piden "respetar la igualdad de los españoles"

Puigdemont y Sánchez se reúnen bajo la amenaza de Rivera de romper el acuerdo

El 'president' espera que Sánchez, que ya se reunió en su momento con Artur Mas, explique su propuesta para la investidura. Ciudadanos se levantará de la mesa si hablan de referéndum

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, firman el acuerdo de investidura. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, firman el acuerdo de investidura. (EFE)

Pedro Sánchez pisa el acelerador. El secretario general del PSOE se reunirá este martes con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. La cita tendrá lugar en el Palau, sede del Gobierno catalán, y será la primera que el sucesor de Artur Mas mantenga con un líder nacional después de su investidura el pasado 10 de enero. Tras esto, Ciudadanos ha dado un paso al frente y ha recordado que existe un tema intocable: la unidad de España.

De esta manera, Sánchez se adelanta al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que aún no se ha reunido con Puigdemont desde que fuera investido 'president' hace dos meses. La reunión con el socialista -a la que no acudirán Albert Rivera ni ningún miembro de su partido- tendrá lugar a las 12:45 y posteriormente comparecerán por separado, en primer lugar Sánchez y después la portavoz del Govern y consejera de Presidencia, Neus Munté.  

Puigdemont y Sánchez se reúnen bajo la amenaza de Rivera de romper el acuerdo

Ante esto, la formación naranja ha advertido a Sánchez de que si se habla de un hipotético referéndum en Cataluña, "se levantarán de la mesa"romperán el acuerdo firmado con el PSOE. 

Puigdemont apremia su "voluntad de diálogo"

Fuentes del Govern han explicado que la decisión de mantener una reunión con Pedro Sánchez se justifica por la "voluntad de diálogo" del socialista, aunque le reiterará que Democràcia i Llibertat (DiL) no apoyará su investidura si no hay una consulta en Cataluña, como reclama Podemos para sentarse a negociar.

La Generalitat espera que Sánchez -que ya se reunió en su momento con el entonces presidente Artur Mas- explique a Puigdemont su propuesta para la investidura, que aunque resultó fallida en el primer intento, podría volver a intentarse en las próximas semanas si consiguiera los apoyos necesarios. De lograrlo, la suma PSOE, Podemos, ERC y DiL facilitaría la presidencia a Sánchez, al sumar 176 votos sobre 350, aunque, por ahora, el PSOE y las dos formaciones soberanistas aseguran estar muy lejos de un acuerdo.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

Ciudadanos exige que no se hable de referéndum 

Ante la inminente reunión, Ciudadanos ha alzado la voz. El secretario de Comunicación de la formación naranja, Fernando de Páramo, ha recordado a Pedro Sánchez que en el encuentro con Carles Puigdemont no puede hablar de "saltarse la legalidad", de un referéndum ni de romper la unidad de España, pues es el "veto político" firmado con Ciudadanos. Si lo hacen, se levantarán de la mesa, ya que piden "respetar la unión e igualdad de todos los españoles".

"Nosotros no controlamos con quién se reúne Pedro Sánchez. No sería lógico que en democracia sea Ciudadanos el que impide reuniones, cuando precisamente estamos abanderando el diálogo", ha afirmado, dejando claro que no irán a la reunión pero advirtiéndoles de que existe un "contrato político" entre las dos formaciones que implica "una serie de condiciones", entre las que está mantener la unidad de España.

Sobre la advertencia de Ciudadanos, el PSC ha salido al paso para defender esta reunión. "No hay que poner líneas rojas al diálogo", ha señalado la portavoz de los socialistas catalanes, Esther Niubó, que deja claro que "deben poder hablar de todo". "Nadie se ha casado con nadie, Pedro Sánchez puede y va a hablar con quien crea que debe hacerlo", ha sentenciado.

Investidura a cambio de una consulta

La reunión entre ambos dirigentes llega casi dos semanas después de que Puigdemont enviara un recado a Podemos y PSOE a través de una carta remitida a 'The Guardian' en la que ofrecía su apoyo a la investidura a cambio de la celebración de un referéndum en Cataluña.

En la misiva, el 'president' proponía una ristra de posibles pactos, entre los que incluía un Gobierno PSOE-Podemos que contaría con el apoyo de los 17 parlamentarios independentistas si "garantizan" la celebración del referéndum.  El dirigente catalán pedía, además, "coraje político" para afrontar la situación actual y señalaba que el referéndum "es la mejor opción posible para España y el resto de Europa".

Se reunió con Artur Mas a dos meses del 9-N

Artur Mas, junto al líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
Artur Mas, junto al líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Esta no es la primera vez que Sánchez pisa el Palau de la Generalitat. Lo hizo por última vez el 3 de septiembre de 2014, cuando se reunió con el entonces presidente Artur Mas a dos meses de celebrarse el proceso participativo del 9 de noviembre sobre la independencia de Cataluña.

El líder socialista afirmó que esa votación era "ilegal" y propuso cambiar la Constitución como alternativa, y el Govern valoró positivamente que el PSOE formulara propuestas, pero insistió en que el objetivo es votar.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios