciliación y economía de la igualdad.

Sánchez no bajará al barro en el debate a cuatro para pulir su perfil "presidencial"

El texto incluye medidas como una ley de igualdad salarial, la equiparación total de los permisos de paternidad y maternidad, reconocer a las mujeres un bonus de dos años de cotización por cada hijo a efectos del cálculo de las pensiones, obligar a la confección de listas electorales cremallera, sanciones para proxenetas y clientes de prostitución, eliminar la prevalencia del varón en la sucesión a la Corona, exigir que se siente un 40% de mujeres en los consejos de administración de empresas públicas o cotizadas o la firma de un pacto social, institucional y político contra la violencia de género. 

Propuestas que pueden aflorar durante un debate al que el comité electoral ha venido restando trascendencia en los últimos días, ya que en un debate a cuatro se diluyen las intervenciones y es más complicado ver quién ha ganado. Presionó para un cara a cara con Rajoy, pero el presidente se negó. Además, al haber solo uno y al comienzo de la campaña, aún habría margen para enderezar un tropiezo. Lo que Ferraz espera es que al menos sirva para movilizar a unas bases "desanimadas". Su talón de Aquiles hasta ahora. 

Visto bueno final de los partidos al plató

Este domingo, representantes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos se acercaron hasta el plató que acogerá el debate de los cuatro candidatos a la Presidencia del Gobierno para darle el OK final. El jefe de campaña del PP, Jorge Moragas; el portavoz del comité electoral socialista, Antonio Hernando; la jefa de Gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, y el secretario de Comunicación de la formación naranja, Fernando de Páramo, visitaron las instalaciones del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, que numerosos operarios estaban dejando a punto. Hasta 500 personas han participado en los trabajos, informa Efe. 

El escenario está dividido en dos semicírculos asimétricos. El más grande será ocupado por los cuatro candidatos, de pie y ante un atril -de izquierda a derecha de la pantalla, Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias-. Enfrente de ellos, en una mesa corrida, los tres moderadores: Ana Blanco (RTVE), Vicente Vallés (Atresmedia) y Pedro Piqueras (Mediaset). 

El decorado está formado por paneles verticales de varios tonos de gris, con franjas de colores que identifican a los cuatro partidos (PP, azul; PSOE, rojo; Podemos, morado, y Ciudadanos, naranja), colores que también iluminan los atriles de los cuatro aspirantes. 

500 profesionales se han acreditado para la cobertura del debate, cuya señal, realizada y facilitada por la Academia de Televisión (ATV), será emitida al menos por La 1, Antena 3, La Sexta, Telecinco, cinco cadenas autonómicas de la Forta (las de Aragón, Andalucía, Madrid, Castilla-La Mancha y Murcia) y 13 TV, además de canales internacionales de Europa, América y Asia. 

Habrá tres bloques principales -economía y empleo, políticas sociales y reformas institucionales y regeneración democrática-, cada uno de 36 minutos, más otro más corto (10 minutos) sobre política exterior. Luego seguirá un apartado específico de pactos postelectorales, que consumirá ocho minutos. Habrá dos cortes publicitarios de 10 minutos, en los que un máximo de dos asesores por partido podrán entrar en el plató. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios