ACUSA A IGLESIAS DE UTILIZAR EL REFERÉNDUM CONTRA ÉL

Sánchez advierte de que los impuestos no se podrán bajar y promete que habrá Gobierno

Critica que "Rajoy está metiendo a la derecha española en un callejón sin salida" y que el PSOE "no vetará a ninguna fuerza política". Garantiza que no habrá unas terceras elecciones

Foto: Pedro Sánchez, este 27 de mayo en la segunda sesión de la XXXII Reunión del Cercle d'Economia de Sitges, Barcelona. (EFE)
Pedro Sánchez, este 27 de mayo en la segunda sesión de la XXXII Reunión del Cercle d'Economia de Sitges, Barcelona. (EFE)

No habrá bajada de impuestos, pero sí reforma en profundidad del modelo económico de España, la implantación de un recargo de solidaridad para blindar el sistema y cambios importantes en el mercado laboral, reduciendo a sólo tres los tipos de contratos. Éstas son las recetas que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, explicó ante la elite política y económica que el Círculo de Economía ha congregado durante tres días en la localidad barcelonesa de Sitges.

A preguntas de los presentes, Sánchez aprovechó para alertar sobre el separatismo, la demagogia sobre esta cuestión, la ‘traición’ del líder de Podemos, Pablo Iglesias, e incluso el peligro de ruptura de la caja única de las pensiones. Y prometió que “les puedo asegurar que no habrá terceras elecciones. Habrá un Gobierno después del 26 de junio”. Y si el PSOE es la fuerza más votada, “en una semana, habrá Gobierno, un Gobierno limpio, dialogante y social. Voy a tender la mano a todos y no vetaré a ninguna fuerza política. No se trata de arrinconar a nadie”.

Criticó que “Rajoy está metiendo a la derecha española en un callejón sin salida” y que el PSOE “no vetará a ninguna fuerza política. Hablaremos con todos. Tenderemos puentes en todos los asuntos de Estado que nos afectan, como el tema territorial y la reforma constitucional para zanjar el problema catalán”.

Sánchez advierte de que los impuestos no se podrán bajar y promete que habrá Gobierno

Sánchez arremetió contra sus rivales. “En estos meses, en la política española se ha trastocado la lógica política: la primera fuerza renunciaba a presentarse a la investidura y a tender puentes con fuerzas similares, como el PNV, Democràcia i Llibertat o Ciudadanos. Y el PSOE tuvo que decirle sí al jefe del Estado para intentar formar Gobierno con otras formaciones políticas, con la particularidad que yo llegué a un acuerdo y llegué a tener 131 diputados detrás. Es una cifra insuficiente, sí, pero eran más diputados que los 123 del PP. El problema fue que Rajoy renunció a la investidura, pero también renunció a pasar a la oposición y se quedó en el bloqueo. En el caso de Pablo Iglesias, su problema no era Ciudadanos, sino el tener que votar a un candidato socialista a la presidencia del Gobierno”.

Pablo Iglesias ayer en esta cita. (Efe)
Pablo Iglesias ayer en esta cita. (Efe)

La poca lealtad de Pablo Iglesias

Dejó entrever la poca seriedad de Pablo Iglesias, criticando que comenzase a pedir el control de RTVE, del CNI y de varios ministerios “el mismo día en que no me veía con el jefe del Estado… la democracia no es un contrato de adhesión y lo que debemos es hablar de las cosas que nos unen, no de las que nos separan”.

Respecto al tema territorial, lamentó que Iglesias no fue leal con él y que utilizó el tema del referéndum para no formar Gobierno tras el 20D. Pero, además, el posicionamiento de Podemos ha abierto un frente territorial mayor: “Ya no se habla sobre el derecho a decidir, de cómo resolver el problema a través de una votación, sino que se habla del derecho de autodeterminación de otros pueblos de España. Se está banalizando el hecho de convivir unidos”. Sánchez avisó que “el debate más fructífero es que nos pongamos de acuerdo con una reforma constitucional que luego sea refrendada por los catalanes y los españoles. Lo mejor es ponernos de acuerdo en un acuerdo y no en la ruptura”.

