el camino hacia la investidura

Colau insiste en el referéndum y sin temor al 26-J reclama “acabar con esta agonía”

Especialmente crítica con el PSOE, Colau ha afeado a Sánchez que se esté centrando más en cuestiones internas que en "apoyar a la ciudadanía y forzar el cambio, en lugar de retrasarlo"

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de Podemos, durante la asamblea de ICV celebrada este sábado en Barcelona. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de Podemos, durante la asamblea de ICV celebrada este sábado en Barcelona. (EFE)

La alcaldesa de Barcelona e impulsora de En Comú Podem, Ada Colau, no esconde su pesimismo sobre las posibilidades de formar "un Gobierno de progreso" que, según argumenta, es la herramienta que necesitan los denominados "ayuntamientos del cambio" para acabar de desarrollar sus políticas, sociales y económicas. "Hay tiempo aún para formar gobierno", entiende, pero falta voluntad por parte de los socialistas que "sacrificaron un gobierno de cambio para mantener sus equilibrios internos", exlicó esta mañana en un desayuno informativo acompañada, entre otros, de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Alberto Garzón, Rita Maestre o Xavier Domènech. Una estrategia que según añade "no le va hacer ningún favor al país ni a su partido", sobre todo por el hecho de concurrir a una investidura fallida de antemano "con un socio que solo hace vetar los cambios", en referencia a Ciudadanos.

La exportavoz de la PAH ha lamentado las "escenificaciones estériles" reproducidas durante las negociaciones para la formación de gobierno durante las últimas semanas. "No debemos alimentar situaciones de crispación mutúa, pero que decidan que 'sí' o que 'no', no alarguen más esta agonía. El reloj del cambio aún está en marcha y se puede activar si hay voluntad, pero parece que esta partida no da más de sí", ha sentenciado la alcaldesa, aclarando que no hay que temer a la repetición de elecciones.

Especialmente crítica con el PSOE, Colau ha afeado a su aparato se esté centrando más en cuestiones internas que en "apoyar a la ciudadanía y forzar el cambio, en lugar de retrasarlo". La alcaldesa ha dudado de la honestidad, tanto del PSOE como de Ciudadanos, a la hora de negociar y, a pesar de entender que "les pueda asustar el cambio" al tener que adptarse en poco tiempo a la nueva realidad, así como "a su pérdida de la hegemonía", ha defendido que "lo único que nos puede asustar es que nada se mueva".

La alcaldesa de Barcelona considera "positiva" una alianza entre Podemos e IU si se repiten elecciones

En la línea con las reivindicaciones que Colau nunca esconde cada vez que se desplaza a Madrid, ha insistido en la necesidad de desbloquear el conflicto territorial en Cataluña mediante la celebración de un referéndum. Una salida democrática, dice, que no solo reivindican en Cataluña, sino en el resto del Estado de la mano de sus socios (IU, Compromís o las mareas). "Llevamos movilizándonos mucho tiempo para hacer posible ese referéndum y se volvió a confirmar (la voluntad de llevar a cabo) en pasado 20-D". De llevarse a cabo, anticipa, se iniciaría el desbloqueo de la situación "inmovilista" que mantienen el Estado y Cataluña.

La hipótesis cada vez más plausible de una repetición de las elecciones, ha vuelto a poner el foco sobre el margen que existe para generarse una confluencia a nivel estatal entre Podemos e Izquierda Unida-Unidad Popular. Los líderes de ambos partidos coincidieron en el encuentro protagonizado por Colau esta mañana, que no rehuyó a ofrecer su opinión sobre la conveniencia o no de dicha alianza que, según las encuestas, los situaría como segunda fuerza por encima del PSOE. Sin dejar de reconocer las dificultades que entraña, lo cual remarca por experiencia propia, entiende que "el momento nos pide a tods que juntemos fuerzas". En este sentido recalcó que "sería positivo" que hubiese una alianza electoral entre Podemos en IU. 

Garzón, Domènech, Colau, Iglesias, Errejón y Bescansa esta mañana en Madrid. (EFE)
Garzón, Domènech, Colau, Iglesias, Errejón y Bescansa esta mañana en Madrid. (EFE)

El juego de las alianzas que estableció Colau para impulsar Barcelona en Comú, primero, y En Comú Podem, ya en clave de las elecciones generales, no se ha reducido al ámbito preelectoral. La alcaldesa ha reconocido que las negociaciones con el PSC para que entre a formar parte de un Gobierno de coalición en el consistorio de la Ciudad Condal están avanzadas y confía en que se produzca "más pronto que tarde". Colau no ha ahorrado elogios a la hora de reivindicar la figura del exalcalde socialista Pascual Maragall, en su opinión, "el mejor" que tuvo la ciudad, al reivindicar cuestiones fundamentales para ello como "el papel de las ciudades tanto en el Estado como en la UE.

La consolidación del área metropolitana, la mejora de las infraestructuras de transporte con vistas al desarrollo económico, la derogación de la ley de racionalización y sostenibilidad de las administraciones locales o la implantación de medidas de emergencia social son algunas de las principales prioridades de la alcaldesa. "Necesidades", según ha remarcado, para lo que reclama otros "interlocutores" en el Gobierno central que permitan su desarrollo. "El Estado tiene todo paralizado, nos castiga y parece que no nos quiere", ha lamentado. Una situación que califica de "insostenible" y cuya única salida pasa por "desencallar el bloqueo" mediante un nuevo Ejecutivo central "de cambio".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios