tras reunirse con el rey

Rajoy seguirá defendiendo la gran coalición pese al rechazo de Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones vuelve a tender la mano al PSOE y Ciudadanos y defiende la gran coalición de cara a formar un gobierno estable

Foto: Mariano Rajoy durante la rueda de prensa. (Reuters)
Mariano Rajoy durante la rueda de prensa. (Reuters)

Mariano Rajoy admite que desde la noche del 20-D "era evidente que había que pactar", pero culpa de la repetición de las elecciones a Pedro Sánchez por haberse negado en redondo a dialogar con el Partido Popular pese a ser la primera fuerza política después de esas elecciones. Y ante la inevitable vuelta a las urnas para el 26 de junio apunta al PSOE que "esto (la negativa de su secretario general al diálogo) habrá que corregirlo".

Después de entrevistarse con el Rey y cumplir con la formalidad de reiterar que seguía sin apoyos suficientes para presentarse a una sesión de investidura, el presidente del Gobierno en funciones ha comparecido en el Palacio de La Moncloa para defender su actuación en los últimos cuatro meses de bloqueo institucional.

Rajoy seguirá defendiendo la gran coalición pese al rechazo de Sánchez

Rajoy ha rechazado que la repetición de los comicios suponga un fracaso personal. "No es lo mejor, pero cualquier gobierno de esos que se han intentado hubiera sido peor para España", ha sentenciado sobre las negociaciones de Sánchez con Ciudadanos y Podemos, por separado y luego juntos.

El jefe del Ejecutivo en funciones no ha dado crédito al mensaje del dirigente socialista de que piensa mantener el veto a la negociación con el PP después de los próximos comicios. Lo considera impropio del siglo XXI y de las prácticas habituales en la Unión Europea, tanto en las instituciones comunes como en los gobiernos de buena parte de las naciones.

"No fue posible porque el PSOE no quiso ni hablar", insistió Rajoy al recordar la reunión que mantuvo con el aspirante socialista en La Moncloa el pasado 23 de diciembre, de donde salió el "no, es no" a cualquier diálogo con el PP y el empeño en ser presidente del Gobierno sobre la base de sus 90 escaños.

Mariano Rajoy recalcó que él seguirá defendiendo su fórmula de Ejecutivo constitucionalista de amplia base (PP más PSOE) y el añadido de Ciudadanos, aunque los de Albert Rivera no fueran necesarios para constituir una mayoría. Según el presidente del PP ese entendimiento sirve para apuntalar la recuperación económica, el crecimiento del empleo y la unidad de España. "En lo esencial, estamos de acuerdo", remachó.

Ya para el 26-J, Rajoy dijo que no tocaba hablar de pactos postelectorales, "porque ahora hay que pactar con la gente". El PP, según su presidente, pedirá a los españoles sus votos para constituir tu un Gobierno moderado y estable que se ocupe de los problemas reales: el empleo y la gestión de los servicios esenciales del Estado.

Elecciones Generales

El redactor recomienda