Momento de su conferencia. (Efe)
Momento de su conferencia. (Efe)

Y a continuación, subrayó: “Los mismos que reclaman el derecho de autodeterminación de Cataluña ya reclaman también el del País Vasco, de Galicia, de otros territorios… Si se fragmenta España, ¿qué pasa con la Seguridad Social? ¿Se rompe la caja única y se pone en riesgo el sistema público de pensionesnbsp;Lo pongo como ejemplo, porque es mucho más sencillo y honesto que los políticos dejemos de trasladar la responsabilidad a los ciudadanos y les traslademos una solución. Y esa solución es la reforma constitucional”. Finalmente, reconoció que “Cataluña es un problema. Ya se ve como un problema del Estado español y evidencia la exigencia de que tenemos que culminar el modelo territorial que no se acabó en el 78”.

En su comparecencia, desgranó algunas de sus prioridades. Por ejemplo, advirtió de que “España no va a poder bajar sus impuestos. Aquellos que lo digan, están diciendo que entonces han de recortar las políticas públicas que garantizan la cohesión social. En consecuencia, nosotros no vamos a hacerlo para no recortar el estado del bienestar. Pero sí desplazaremos la presión fiscal de las rentas del trabajo a la acumulación de riqueza. Es decir, que pague menos el trabajador y más los que acumulan riqueza, que suelen ser las grandes corporaciones, y que se pague más por las emisiones de efecto invernadero, lo que nos permitirá aumentar el gasto social”.

Sánchez advierte de que los impuestos no se podrán bajar y promete que habrá Gobierno

Sólo 3 tipos de contratos

Otra de las medidas anunciadas es limitar a tres los tipos de contrato: uno indefinido, otro temporal y otro de relevo y formación, “penalizando las rotaciones de plantilla y el excesivo uso del contrato temporal”. También sustituirá el actual sistema público de empleo por una Agencia Pública de Empleo porque en la actualidad sólo consiguen trabajo a través de ese servicio menos del 2% de los parados. Y tiene en cartera un plan de choque enfocado a mayores de 45 años y a los 700.000 jóvenes que abandonaron sus estudios durante la burbuja inmobiliaria y que hoy no tienen ni burbuja ni trabajo. Paralelamente, abordará la modificación de la reforma laboral de 2012 y elaborará un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Otra de las medidas anunciadas es limitar a tres los tipos de contratos: uno indefinido, otro temporal y otro de relevo y formación

También espera “la creación de un mínimo vital que paliará las penalidades de 700.000 hogares afectados por el paro de larga duración, con el objetivo de eliminar la pobreza en cuatro años. Y el poder llegar a que el 15% de los trabajadores puedan tener una subida del 5% del salario mínimo interprofesional en este año como tránsito para que en dos legislaturas ese salario se sitúe en la media europea. A medio plazo, esta medida tendrá efecto positivo y reducirá la desigualdad social”.
Propone, asimismo, “recuperar al Estado como impulsor de la actividad económica, que el sector público asuma riesgos y lidere la búsqueda de nichos de mercado. España necesita un Gobierno que se implique en la actividad económica, como hacen los Gobiernos de Estados Unidos, de Israel e incluso de Corea del Sur”.

Cómo blindar las pensiones

El líder socialista pretende, asimismo, revisar “toda la regulación de sectores estratégicos y reformar la ley de contratos públicos” y revisar los costes de la energía, ya que los peajes pagados llegan al 37%. “Los revisaremos para ver cuáles pueden ser asumidos por las eléctricas, cuáles por los consumidores y cuáles deben entrar en los presupuestos generales del Estado”. Esa reforma del mercado energético se complementará con la apuesta por el desarrollo de energías limpias para rebajar la dependencia de los combustibles sólidos.

Una buena parte del discurso lo empleó en hablar de un tema de futuro: “En 2030 habrá 3 millones de jubilados más y 3 millones de trabajadores menos que financien esas pensiones. ¿Qué ha hecho el Gobierno actual? Acotar el mantenimiento de las pensiones a través de los recortes. Nosotros no queremos congelar pensiones o recortar cotizaciones sino blindar financiación pública de nuestro sistema de pensiones, como Francia, con un recargo de solidaridad. ¿Por qué no plantear ese debate? Si ganamos, llamaremos a Europa y les diremos que vamos a transformar y modernizar nuestra estructura organizativa y el estado del bienestar y el sistema público de pensiones a partir de este recargo de solidaridad”, expuso el candidato del PSOE.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios