foro político de el confidencial, dym y banco sabadell

"El PSOE no quiso pactar con Podemos. El acuerdo con C’s lo blindaba frente a Iglesias"

Cuatro reconocidos intelectuales analizan todas las causas por las que las fuerzas políticas no fueron capaces de llegar a un acuerdo y los españoles deberán votar de nuevo en junio

Foto: José Antonio Zarzalejos (i), Julián Santamaría (c) y Gabriel Colomé, durante el foro. (Jorge Álvaro)
José Antonio Zarzalejos (i), Julián Santamaría (c) y Gabriel Colomé, durante el foro. (Jorge Álvaro)

La política española sigue protagonizando situaciones inéditas. Tras cuatro meses de negociaciones, el Rey confirmó que no nombrará un nuevo candidato, al carecer todos ellos de los apoyos suficientes para hacerse con la confianza de la Cámara Baja, y que los españoles acudirán a las urnas el próximo 26 de junio. Ante un panorama absolutamente novedoso en España y con la fuerte irrupción de nuevas fuerzas políticas que acabaron con el bipartidismo, El Confidencial, en colaboración con DYM y Banco Sabadell, organizó este miércoles en Madrid un debate -bajo el título de 'Pactos o elecciones, ¿qué le conviene a España?'- con cuatro intelectuales políticos que analizaron cómo se ha llegado a la situación actual y cómo afrontarán los principales partidos la vuelta a las urnas.

Edurne Uriarte, catedrática de Comunicación política por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y colaboradora en varios medios de comunicación, no tiene dudas sobre el hecho esencial que explica por qué España irá a unas nuevas elecciones: el veto de Pedro Sánchez al PP de Mariano Rajoy. "Eso es lo que ha sucedido en estos cuatro meses. El líder del PSOE fue claro al decir que ni votaría sí ni se abstendría en un Gobierno del PP", afirma. Para la profesora, la vía que realmente conviene para el futuro del país pasaría por un gran acuerdo entre los dos principales partidos, opción que solo podría ocurrir "si el PSOE cambiara a su líder tras el 26-J".

Una visión muy distinta a la de Gabriel Colomé, profesor de Comunicación política de la Universidad Autónoma de Barcelona, que insiste en que PP y PSOE deben seguir siendo una alternativa mutua. El profesor catalán asegura incluso que la imposibilidad de haber llegado a un acuerdo no fue tanto por una cuestión de vetos particulares -que señalaba Uriarte- sino que en realidad "PP y Podemos decidieron que no habría Gobierno". Colomé asegura que el escenario creado tras el 20 de diciembre es absoluta "ciencia ficción" y además señala que, en su opinión, no habrá cambios sustanciales tras los nuevos comicios. "Puede haber matices a partir del 26-J, pero la foto está fijada. La opinión pública es como es", afirma. Sobre la posibilidad del cambio de candidato en Ferraz que podría acercar la posibilidad de una gran coalición, Colomé afirma que solo "un cataclismo" podría expulsar del liderazgo a Sánchez, que habría salido reforzado de estos meses al frente de las negociaciones.

Julián Santamaría, catedrático de Comunicación política por la Universidad Complutense de Madrid, hace un análisis causal de las nuevas elecciones en base a la llegada de las nuevas fuerzas políticas. El profesor e intelectual tiene claro que un pacto era casi imposible, teniendo en cuenta que Ciudadanos y Podemos "no tenían el objetivo de embellecer la política española" con su llegada, sino que concurrieron a las elecciones como dos grandes partidos más. "Su aparición no era para completar sino para competir, lo que hace tremendamente difícil la posibilidad de un pacto", explica. Igual que Francesc de Carreras, cuarto ponente en el debate, reconoce dudas acerca de los resultados que arrojará el 26-J. "Aunque no habrá estímulos nuevos, sí veremos una mayor abstención y los distintos electorados pueden cambiar su voto", sugiere.

En efecto, Carreras, catedrático de Derecho constitucional por la Universidad Autónoma de Barcelona -y que firmó el manifiesto de 2005 que alumbraría a Ciudadanos un año más tarde-, confiesa no tener "nada claro" que los resultados vayan a ser muy similares, como muestra la mayoría de encuestas. El también ideólogo de la reforma constitucional que propone la formación liderada por Albert Rivera achaca a los intereses propios de los partidos el fracaso de no haber llegado a un acuerdo. Además, asegura que la posibilidad de que se hubiera conformado una gran alianza de la izquierda no tenía cabida en tanto que "el PSOE nunca ha querido pactar con Podemos". De hecho, el acuerdo firmado entre socialistas y naranjas, en opinión de Carreras, tenía una ventaja clarísima para Sánchez: se blindaba frente a la formación de Pablo Iglesias, al llevar por bandera un documento al que Podemos jamás se sumaría. "Sánchez lo dijo en todas las negociaciones. No tocaría el acuerdo e iría de la mano de Ciudadanos", explicó el jurista barcelonés.

Elecciones Generales

El redactor recomienda