Critica sus alusiones a Felipe González

Margallo cree que la "revolución" de Iglesias está cerca: "Sus gestos están ensayados al milímetro"

El ministro de Exteriores considera que Podemos lo que quiere es sobrepasar al PSOE así como alterar la correlación de fuerzas para hacer la revolución que él quiere ante el inminente fracaso de Pedro Sánchez en la segunda votación de investidura

Foto: El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (Efe)
El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (Efe)

“Una posición de supremacía”. Ese es el objetivo de Podemos según el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que cree que Pablo Iglesias intentó con su discurso en el Congreso de este miércoles dejar claro al PSOE que su ideología cercana a “Lenin y Grasmci' es inamovible.

En declaraciones a RNE, Margallo asegura que tanto las palabras como los gestos del líder de Podemos están “ensayados al milímetro”. “Todo está en sus libros”, ha asegurando dejando claro que se ha leído los todos los escritos de Pablo Iglesias. “Ellos van a las Cortes para alterar la correlación de fuerzas para hacer la revolución que él quiere”, extremo que para el ministro de Exteriores está cerca tras el previsible fracaso de Pedro Sánchez en la segunda votación de investidura, prevista para este viernes a partir de las 18:30 horas.

Iglesias quiere sobrepasar al PSOE

Margallo considera que Podemos lo que quiere es sobrepasar al PSOE, idea que el propio Pablo Iglesias ha confirmado este viernes al declarar que ofrecerá un acuerdo a Alberto Garzón para conseguir parte de los más de 923.000 votos que logró el 20D. 

Estas palabras de Margallo llegan casi 48 horas después de asegurar que Iglesias consiguió con sus palabras en la sesión de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, erigirse el "nuevo líder de la izquierda española". De hecho, aseguró que le había gustado su discurso aunque esté "en las antípodas" de lo que él piensa. "Es un lenguaje antiguo que yo no escuchaba desde la facultad pero lo expuso con claridad y convicción", opinó.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez conversan en el Congreso. (Efe)
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez conversan en el Congreso. (Efe)

Critica sus alusiones a Felipe González

Sin embargo, no todo han sido 'halagos' para Pablo Iglesias, ya que el ministro de Asuntos Exteriores en funciones se ha mostrado radicalmente en contra de las palabras que dirigió al expresidente del Gobierno Felipe González. "Me pareció aterradora", ha dicho sobre esta alusión. "Su imagen aludiendo a  la cal viva por el caso Lasa y Zabala es contraria a la de Adolfo Suárez saludando a Dolores Ibárruri 'La Pasionaria' en la transición, que era la imagen de la concordia, de la reconciliación nacional, y lo que Pablo Iglesias es intentar abrir heridas que estaban tapadas", ha criticado. 

Margallo también ha considerado que Pedro Sánchez está dispuesto a ser presidente con cualquiera y ha recordado que el socialista dijo en el debate de investidura "con absoluta claridad" que lo que le gustaría es una alianza de las fuerzas de izquierda con Podemos. Además, ha comentado que esto dejó al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "en una posición un poco desairada en esta especie de vodevil", pues es como decir: "A mí me hubiese gustado casarme con usted pero visto que eso no es posible no tengo más remedio que casarme con Rivera", ha apostillado.

Un "muro de silencio" en los medios de Cataluña

El ministro también ha hecho referencia a la situación en Cataluña y ha recordado el debate que mantuvo con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, el pasado mes de septiembre, apenas unos días antes de las elecciones catalanas. Según él, logró aprovechar "una grieta" en lo que ha llamado "un muro de silencio" en los medios de comunicación en Cataluña.

Según ha dicho, sabía que iba allí a que le diesen "guantazos" y que iba a estar "en desventaja absoluta", pero cree que su obligación era ir porque en Cataluña "hay mucha gente que está angustiada y la obligación de un Gobierno es dar seguridad". "Los españoles que ven amenazado su derecho a ser europeos se merecen que corras algún riesgo", ha defendido, antes de tirar de ironía: "Yo no soy Manolete pero tampoco quiero ser el bombero torero".

Por último, Margallo ha dejado claro que si Cataluña hace una declaración unilateral de independencia "no sería reconocida nunca como Estado" y por lo tanto, no podría ni siquiera pedir la adhesión a la UE, porque el artículo 49 del Tratado dice que pueden pedirla los "Estados europeos". En términos prácticos, ha añadido, eso supondría que el nivel de bienestar de los catalanes caería un 30%.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios