Es noticia
Menú
Podemos rescata los grandes actos en un contexto de desmovilización de cara al 26-J
  1. Elecciones Generales
LA PRECAMPAÑA TOMA FORMA

Podemos rescata los grandes actos en un contexto de desmovilización de cara al 26-J

Podemos teme que se resienta la movilización electoral por el cambio, determinada por la sensación "de un tiempo histórico", si se produce una hipotética repetición de elecciones

Foto: Cierre de la campaña electoral del pasado 20-D en Valencia. (EFE)
Cierre de la campaña electoral del pasado 20-D en Valencia. (EFE)

La ilusión a la que apela Podemos desde su primera campaña electoral en las europeas, y que llegó a su cénit en la recta final de las generales, haciendo realidad la famosa 'remontada', está en horas bajas. Dos meses después del 20-D, la formación no logra fijar el discurso sobre su desacuerdo con los socialistas para sacar a Mariano Rajoy de La Moncloa. Una dirigente de la formación admitía recientemente, en privado, que el actual 'impasse' político generaba hastío en el electorado. De producirse una hipotética repetición de elecciones, añadía, la movilización electoral por el cambio, determinada por la sensación “de un tiempo histórico”, podría resentirse.

Los únicos termómetros de los que se dispone para calibrar este estado de creciente desafección hacia la clase política en general por la falta de acuerdos son los sondeos y, en menor medida, las redes sociales. Ninguno es favorable a las fuerzas del cambio. Según el último sondeo de DYM para El Confidencial, la formación morada baja casi un punto con respecto al 20-D. En este contexto, y ante la posibilidad de una repetición de elecciones el próximo 26 de junio, que ningún partido desea pero para la que todos se preparan ya, Podemos ha puesto en marcha su agenda de grandes actos.

Esta misma semana, celebraba dos actos en Madrid con un cartel excepcional, del que participó toda la cúpula del partido, salvo el secretario general, Pablo Iglesias. El primero de ellos en Vallecas, bastión electoral de Podemos en la capital, donde se dieron cita el pasado miércoles el secretario Político, Íñigo Errejón, el secretario de Organización, Sergio Pascual, la portavoz del grupo valenciano, Àngela Ballester, la diputada por Vizcaya Nagua Alba, el portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Domènech, y el diputado de En Marea Antón Gómez-Reino. Al día siguiente, un nuevo acto con un cartel conformado por Errejón, Irene Montero, Rafa Mayoral y Luis Alegre.

Este fin de semana, con motivo de los actos del Día de Andalucía, la agenda de actos y mítines se intensificó todavía más, con un 'tour' del número dos del partido. La plurinacionalidad que defiende Podemos y centra una de sus principales exigencias para llegar a acuerdos con el PSOE fue uno de los elementos centrales del 'tour'.

Actos todos ellos en los que se defendieron posturas similares a las de Madrid sobre el modelo territorial, con la intención de que en estos lugares cale una exigencia 'a priori' menos digerible que en las nacionalidades históricas. Las críticas de Susana Díaz durante los últimos días se han centrado de hecho en este punto, recordando el enfrentamiento del líder de Podemos y la presidenta andaluza durante la campaña electoral de las generales a cuenta de la supuesta 'independencia' andaluza. La idea fuerza es que “Andalucía no debe ser como las demás, sino como la que más”, defendiendo el estatus de nacionalidad histórica.

La participación de los primeras espadas del partido en estos actos, así como su organización, no tienen nada que envidiar a la precampaña. El eslogan utilizado este fin de semana fue: 'Una Andalucía más justa ocupando el lugar que se merece'. Para el acto central de Granada, incluso se fletaron autobuses desde el resto de provincias.

La precampaña comienza a sentirse en el ambiente. Ninguna formación descarta la hipótesis de la repetición de elecciones y todas preparan el terreno. La pasada semana, el presidente de Congreso, Patxi López, modificó el calendario electoral con dos intenciones claras. La primera, que en caso de repetirse elecciones estas coincidiesen en domingo, el 26-J. La segunda, que el primer día estuviese reservado para la intervención de Pedro Sánchez, sin turno de réplica para la oposición hasta el día siguiente. "El primer mitin de precampaña", como lo calificó el portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón.

La ilusión a la que apela Podemos desde su primera campaña electoral en las europeas, y que llegó a su cénit en la recta final de las generales, haciendo realidad la famosa 'remontada', está en horas bajas. Dos meses después del 20-D, la formación no logra fijar el discurso sobre su desacuerdo con los socialistas para sacar a Mariano Rajoy de La Moncloa. Una dirigente de la formación admitía recientemente, en privado, que el actual 'impasse' político generaba hastío en el electorado. De producirse una hipotética repetición de elecciones, añadía, la movilización electoral por el cambio, determinada por la sensación “de un tiempo histórico”, podría resentirse.

Campañas electorales Íñigo Errejón
El redactor recomienda