el gobierno reduce a la mitad el apoyo a fundaciones

FAES busca más financiación privada ante la asfixia por la pérdida de subvenciones

La fundación de Aznar ha visto reducido su presupuesto de cinco millones en 2011 a la previsión, pendiente de la decisión del Gobierno, de quedarse en menos de dos para 2016

Foto: Último campus de FAES, con Rajoy y Aznar en su acto de clausura. (EFE)
Último campus de FAES, con Rajoy y Aznar en su acto de clausura. (EFE)

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que preside José María Aznar se enfrenta en 2016 a un ejercicio económico tan complicado como el de su 'casa madre', el Partido Popular que preside Mariano Rajoy, al perder en las elecciones del 20-D casi el 40% (9,2 millones de euros) de su subvención estatal. Después de reducir sus presupuestos a la mitad desde 2011 (con el PP en el poder), el previsible próximo recorte de subvenciones a cargo del Ejecutivo en funciones o de un hipotético 'Gobierno de cambio' amenaza con asfixiar a una FAES que se esfuerza en reforzar su financiación privada para sobrevivir.

La fundación de Aznar no depende directamente del PP para sostenerse, pero sí de las subvenciones que conceden y sacan a concurso dos ministerios, el de Cultura y el de Asuntos Exteriores. Así ocurre con todas las fundaciones de todos los partidos, con la particularidad de que hasta ahora FAES lograba equilibrar sus presupuestos por la vía privada al conseguir que casi la mitad de sus ingresos procedieran de convenios y aportaciones de entidades privadas y ciudadanos particulares.

Según reconocen en fuentes de la fundación del expresidente del Gobierno, ese modelo se ha agotado después de cinco años de recortes en los ingresos oficiales (los mismos que han sufrido los partidos) y lo complicado que se ha puesto convencer a la 'sociedad civil' para que contribuya a financiar las instituciones dedicadas al debate de ideas, elaboración de programas y formación de cuadros políticos.

La fundación que preside Aznar ha perdido año a año parte de las subvenciones que recibía de dos ministerios: Cultura y Asuntos Exteriores

El desprestigio de la política convencional (solo los movimientos populistas están al alza) y los escándalos que han salpicado a otras fundaciones, como la Ideas del PSOE, con el caso Amy Martin, o la CatDem, utilizada como tapadera de financiación ilegal por Convergència, complican el futuro de ese tipo de instituciones vinculadas a los partidos.

FAES ya ha hecho llegar a la dirección del PP la complejidad del panorama financiero que se le presenta ante la legislatura que empieza. En la sede de Génova tienen sus particulares agobios presupuestarios, después de perder en un solo ejercicio, como consecuencia de las elecciones del 20-D, casi un 40% de sus ingresos. En el reparto de las subvenciones anuales para 2016 aprobadas por el Consejo de Ministros el mes pasado, el PP se quedó con 15,3 millones de euros frente a los 24,5 recibidos en 2015.

Con la llegada de Rajoy al poder en diciembre de 2011, los recortes generales en las subvenciones a los partidos fueron de un 40% en dos tacadas. En el caso de las fundaciones, su suerte financiera corrió en paralelo. FAES ha pasado de un presupuesto global de casi cinco millones de euros con el último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero a la amenaza de quedarse por debajo de los dos millones en el ejercicio que empieza con Rajoy como jefe del Gobierno en funciones.

Opositores venezolanos, en el campus de FAES en 2009. (EFE)
Opositores venezolanos, en el campus de FAES en 2009. (EFE)

La fundación que preside Aznar ha perdido año a año parte de las subvenciones que recibía de los dos ministerios que convocan los correspondientes concursos. En el caso del de Cultura, ha pasado de los 1,2 millones otorgados en 2012, a 758.081 euros en 2013 y a 658.507 euros en agosto pasado. Asuntos Exteriores ha sido más constante, alrededor del medio millón de euros cada año. En total, FAES contaba hasta diciembre con unos ingresos estatales de 1,2 millones y casi otro tanto procedente de aportaciones privadas.

Ambos ministerios tienen pendiente el reparto de subvenciones para este año. Un recorte similar al sufrido por el PP en sus ingresos generales abocaría a FAES a la asfixia y despido de buena parte de su plantilla. Es un panorama similar al que tiene por delante el 'aparato' de Génova, pendiente de saber si el partido sigue en el poder o se va a la oposición, para replantearse su futuro económico y el volumen de la plantilla.

De momento, la gran fundación, creada por Aznar en 2002 antes de dejar el poder para fortalecer el ámbito del pensamiento y los programas políticos del centro derecha, se ha fijado como objetivo para asegurar su supervivencia la búsqueda de donaciones y convenios con el sector privado. Es una vía cada día más complicada pero imprescindible por la que FAES aspira a sumar 726.550 euros y equilibrar sus cuentas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios