DIFERENCIAS EN LA MESA DE NEGOCIACIÓN

República, OTAN, Constitución...: choques entre Podemos e IU ante la confluencia

El secretario general de Podemos ha descartado que el programa suponga un choque en las negociaciones, pero Alberto Garzón ha sostenido que seguirá reivindicando un programa de máximos

Foto: El diputado de IU, Alberto Garzón (d) conversa con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el pasado pleno del Congreso. (EFE)
El diputado de IU, Alberto Garzón (d) conversa con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el pasado pleno del Congreso. (EFE)

Las negociaciones para la confluencia entre Podemos e Izquierda Unida-Unidad Popular de cara a las próximas elecciones del 26-J caminan a paso firme. En la mesa de negociación se han salvado varios escollos, pero quedan por tratar algunos de los puntos más conflictivos, como es el caso de las listas electorales. A nivel programático existen notables coincidencias, pero también diferencias en cuestiones trascendentales. Varias de ellas fueron objeto de reproche entre los líderes de ambos partidos en precampaña.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha descartado que el programa suponga un choque en las negociaciones, pero al mismo tiempo Alberto Garzón ha sostenido que seguirá reivindicando un programa de máximos similar al que defendió el pasado 20-D. Entonces, la coalición de izquierdas explicaba que, "aun teniendo en cuenta coincidencias programáticas, hay elementos claros diferenciales que nos permiten ocupar un espacio político propio". Estos son los principales puntos de discordia.

Proceso constituyente vs reforma 

Izquierda Unida defendía en su programa electoral la apertura de un proceso constituyente “donde el debate territorial se vincule al debate social, donde los derechos de ciudadanía se liguen indisociablemente a la arquitectura de Estado que planteamos. Una propuesta que permita también una salida social y solidaria de la crisis”. Una impugnación a la totalidad de la Carta Magna que pasa por la redacción de un nuevo texto: “El proceso constituyente es un camino basado en la participación ciudadana, en la creación conjunta de unas nuevas líneas maestras que enmarquen la convivencia futura, partiendo de una mirada al pasado para reivindicar la memoria democrática y el reconocimiento a los hombres y mujeres que lucharon contra el franquismo, en toda su amplitud”. La postura de Podemos, en cambio, es reformista, limitándose a la modificación de cinco artículos y la derogación del 135, modificado en 2011 por el PSOE.

El republicanismo es transversal al programa de Izquierda Unida, mientras que en el programa de Podemos no se menciona en ninguna ocasión

República

El republicanismo es transversal al programa de Izquierda Unida, mientras que en el programa de Podemos no se menciona en ninguna ocasión, al tratarse de una cuestión que no considera prioritaria. La coalición de izquierdas defiende que “la III República se fundamentará en un modelo de Estado federal, defendiéndose el derecho de autodeterminación de los pueblos que conforman el Estado basado en la libre voluntad de las partes en unirse en un proyecto común, como una elección libre y democrática de los pueblos. Necesitamos un cambio político sustancial que conlleve un giro económico, social, cultural y ético radical. A tal cambio la izquierda le llama III República".

Deuda

Ambas formaciones proponen la puesta en marcha de una auditoría de la deuda para su posterior reestructuración, aunque IU introduce el concepto de “deuda odiosa” o ilegítima. Asimismo, la de IU tendría un carácter ciudadano, es decir, “controlada democráticamente por la ciudadanía”, mientras que la que propone Podemos se limita a la acción del Parlamento. En el programa de la formación emergente para las pasadas elecciones se apuesta por “una auditoría de la deuda en sede parlamentaria. Pondremos en marcha una auditoría de la deuda, y pondremos un cuidado especial al auditar la deuda contraída como consecuencia del rescate financiero de la UE para, con ello, poder arrojar luz sobre el proceso de crecimiento y recomposición interna de la deuda que ha experimentado nuestro país en los últimos años”.

Ambos proponen la puesta en marcha de una auditoría de la deuda para su reestructuración, pero IU introduce el concepto de "deuda odiosa"

Tauromaquia

Tanto Podemos como IU proponen la retirada de las subvenciones para los espectáculos con animales que no aseguren el bienestar de estos. Podemos también defendía la modificación de la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural. En el caso de IU se iba más allá, concretando “la prohibición de festejos como el Toro de la Vega o las Becerradas de Algemesí, donde se ocasiona la muerte injustificada y dolorosa a animales de incluso corta edad por simple diversión, así como la prohibición de circos con animales”.

Salario máximo y mínimo

IU propone una subida del SIM anual que llegaría hasta los 1.176 euros en enero de 2019. Las subidas defendidas por Podemos, también progresivas, llegarían a los 950 euros mensuales al cabo de la legislatura. Diferencias de cuantía. Sin embargo, en el programa de IU se introduce también el salario máximo que Podemos obvia. En las empresas públicas el tope salarial sería la cuantía del sueldo del presidente del Gobierno, mientras que en las privadas la retribución del trabajador peor pagado no podría ser más de 10 veces inferior a la del cargo que tuviera un mejor sueldo.

Respecto a las bases de Rota y Morón, Podemos está a favor de mantenerlas, aunque auditando los convenios suscritos con EEUU, e IU reclama cerrarlas

OTAN y bases militares de EEUU

Es uno de los principales puntos de discordia. Podemos busca dotar de una mayor autonomía estratégica tanto a Europa como a España en el seno de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “para lo cual profundizaremos en la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) y en la Europa de la Defensa para afrontar las relaciones con nuestro entorno y las problemáticas globales desde una perspectiva exclusivamente europea. (…) A medio plazo, apoyaremos la compatibilidad de la alianza con una arquitectura de seguridad paneuropea en la que participe Rusia, sobre la base de una reactivación de la Organización”. Izquierda Unida, en cambio, llevaba en su programa un epígrafe titulado “No a la OTAN”, al considerar por diferentes argumentos que supone una amenaza para la paz.

Respecto a las bases de Rota y Morón, Podemos está a favor de mantenerlas, aunque auditando los convenios de defensa suscritos con Estados Unidos, mientras que IU reclama cerrarlas. “Las bases de la OTAN son una subordinación de nuestra seguridad a la de los EEUU y la cesión de nuestra soberanía a los Estados Unidos de Rota y Morón, recogía en su programa la coalición de izquierdas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios