ALERTA DE LAS "SOLUCIONES MÁGICAS DEL POPULISMO"

Rivera reprocha a Rajoy sus ataques pero descarta "puntos insalvables" con el PP

La dura precampaña que desde hace días protagoniza el PP se ha convertido en el epicentro de las críticas en Ciudadanos, aunque Rivera reconoce que habrá que llegar a acuerdos

Foto: El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, durante su participación en un desayuno informativo organizado por Ceal Ibérico. (EFE)
El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, durante su participación en un desayuno informativo organizado por Ceal Ibérico. (EFE)

Las principales fuerzas políticas españolas se encuentran ya inmersas en la precampaña electoral cuando sólo falta un mes y medio para la vuelta a las urnas. Albert Rivera puso en valor el papel de la formación que dirige este martes en Madrid asegurando que “si no fuera por Ciudadanos, podría haber en estos momentos un Gobierno de populistas y del PSOE”, y recordó que existe nuevamente “una oportunidad” si los partidos constitucionalistas “somos capaces de darnos la mano para abrir una nueva etapa política tras el 26-J”. Así lo reivindicó el líder de centro en un desayuno con el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), donde insistió además en el rol fundamental que debe jugar España en los países latinoamericanos.

[Lea aquí: Rivera descarta apoyar el Gobierno de Rajoy pero será "responsable" en la investidura]

Rivera, que prefirió no posicionarse con claridad sobre los hipotéticos escenarios tras las elecciones hasta que no se conozcan los resultados, crítico los continuos ataques de Mariano Rajoy-en referencia a la campaña que los conservadores preparan contra el partido de centro- aunque reconoció que su objetivo no pasa por “convertir a los demás en enemigos” y reprochó “que siga quemando puentes” cuando a partir del 27 de junio volverán a comenzar las mesas de negociaciones. A eso sí se compromete el líder de centro, “me sentaré a hablar con todos los partidos constitucionalistas”, según afirmó, mienttras desechó incluso el diálogo con Unidos Podemos -la alianza de Podemos e Izquierda Unida- por estar en contra “de las soluciones mágicas del populismo”.

Como publicó este diario, la estrategia del jefe de campaña de Génova, Jorge Moragas, pasará por seguir poniendo en el punto de mira a Rivera con el mensaje del frente anti-PP y el pacto con Pedro Sánchez. Una maniobra muy criticada por los dirigentes de Ciudadanos, pese a que el propio líder aseguró este martes que “no hay puntos insalvables” con los populares ni tampoco con los socialistas, si existe “voluntad de de buscar lo que nos une”. El presidente del partido centrista insistió en que “hay que unir los puntos que tenemos en común” que es lo que se llama “gobernar en coalición” y dejar de buscar las diferencias que existen “pensando sólo en una silla y no en el país”.

El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, durante su participación en un desayuno informativo organizado por Ceal Ibérico. (EFE)
El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, durante su participación en un desayuno informativo organizado por Ceal Ibérico. (EFE)

De hecho, lo único que descartó Rivera fue un acuerdo en el que esté la coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón. “No podemos gobernar con aquellos que tienen un modelo antagónico tanto económico como social” que choca, según explicó, “con el de Ciudadanos, PP y PSOE”. El dirigente barcelonés insistía así en la fórmula que en su opinión debe lograrse tras el 26-J, que es un acuerdo entre los tres partidos constitucionalistas.

En ese sentido, volvió a reivindicar la función que el partido de centro deberá cumplir después de las elecciones: “Si Ciudadanos no es decisivo, no se podrá reformar la Constitución, ni la ley electoral ni habrá una gran reforma de la Justicia”, afirmó, para después matizar que también “podría haber un Gobierno de populismo y nacionalistas” si “no hay escaños suficientes” para formar un ejecutivo constitucionalista.

Por eso, Rivera recomendó a Rajoy no equivocarse de enemigo, insistiendo en que Ciudadanos no perderá el tiempo buscando diferencias con el resto de fuerzas, sino puntos en común. “Nosotros venimos a mejorar España y otros -refiriéndose a Podemos e IU- a poner patas arriba incluso lo que funciona”, volvió a reiterar.

Elecciones Generales

El redactor recomienda