EXIGE ESTAR A LA ALTURA DE LA TRANSICIÓN

Rivera pide "el cambio" que España necesita y afirma que no es más el tiempo de Rajoy

El líder centrista reprochó desde la tribuna a Mariano Rajoy haberle dicho "no" al Rey y afirmó que lo mejor que le puede pasar a España es "un cambio de Gobierno y de políticas"

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el segundo día de debate de investidura. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el segundo día de debate de investidura. (EFE)

Albert Rivera comenzó su intervención en el Congreso de los Diputados antes de las doce de la mañana invocando, como no podía ser de otra manera, a los valores de la Transición y pidió a sus rivales políticos dar a los españoles lo que piden, “que nos parezcamos un poquito a aquellos hombres de Estado” que supieron que era el momento de la Democracia. “Es un orgullo y un honor estar aquí hoy representando a 3,3 millones de españoles, en la Cámara donde se forjó el diálogo, el debate y la concordia”, aseveró el dirigente catalán mencionando a su gran referente de la política española, “el presidente Suárez”.

[Las diez frases de Albert Rivera durante su discurso en el debate]

El dirigente catalán se dirigió en varias ocasiones a Mariano Rajoy para pedirle directamente la suma del PP al acuerdo alcanzado con Pedro Sánchez: "¿Usted qué prefiere, un Gobierno con Podemos y los nacionalistas o uno con Ciudadanos. No entiendo esta pinza tan extraña", aseveró. Rivera se mostró especialmente duro con el jefe de Génova al exigir que le diera "una sola razón" por la que el popular cree que los españoles esperan que sea él quien lidere la nueva etapa política, teniendo en cuenta que nueve millones de españoles eligieron un partido nuevo el 20 de diciembre en las elecciones. "Si usted teniendo la mayoría absoluta no llevó a cabo ninguna de las reformas que el país necesita, por qué lo iba a hacer ahora que tiene que entenderse con otros dos partidos", le reprochó el catalán.

"Yo valoro su trabajo, se encontró un país con un déficit público del 9% y lo dejó en el 5%. Pero usted le dijo que 'no' al Rey. Usted no es creíble", continuó Rivera. "Estoy convencido de que en su partido hay gente que quiere algunas reformas de las 200 acordadas. Y en esta nueva etapa política que merece generosidad y liderazgo, usted demuestra que son otros tiempos, se acabó un tiempo donde los temas importantes se pudren por el paso del tiempo", concluyó. 

Albert Rivera en su escaño junto a algunos de los diputados de Ciudadanos. (EFE)
Albert Rivera en su escaño junto a algunos de los diputados de Ciudadanos. (EFE)

Rivera no dudó en dedicar su segundo turno a hablar de la Jefatura del Estado y su función constitucional, "que consiste en que el Rey se reúne con los distintos grupos políticos" y propone un candidato a la investidura. Los votantes, prosiguió Rivera mirando el sillón vacío del líder popular que se ausentó del hemiciclo, "no entienden por qué Rajoy pasó palabra. O por qué el PP prefiere un Gobierno con nacionalistas en vez de uno constitucionalista con Ciudadanos", insistió. También se dirigió a la bancada de los conservadores para preguntar retóricamente "si alguien cree que [el presidente en funciones] puede ser el azote de la corrupción en España". Para el presidente naranja no hay dudas: "Alguien que no es capaz de limpiar su casa, no puede limpiar el país", y les pidió a los diputados del PP ser "valientes para limpiar y regenerarse".

Rajoy contestó "por alusiones" en un par de minutos al ofrecimiento del líder de Ciudadanos, con un 'no' rotundo. "Si usted quiere hacer presidente del Gobierno a Pedro Sánchez y eso es lo que quiere su partido y sus votantes, ellá usted, pero no obligue al PP", afirmó el presidente en funciones para concluir: "Nosotros, desde luego, no nos presentamos para hacer presidente a Sánchez". También el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, quiso responder a Rivera pero el presidente del Congreso, Patxi López, lo evitó alegando que el Reglamento es claro con los derechos a réplica por alusiones. Hubo rifirrafe entre los diputados del PP y el líder centrista, que aseguró escuchar la palabra "traición" desde las filas conservadoras, y contestó: "Traición fue la que nos hicieron ustedes a muchos catalanes cuando pactaron con el señor Pujol".

Llámeme clásico por pensar que es mejor un profesor de la London School of Economics al frente de la economía, que el señor Monedero

Rivera no desaprovechó su momento y también dedicó algunas palabras a Pablo Iglesias, a quien acusó de estar "más preocupado por Ciudadanos que por el PP", teniendo en cuenta las múltiples menciones que dedicó "a la naranja mecánica" durante sus intervenciones. "Llámeme clásico", le dijo al secretario general de Podemos, "pero en mi partido creemos que es mejor que un profesor de la prestigiosa London School of Economics se ponga al frente de la economía en lugar del señor Monedero". El dirigente catalán criticó a sus rivales políticos, "que recurren a los insultos, se faltan al respeto o dan lecciones de moral" en vez de "ponerse las pilas y trabajar por los españoles, que son los que nos pagan el sueldo".

[Siga en directo el debate de investidura]

Y finalmente, el dirigente catalán defendió la postura adoptada por su formación al tomar las riendas junto a Pedro Sánchez -quien por cierto agradeció nuevamente a Rivera su valentía y coraje-. "Podíamos quedarnos en un rincón con nuestros 40 escaños, pero hemos bajado a la arena y hemos buscado lo que nos une con el Partido Socialista. Lo mejor que le puede pasar a España es que haya cambio de políticas y Gobierno. Nadie tiene la mayoría absoluta, así que seamos un poquito más humildes", asintió mientras pedía a sus rivales de nuevo estar a la altura: "Dejen de pelear, vamos a estar a la altura de las circunstancias y llegaremos a un acuerdo". Por cierto, también quiso cercar a los populares en torno a la reforma de la Constitución, para la que necesitan necesariamente su apoyo. "Les escucho decir que con qué votos sacaremos adelante la reforma. Pues espero que con los suyos y que sean conscientes de los cambios que necesita el país", proclamó Rivera.

María Dolores de Cospedal, Rafael Hernando y Mariano Rajoy miran a Albert Rivera durante su intervención. (EFE)
María Dolores de Cospedal, Rafael Hernando y Mariano Rajoy miran a Albert Rivera durante su intervención. (EFE)

El líder de centro dedicó gran parte de su intervención a enumerar las grandes reformas que el documento acordado con el Partido Socialista hace apenas unos días comprende, desde el pacto nacional por la educación hasta las políticas de protección a los autónomos. “Hay que recuperar a la clase media y trabajadora española. Hay millones de españoles que no llegan a final de mes, millones que trabajan y son pobres, como hay millones de pensionistas que son héroes sacando adelante a sus familias”, afirmó desde la tribuna.

Rivera permaneció muy serio durante la intervención de Pablo Iglesias y sus socios de confluencias, que lo acusaron de ser “el enviado del Ibex 35” y al que el secretario general de Podemos se refirió en más de una ocasión, incluso para recomendarle alguna lectura como ‘El Príncipe’ de Nicolás Maquiavelo. “Léalo que le causará regocijo verse reflejado”, afirmó mientras el presidente de Ciudadanos consultaba sus papeles para preparar su intervención. También Mariano Rajoy arrancó su discurso pasadas las nueve de la mañana calificando de "ficticio e irreal" el intento de Sánchez de resultar investido con un "acuerdo de muy limitada relevancia" -el firmado con Ciudadanos- a pesar de la "gran escenografía". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios