VISITA DE ALBERT RIVERA

Manifestaciones, viajes a Caracas... Venezuela entra en la campaña del 26-J

El país caribeño parece haberse convertido en campo de batalla de las formaciones políticas españolas por las vinculaciones de algunos dirigentes de Podemos

Foto: Dirigentes de Ciudadanos y Partido Popular han tomado parte en la manifestación de la Mesa de la Unidad Venezolana en Madrid. (EFE)
Dirigentes de Ciudadanos y Partido Popular han tomado parte en la manifestación de la Mesa de la Unidad Venezolana en Madrid. (EFE)

¿Preocupación por la situación venezolana o interés electoral? Desde que se conocieron las vinculaciones de dirigentes de Podemos en el pasado con el Gobierno chavista, Venezuela parece haberse convertido en un tema recurrente para la campaña de las elecciones. La presencia de dirigentes del Partido Popular y de Ciudadanos, e incluso de UPYD, en la manifestación convocada por la Mesa de Unidad Venezolana en Madrid a favor de la defensa de los derechos humanos ha dado el pistoletazo de salida de cara al 26-J. 

En ese sentido, el líder de C's, Albert Rivera, ha tomado la iniciativa con su viaje a Caracas, que tendrá lugar en la semana entrante. Un periplo breve -apenas un día y medio- invitado a propuesta de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Junta Directiva del Congreso de Venezuela, en el que Rivera intentará reunirse con los opositores encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma, además de intervenir en varios foros. La visita, sin embargo, ha generado tensión, acrecentada por las críticas y amenazas de los sectores más ultras del chavismo, lo que ha llevado a que el viaje esté coordinado con Exteriores, que ha facilitado la embajada española en la capital venezolana para cobijar a Rivera como medida de seguridad. 

Rivera ha tomado la iniciativa con su visita a los líderes opositores en Caracas, que ha sido criticada por los sectores más ultras del chavismo

No es la primera vez que Rivera muestra su apoyo a los opositores venezolanos. Ya lo hizo durante la campaña del 20-D, cuando cerró uno de sus mítines exhibiendo una bandera venezolana. Tampoco el Partido Popular se ha quedado atrás. Desde el entorno de Presidencia del Gobierno, se recuerda de forma constante cómo Mariano Rajoy fue el primero en recibir a familiares de los encarcelados. Pero no ha sido el único gesto. El pasado mes de marzo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, llegó a colocar retratos de Leopoldo López en la fachada de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno madrileño, como prólogo a la presentación de un libro escrito en prisión por el dirigente opositor venezolano. 

Al acto, en el que Cifuentes y la esposa de López, Lilian Tintori, exhibieron una complicidad total, acudieron el Premio Nobel Mario Vargas Llosa y el expresidente del Gobierno Felipe González, que asumió la defensa del opositor y protagonizó una visita a Caracas hace casi un año que terminó sin poder visitar a los detenidos y con su regreso a España vía Bogotá (Colombia). 

Cifuentes y Tintori, bajo la mirada de Sánchez. (EFE)
Cifuentes y Tintori, bajo la mirada de Sánchez. (EFE)

 

En ese sentido, la actitud de los socialistas ha sido algo más ambigua. Mientras que la 'vieja guardia' ha cerrado filas con las críticas al Gobierno de Nicolás Maduro -algo nada nuevo, ya que, según el oficialismo venezolano, el PSOE dio un apoyo 'de facto' al golpe de 2002 contra Hugo Chávez-, la actual ejecutiva, pese a su condena a las detenciones y a la situación interna del país, ha preferido ser más cauta en sus apoyos.

Si Pedro Sánchez acudió al acto de presentación del libro de López, otras voces internas del PSOE apuntaban que el secretario general no quería entrar en dicho asunto en plenas negociaciones con Podemos. Claro que no faltan quienes recuerdan cómo bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ahora convertido en mediador, se vendieron buques militares a la Venezuela de Chávez con los buenos oficios de José Bono como ministro de Defensa. 

Para Podemos, Venezuela continúa siendo un tabú a causa de las antiguas vinculaciones de varios dirigentes que asesoraron al Gobierno de Chávez

Precisamente el partido morado mantiene una actitud ambigua al respecto por razones ambiguas. Las vinculaciones de algunos de sus dirigentes a través de labores de asesoría al Gobierno venezolano siguen produciendo urticaria. Por un lado, la formación de Pablo Iglesias cree que buena parte del interés de otros partidos por Venezuela obedece a una táctica de desgaste contra ellos. Pero, por otro, las cuestiones relacionadas con Venezuela continúan siendo tabú para Podemos, pese a las tímidas críticas a las medidas de Maduro, con el que algunos de los antiguos asesores de Chávez no se sienten identificados en absoluto. 

La vinculación entre Podemos y Venezuela demostró ser un recurso en campaña electoral. (EFE)
La vinculación entre Podemos y Venezuela demostró ser un recurso en campaña electoral. (EFE)

Más allá de las declaraciones oficiales, desde Podemos apuntan que algunas de las recientes medidas tomadas por el Gobierno responden a ese interés partidista. El ejemplo más concreto, señalan, correspondería a la reciente concesión de la nacionalidad española a la hermana y al cuñado de Leopoldo López, así como a un empresario de 'El Nacional' -un medio muy crítico con el chavismo y con Podemos- y su familia más cercana. "¿También se va a conceder a los diputados opositores turcos a los que Erdogan, con el que Rajoy dio un mitin, les ha quitado la inmunidad parlamentaria?", se preguntan fuentes de la formación de Iglesias. 

Pero si Podemos, al menos por parte de su cúpula, intenta mantener un delicado equilibrio, sus socios de Izquierda Unida (IU) han apostado por la defensa del chavismo, especialmente en el Parlamento Europeo, donde sus eurodiputados han votado en contra de la condena al Ejecutivo de Maduro junto a los de Podemos.

Venezuela, de una u otra forma, va a tener sitio en campaña.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios