Es noticia
Menú
Principio de acuerdo de todos los partidos para suprimir carteles y gastar menos
  1. Elecciones Generales
campaña electoral del 26-J

Principio de acuerdo de todos los partidos para suprimir carteles y gastar menos

Populares y socialistas también coinciden en considerar irrenunciable el envío de papeletas por correo, fundamental para llegar al mundo rural, País Vasco y Cataluña

Foto: Carteles electorales del PP en el Paseo del Prado de Madrid durante la pasada campaña. (EFE)
Carteles electorales del PP en el Paseo del Prado de Madrid durante la pasada campaña. (EFE)

El debate sobre la reducción de los gastos electorales para la próxima campaña, la del 26-J, parte de un inusitado acuerdo de partida entre los dos grandes partidos (PP y PSOE) antes siquiera de sentarse a negociar. Según las cartas que se han empezado a cruzar las distintas formaciones, populares y socialistas coinciden en proponer un recorte general del 30% y eliminar la publicidad exterior (carteles). Los demás partidos (Podemos, Ciudadanos, IU y nacionalistas) se han sumado a ese principio de pacto que esperan rematar en detalle en una reunión prevista para la próxima semana.

En el Partido Popular destacan que sólo la renuncia a la cartelería especifica, las banderolas y las grandes vallas supone ahorrar un 20% del total de los gastos de campaña. El resto se puede 'rascar' de los grandes actos tipo mitin en locales cerrados o abiertos pero alquilados, que en esta ocasión no se van a celebrar; entre otras cosas porque ningún partido se siente en condiciones de llenar, por ejemplo, una plaza de toros o un palacio de congresos de una gran ciudad.

Además de esos recortes en los que coinciden el PP y el PSOE, según consta en la cartas remitidas por María Dolores de Cospedal y César Luena, está la cerrada defensa que hacen los dos partidos mayoritarios sobre el actual sistema de envíos por correo de propaganda y papeletas de voto.

Socialistas y populares tienen una implantación en toda España y un electorado fiel en cada rincón del mundo rural. Son votantes acostumbrados a recibir en casa sus papeletas para el Congreso y el Senado (la de la Cámara Alta, con la correspondiente cruz en las casillas de sus candidatos) y no les no quieren fallar.

Además, en el País Vasco y en Cataluña la presión de nacionalistas, independentistas y batasunos hace que muchos votantes del Partido Popular se decanten por salir con el sobre cerrado de casa antes de ir al colegio electoral.

Podemos y Ciudadanos tienen el grueso de su electorado en las grandes ciudades y poca o ninguna implantación en el mundo rural. No tienen nada que perder en caso de desaparición del 'mailing' y por eso proponen como alternativa el envío conjunto por correo de la propaganda y de todas las papeletas de todos los partidos. Según el PP, el envío individual de papeletas a todos los electores es una medida dirigida a "garantizar el derecho al sufragio" y no se debe cuestionar.

En la reunión conjunta celebrada en el Congreso, los representantes de los partidos estuvieron de acuerdo en las líneas generales de ahorro para la próxima campaña, pero no en el detalle. Aceptan un recorte del hasta el 30 por ciento en el gasto general, pero no en las variables: unos quieren que sea sobre los límites de la anterior campaña de cada cual y otros sobre la previsión legal. Confían en cerrar un pacto la semana próxima.

El debate sobre la reducción de los gastos electorales para la próxima campaña, la del 26-J, parte de un inusitado acuerdo de partida entre los dos grandes partidos (PP y PSOE) antes siquiera de sentarse a negociar. Según las cartas que se han empezado a cruzar las distintas formaciones, populares y socialistas coinciden en proponer un recorte general del 30% y eliminar la publicidad exterior (carteles). Los demás partidos (Podemos, Ciudadanos, IU y nacionalistas) se han sumado a ese principio de pacto que esperan rematar en detalle en una reunión prevista para la próxima semana.

Ciudadanos María Dolores de Cospedal Nacionalismo Campañas electorales
El redactor recomienda